Bertie Ahern en apuros

Bertie Ahern La sombra de la corrupción lleva bastante tiempo acosando al Taoiseach (Primer Ministro de la República de Irlanda) Bertie Ahern. Varios ingresos sospechosos recibidos por él y por su amante de entonces Celia Larkin a mediados de los ’90, cuando era Ministro de Economía, están siendo investigados por los tribunales y le han obligado a comparecer. Por supuesto, Ahern, que lleva diez años al frente del Gobierno irlandés y acaba de ser revalidado en las urnas, ha negado todas las acusaciones, escudándose en que se trataba de donativos de empresarios amigos para que pudiera hacer frente a los gastos de su divorcio.

Como cuenta Fertxu, durante los tres días que ha durado su comparecencia ante el Tribunal Mahon, un tribunal especial que investiga la construcción de un gran centro comercial en el oeste de Dublín a mediados de los años noventa, Ahern insistió en su inocencia, puesta en entredicho por el magnate inmobiliario Tom Gilmartin, quien asegura que el entonces Ministro de Economía recibió 80.000 libras irlandesas (unos 100.000 euros) del empresario Owen O’Callaghan a cambio de favores políticos. Además de esas acusaciones, Ahern se ha visto obligado a dar explicaciones sobre el ingreso de 84.000 libras irlandesas (unos 106.000 euros) donadas por diferentes personas y depositadas en cuatro cuentas bancarias -una de ellas de su antigua compañera sentimental- entre 1994 y 1995. El pasado año, el Taoiseach también tuvo que reconocer que aceptó más de 60.000 euros de amigos empresarios en dos ocasiones entre 1993 y 1994 para hacer frente a un costoso divorcio, antes de ascender al cargo de Primer Ministro.

Evidentemente la oposición no ha dejado pasar esta oportunidad. El paso de Ahern por los tribunales les ha permitido justificar la presentación ayer mismo de una moción de censura (o de no-confianza, como se llama allí). Enda Kenny, el líder de la principal fuerza opositora, Fine Gael, ha defendido la moción ante la “conducta poco creíble” demostrada por Ahern durante sus intervenciones ante el tribunal especial. El Taoiseach, según Kenny, “no actuó correctamente cuando aceptó grandes sumas de dinero, no ha cooperado plenamente con el tribunal y no ha dicho la verdad al pueblo irlandés”.

Ayer, día 26, tras un duro debate de tres horas de duración, los diputados del Partido Verde y de Demócratas Progresistas, socios del Fianna Fáil en el gobierno de coalición, decidieron apoyar a Ahern aun admitiendo que esos pagos vulneraban las normas éticas y a pesar de que, según la oposición, Ahern obstruyó y mintió durante las investigaciones. La moción de desconfianza presentada por Fine Gael obtuvo el respaldo del Partido Laborista y del Sinn Féin. La victoria de Bertie Ahern fue bastante ajustada: el resultado de la votación fue de 81 votos en contra de la moción  y 76 a favor. No obstante, el Primer Ministro aún deberá declarar en los próximos meses en el marco de la investigación por este caso.

El portavoz del Sinn Féin en el Dáil [Parlamento irlandés], Caoimhghín Ó Caoláin, argumentó el apoyo de los republicanos a la moción de censura en que ellos “no confían en este Taoiseach ni en este Gobierno por las políticas desastrosas desarrolladas desde 1997. Han despilfarrado la prosperidad sin precedentes de la economía irlandesa. Han fracasado en la construcción de una sociedad más justa. Han gestionado nuestros servicios públicos de forma desastrosa y han perseguido la privatización que ha socavado esos servicios. Ningún gobierno antes había tenido tantas oportunidades, tantos recursos, tanta capacidad de planear el futuro, tanta riqueza para distribuirla con justicia. Pero el Fianna Fáil y los PDs bajo este Taoiseach han dejado miserablemente de usar esas enormes ventajas en el interés público. (…) El testimonio del Taoiseach en el Tribunal Mahon ha suscitado más preguntas que las que ha respondido. Se han expuesto contradicciones y se ha socavado la credibilidad del Taoiseach. El foco del Gobierno se ha alejado de los asuntos serios. En lugar de hacer su trabajo, ministro tras ministro están saliendo a defender al Taoiseach. Nunca he visto a un gobierno tan mal preparado para volver al Dáil como éste. Esto es profundamente preocupante dados los serios retos que afrontan la economía y nuestros servicios públicos. Por estas razones no podemos tener ninguna confianza en este Taoiseach y en este Gobierno”.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Actualidad de Irlanda, Política irlandesa y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Bertie Ahern en apuros

  1. Pingback: Los problemas de Bertie Ahern « Innisfree

  2. Pingback: Dimite Bertie Ahern, acusado de corrupción « Innisfree

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s