Irlandeses ‘sin papeles’ en EE.UU.

Curioso este mundo globalizado donde los capitales no encuentran fronteras, pero las personas se topan con muros infranqueables. El pueblo irlandés, cuya diáspora en el siglo XIX, empujada por la gran hambruna, se extendió por todo el mundo, se ha convertido hoy en un país acogedor de inmigrantes atraídos por el desarrollo espectacular del llamado ‘Tigre celta’ en estas últimas décadas. Sin embargo, la historia no ha cambiado completamente todavía. Hoy, cuando en las noticias se habla de inmigrantes ‘sin papeles’, pensamos en magrebíes que intentan alcanzar en cayucos o pateras las costas del sur de Europa o pensamos en latinoamericanos que intentan cruzar el río Grande persiguiendo el ‘sueño americano’, pero a veces también se trata de europeos indocumentados que viven y trabajan en Estados Unidos. En pleno siglo XXI, ¡continúa habiendo irlandeses ‘sin papeles’ en América del Norte!

De hecho, durante las celebraciones de San Patricio en Washington, las autoridades de la República de Irlanda que fueron recibidas por el Presidente y por los congresistas norteamericanos insistieron mucho en la necesidad de regular a los entre 50.000 y 70.000 irlandeses indocumentados que trabajan en EE.UU. En este sentido, el Congreso tramita un proyecto de Ley de Reforma de la Inmigración que podría resolver esta situación irregular.

Miembros del Lobby Irlandés con camisetas de la campaña

El Lobby Irlandés por la Reforma de la Inmigración (Irish Lobby for Immigration Reform) ha denunciado que muchos irlandeses, por miedo a que no se les permita volver a entrar en los EE.UU., han renunciado a volver a Irlanda por vacaciones, bodas e incluso entierros (lo que resulta especialmente doloroso), sacrificando por tanto la relación con su familia y con su país natal.

Tanto el Taoiseach Bertie Ahern, durante su visita en marzo a la Casa Blanca, como el futuro Viceprimer Ministro de Irlanda del Norte Martin McGuinness, durante un encuentro con el Lobby Irlandés en Dublín hace unos días, coincidían en señalar que “los irlandeses indocumentados han trabajado muy duro y han hecho una importante contribución a la economía y a la vida social norteamericana” y que ya era hora de que se les permita “salir de la sombra” y se les conceda “la ciudadanía”. El Presidente Bush, partidario de esta reforma, aprovechó San Patricio para señalar que “los estadounidenses de origen irlandés nos recuerdan nuestro patrimonio como una nación de inmigrantes y nuestra obligación de seguir siendo una sociedad acogedora”. A ver si se nota.

Con el sistema de inmigración actual, los antepasados de los Presidentes John Fitzgerald Kennedy y Ronald Reagan no hubieran podido entrar legalmente en los EE.UU. Con este argumento, que toca la fibra sensible de los dos principales partidos políticos, y con el peso de los 40 millones de estadounidenses de origen irlandés, sin duda el Lobby conseguirá su objetivo.

Más información en su web. Y en su blog.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Actualidad de Irlanda, Diáspora irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Irlandeses ‘sin papeles’ en EE.UU.

  1. 39escalones dijo:

    Qué paradójico. Otro rasgo más de esta hipocresía o doble personalidad de los políticos norteamericanos. Los estadounidenses no existen como tales más que legalmente; todos son algo más: irlandeses, italianos, polacos, rusos, griegos, mexicanos, puertorriqueños, chinos… ¿Cómo pueden negarse a ellos mismos?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s