Los hijos de Lir

Los hijos de Lir (de Oisin Kelly), en el Garden of Remembrance de Dublin

En los tiempos en que los cinco reyes de Irlanda (los Tuatha Dé Dannan) competían entre sí por la supremacía en la isla, la mayoría de ellos acordó elegir a Boadbh Dearg para encarnar el máximo poder. Sólo el rey Lir de Sidhe Fionna se negó a aceptar el acuerdo. Demostrando buen talante, el nuevo rey de Irlanda, en lugar de ordenar la destrucción de su rival, le ofreció como esposa a una de sus tres hijas adoptivas como gesto de reconciliación. Entre Aeb, Aoife y Albha, Lir escogió a la mayor de ellas, que le dio dos gemelos, una niña Fionnuala y un niño Aodh, y luego otros dos hijos gemelos, Conn y Fiachra, en un corto pero feliz matrimonio. Lamentablemente Aeb murió en el parto de los dos últimos. Lir quedó desolado y su suegro el rey le ofreció entonces la mano de su segunda hija, Aoife, para que le consolara.

Aoife no tuvo hijos propios, pero ejerció como una verdadera madre para los cuatro niños. Los amó realmente, hasta que el veneno de los celos empezó a adueñarse de ella. Aoife empezó a sentirse desplazada por el amor que Lir mostraba a los niños, así que comenzó a tramar un plan. Con la excusa de llevarlos a pasar una temporada a casa de su abuelo Boadbh Dearg, los sacó del castillo de Sidhe Fionna y durante el viaje, mientras se bañaban en el lago Derravaragh, en un momento de descanso, Aoife les echó una maldición a los niños, transformándolos en cisnes. Les condenó a permanecer en ese lago 300 años, otros 300 en el mar entre Irlanda y Escocia y 300 más en la costa oeste. Sólo cuando llegara la nueva fe a Irlanda y una mujer del sur (la princesa Deoch de Munster) se uniera a un hombre del norte (el príncipe Lairgean de Connaught) podrían recuperar su forma humana. Como generosa concesión, Aoife les permitió conservar sus voces humanas: “No habrá música en el mundo que iguale a la vuestra, a la lastimera música que vosotros cantaréis”.

Pronto, Lir y Boadbh Dearg descubrieron la verdad. El rey como castigo transformó a Aoife en demonio del aire por toda la eternidad (alguna versión habla de que la convirtió en un cuervo). Lir pasó el resto de sus días viviendo a orillas del lago para escuchar a sus hijos cantar su desgracia. Pasaron 300 años, y los cisnes se fueron hasta el frío mar de Moyle. Todos los que conocieron siendo humanos ya habían desaparecido. El paso del tiempo iba acercando los sucesos prometidos. Los cisnes fueron a vivir con MacCaomhog, que había sido discípulo de San Patricio. La reina Deoch oyó hablar de los cisnes y se encaprichó con ellos. Cuando su marido Lairgean fue a pedírselos a MacCaomhog para llevárselos consigo, los cisnes empezaron a recobrar su forma humana, pero ya no eran niños, sino ancianos de mil años a punto de morir. Lairgean se asustó al verlos y Fionnuala le pidió a MacCaomog que los bautizara y que después los enterrara a todos juntos, de pie, en la misma tumba. Así fue. Así se cumplió el destino de los hijos de Lir.

Esta leyenda forma parte del Ciclo Mitológico irlandés.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Leyendas irlandesas. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Los hijos de Lir

  1. quaid dijo:

    muy buena historia, no conozco mucho de la mitologia irlandesa, pero esta es muy buena.

  2. Mar dijo:

    Acabo de volver de Irlanda y escribiendo mi crónica de viaje en mi blog, descubro el vuestro. ¡Felicidades, me habéis hecho revivir las maravilosas sensaciones del viaje!

  3. Andrea Nantes dijo:

    Bonita historia, aunque me gustaria que se publicaran más, y si alguien me puede enviar textos sobre leyendas de Irlanda, yo encantada, porque amo ese país y todo lo que tenga que veer con él. De hecho, estoy ahorrando para hacer un viaje a Irlanda cuando ya esté en la universidad. Y dicen que se parece mucho a Galicia, la tierra donde vivo yo, sólo que Irlanda es más verde.

  4. Carolina dijo:

    Es mouy buena la historia e interesante.yo tengo un pariente que vive en Inglaterra y estoy seegura de que debe conocer la historia!
    Me gustaria saber mas de la leyenda…

  5. Jenny dijo:

    Estoy en Irlanda en estos momentos y la verdad esk este lugar me apasiona toda su historia, sus lugares;estaba buscando la leyenda de killarney y me e encontrado con esta otra k tb me gusta un monton felicidades por elegir esta leyenda y k te siga gustando Irlanda tanto como espero k me guste a mi cuando vuelva a casa

  6. Marlene dijo:

    Me encanta esta cultura la adoro

  7. belen dijo:

    estoy ahora mismo en irlanda me parece asombroso

  8. sandra dijo:

    conxi sandra belen a.x.s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s