‘A gollada d’o bosque’, vista por el traductor Pascual Miguel

[Intervención de Pascual Miguel Ballestín, traductor de La mirada del bosque al aragonés, A gollada d'o bosque, durante su presentación en Zaragoza el 18 de mayo de 2012. Como es propio, el traductor intervino en aragonés.] 

Ola, buena tardi a toz: güei mos chuntamos aquí ta presentar u re-presentar a nobela de Chesús Yuste en a suya bersión en luenga aragonesa u en a suya traduzión en aragonés. A yo, como tradutor d’a nobela, me pertoca fablar en iste auto más que más de cómo s’ha feito lo prozeso de contar a mesma istoria pero en atra luenga.

Bi ha muitas esplicazions diferens que definen o conzeuto de traduzión. A esplicazión más curta puede estar que siga a mazada italiana que diz: «Traduttore, traditore» tradutor, traidor, y bien puede estar que no le manque razón. Ta yo a traduzión ye como un bin que se trescola d’una cuba t’atra. Si o bin fa un taste bueno en un puesto, en l’atro tamién. Si ye dulze cal que siga dulze y si l’orichinal ye aspro, cal que o resultau tamién siga aspro. Si o bin, por meter un caso, ye un tinto d’istos de dezisiete graus de Lezera que tinta o baso, no puede estar que d’astí faigamos moscatel, mistela u calimocho, cal que o resultau siga un bin rezio. Exemplos de malas traduzions u interpretazions manipoliadas podrían estar as peliclas de Walt Disney, que ameran o bin orichinal d’a istoria ta que o resultau siga cualcosa dulza y sin d’alcol, como colacola.

Pero bien puede estar que o más poliu que he leito sobre o conzeuto de traduzión siga un parrafo d’un testo d’Aleksey Yéschenco escrito iste mesmo mes, t’a presentazión de dos libros aragoneses traduzius t’o ruso.

Diz asinas: “Cuando el traductor asume la traducción como un penoso bregar contra el cúmulo de dificultades el resultado de su trabajo no será otro que el fracaso; la clave del éxito de una traducción está en aceptar esta labor como un regalo del destino –o del autor del original– que pone en manos del traductor una joya, un complicadísimo artefacto montado palabra a palabra, y el traductor se deleita desmontando esta joya para ir sustituyendo sus diminutas piezas por otras, sacadas del repertorio que le ofrece el idioma meta”.

Con respeuto a la nobela que presentamos güei, lo primero ye dezir que ye de buen leyer. No ye literatura chobenil, pero por a suya trama d’intriga fa una uloreta a Los Cinco d’Enyd Blyton u a Agatha Christie.

Por o suyo conteniu, ye una buena introduzión a la cultura y a soziedá irlandesa, se nota que ye escrita por una persona que tiene prous conoximientos d’Irlanda y, más que más, que ye escrita con muito cariño, custión que tamién emos quiesto que chupa la traduzión.

En a traduzión, emos prebau de dar-le un ton relaxau, ficando chiros lingüisticos que l’alporten una naturalidá que una traduzión más literal no’n tendría nunca. D’isto, en asabelas ocasions, tien a culpa un tocayo de l’autor, Chesús Casaus, que ha feito asabelas alportazions ta dixar a “bersión aragonesa” d’ista nobela que güei se presenta con una sabor más coloquial, por un regular en bellas charradetas entre presonaches an que bi ha una morfuga de complizidá.

Como exemplos, podemos nombrar:

-leer entre líneas: beyer a fuina entre as matas (pax. 57.3)

-ganchos de izquierda: puñadas bueltas de cucha (pax. 67.6)

-es normal: ye cuasi d’obligazión (pax. 76.2)

-se le iluminó la cara visiblemente esperanzado: se le metió a cara de falaguera (80.5)

-al sentirse ridículo: en parar cuenta que feba o birontón (82.2)

Atras curiosidaz d’a traduzión son bellas dificultaz que se troban cuan prebas de bulcar ta l’aragonés bellas parabras. Por exemplo:

Bufet: parabra d’orixen franzés que se gosa emplegar cuan se fabla d’o puesto an que treballan os abogaus, por dezir un caso. Problema: bufet en aragonés ye o mesmo que boforón (culo). Por ixo ha caliu emplegar “ofezina”.

Huella dactilar: problema, creigo que nunca no s’han escrito en aragonés ixas parabras: cómo se diz “huella dactilar” en aragonés? Parando cuenta que no amanixe en garra dizionario, que no queda bien emplegar formas como racada, rastrera, galocha, rodera, patada…: s’ha pillau a forma “ditalada”, que s’emplega con o sinnificau de “dedada; porción que se puede tomar con el dedo; huella que deja el dedo sucio”.

Ta qui encara no s’aiga leito iste libro, dezir-le que, cuan lo leiga, i trobará, apegalladas como si estasen carambels, informazions sobre a gastronomía, a istoria, os esportes gaelicos, a mitolochía, a mosica irlandesa, cómo se tira una buena Guinness, u a realidá sozial, relichiosa y pulitica d’un país que tiene muitos paralelismos con o de nusatros y que ha pasau en os zaguers años d’estar “o tigre zelta” a tener a rariza onor d’estar, con nusatros, un tozino, que podébanos clamar “o tozino zelta”, uno d’os PIIGS d’Europa.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Aragón-Irlanda, La mirada del bosque, Literatura. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s