Un niño de cada cinco se va a dormir con hambre en Irlanda

El titular del Irish Times es llamativo. Sirve para reflejar los efectos de la crisis en la vida cotidiana de las familias irlandesas. La encuesta, recientemente publicada, es de 2010. Eso sí, en 2006, en pleno milagro económico del Tigre Celta, ya eran un 17% los niños que se iban a la cama con hambre, señal de que la prosperidad no lo fue para todos. Aquí tenéis la información acerca de la Encuesta sobre el Comportamiento de la Salud en niños en edad escolar:

Uno de cada cinco niños irlandeses reconoce haber ido al colegio o a la cama con hambre en 2010 porque no había suficiente comida en casa, de acuerdo con la Encuesta sobre el Comportamiento de la Salud en niños en edad escolar. Se trata de un 4 por ciento más que en las conclusiones de 2006.

Cuando se les preguntó a los niños encuestados con qué frecuencia iban al colegio o a la cama con hambre porque no había suficiente comida en casa, el 21 por ciento respondieron afirmativamente, en comparación con el 17 por ciento en la encuesta publicada hace seis años.

Los niños más pequeños y los niños de clase social baja tenían significativamente más probabilidades de haber pasado hambre que los niños mayores y los de otra clase social.

Ha habido pocos cambios en el número de niños que respondieron que hacen ejercicio cuatro o más veces a la semana, con un 51 por ciento en 2010, en comparación con el 53 por ciento en 2006.

Más de la cuarta parte de las personas de entre 15 y 17 años reconocieron haber tenido relaciones sexuales. En este caso,  los chicos y los de clase social baja eran más propensos a reconocer la práctica del sexo.

De los que respondieron haber mantenido relaciones sexuales, el 93 por ciento dijeron que habían utilizado un preservativo la última vez que lo hicieron, mientras que el 59 por ciento dijeron que habían usado la píldora anticonceptiva.

Ha habido una disminución en las respuestas acerca  de consumo de tabaco, alcohol y cannabis entre los escolares desde la última encuesta en 2006.

El número de los que reconocían que fumaban se redujo desde el 15 por ciento hace seis años al 12 por ciento en 2010, mientras que la proporción de niños que dijeron que habían fumado alguna vez se redujo del 36 por ciento al 27 por ciento.

El número de niñas mayores que dijeron que habían fumado alguna vez se redujo del 57 por ciento en 2006 al 47 por ciento en 2010.

El consumo de alcohol también disminuyó, con un 46 por ciento de los niños que reconocían beber siempre en comparación con el 53 por ciento en 2006.

La proporción de los que se reconocieron como bebedores a día de hoy y los que se habían emborrachado en los últimos 30 días también se redujo. Los niños de clases sociales más bajas tenían más probabilidades de haber sido “muy borracho”.

El número de niños que consumieron cannabis en los últimos 12 meses se redujo a la mitad entre 2006, cuando el 16 por ciento de los niños reconoció que lo habían hecho, al 8 por ciento en 2010. El número de los que reconocieron haber consumido cannabis en los últimos 30 días también se redujo de un 7 por ciento en 2006 al 5 por ciento en 2010.

Un tercio de los niños dijo que estaban en excelente estado de salud, la mitad respondió que se sentía “muy feliz” y más de las tres cuartas partes tenían “alta satisfacción”. Los niños más pequeños y los chicos tendían más a informar de la salud positiva. Los niños clase social baja eran menos tendentes a hablar de una salud excelente y de alta satisfacción.

Al presentar el informe, el Ministro de Salud, el Dr. James Reilly, declaró que, mientras se sentía alentado por la reducción en el consumo de tabaco alcohol y drogas y por la disminución de las lesiones entre los escolares, aún queda mucho por hacer.

“Yo estoy muy preocupado por las estadísticas acerca del ejercicio y la actividad física y el número de niños que todavía padecen hambre, ya sea ir a la escuela o ir a la cama por la noche “, declaró el ministro, que estaría en conversaciones con su colega, la Ministra de Asuntos de Infancia y Juventud Frances Fitzgerald, para examinar esta información y las acciones necesarias para abordar estas cuestiones.

La Encuesta sobre el Comportamiento de la Salud en niños en edad escolar 2010 es un estudio transversal, en colaboración con la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud, se realiza cada cuatro años. En 2010 participaron 43 países y regiones.

Un total de 16.060 niños y niñas de entre 9 y 18 años de 256 escuelas de toda Irlanda participaron en la encuesta.

La encuesta irlandesa se llevó a cabo por el Centro de Investigación y Promoción en Salud de la Universidad Nacional de Irlanda (NUI) de Galway. El objetivo de la encuesta es aumentar nuestra comprensión acerca de la salud, el bienestar y las conductas de salud de los jóvenes y su contexto social.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sociedad irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un niño de cada cinco se va a dormir con hambre en Irlanda

  1. elmundoesmeralda dijo:

    Hace poco, un mosén dijo: “Cuando me preguntan qué puedo hacer por los pobres que viven en la calle y tienen frío, les digo: no recéis, dadles primero una manta y luego rezad todo lo que querais”. La pobreza no entiende de geografía.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s