Un cirujano de Limerick en la Torre del Trovador

Vista del Palacio de La Aljaferia en Zaragoza.Mi amigo Chema, al conocer mi interés por todo lo irlandés, me habló hace unos meses de la enigmática inscripción que existe en una de las paredes de la Torre del Homenaje del Palacio de la Aljafería, un precioso palacio almenado del siglo XI que, tras su excelente restauración, es hoy uno de los principales atractivos turísticos de Zaragoza, mi ciudad. (Os invito a realizar una visita virtual, pulsando aquí). Palacio musulmán primero y residencia de verano de los Reyes Católicos Graffittis en la Torre del Trovador (Palacio de La Aljaferia, de Zaragoza)después, en la actualidad es la sede de las Cortes de Aragón, el Parlamento aragonés. A lo largo de los siglos este monumento ha sido casi de todo: llegó a ser incluso cárcel de la Inquisición. Precisamente la Torre del Homenaje sirvió de mazmorra para los perseguidos de la época. Esa torre se conoce hoy como ‘del Trovador’, debido a la ópera de Giusseppe Verdi, ‘Il trovatore’, ambientada en este mismo escenario, tan apropiado, por cierto, para la literatura y la música del romanticismo.

Pues en una de las paredes de esa torre, entre las muchas inscripciones de los prisioneros que se conservan en la actualidad, destaca una que claramente dice lo siguiente: “Jn. Bold, surgeon from the City Limerick. 1781”. Se trata de un tal John (o quizá James) Bold, cirujano de la ciudad de Limerick. ¿Qué hacía un cirujano de Limerick preso en la Aljafería de Zaragoza?

Inscripción de un cirujano irlandés en la Torre del Trovador (Palacio de La Aljaferia, de Zaragoza)
Hoy Limerick (Luimneach) es una pequeña ciudad de 52.000 habitantes, bañada por el río Shannon y ubicada en el centro de la provincia de Munster, al sur de la República de Irlanda. La que fuera escenario de la extrema pobreza narrada por Frank McCourt en ‘Las cenizas de Ángela’ es hoy la próspera sede de importantes empresas tecnológicas (como Dell o Analog Devices, entre otras). ¿Cómo era Limerick en el siglo XVIII? Era una floreciente ciudad comercial. ¿Qué motivó a un cirujano de allí a venir aquí? Tras la Guerra de Sucesión entre los partidarios de la dinastía de los Austrias y la de los Borbones, que acabaron triunfando, la Zaragoza de entonces era la capital de un Reino (el de Aragón) que, por derecho de conquista, acababa de perder, en 1707, sus derechos y libertades y sus instituciones propias.

Recientemente César Pérez, en un diario local, haciéndose eco también de este misterioso “grafiti dieciochesco” (como lo define), recuerda que el historiador Saint Simon citaba, al hablar de Felipe V (el primer rey Borbon en las Españas) y de su corte en Zaragoza en 1711, a un cirujano irlandés que trataba a la reina enferma de viruela. No me imagino al cirujano de la familia real que fuera a parar a la cárcel… ¡70 años después! Longevidad inapropiada, evidentemente.

Surfeando por Internet he descubierto varios médicos y cirujanos irlandeses que trabajaron en la España del siglo XVIII, pero ninguno se llamaba Bold. Por cierto, el sistema de las inoculaciones para prevenir la viruela lo emplea por primera vez en España el médico irlandés Gorman, tras haberlo aprendido en Londres. ¿Fue él quien atendió a la reina en 1711? Por otra parte, también he hallado, en el Directorio de Limerick de 1769, un tal James Bold entre los farmacéuticos de Limerick, pero ninguno entre la larga lista de cirujanos residentes en dicha ciudad.

¿Podremos resolver algún día este misterio? Amigos y amigas de Innisfree, os pido ayuda para intentar descubrir quién es el cirujano preso en La Aljafería de Zaragoza y cómo llegó allí. Si tenéis alguna pista o algún indicio, no dudéis en hacérmelo saber. Gracias.

Seguiremos informando.

Esta entrada fue publicada en Aragón-Irlanda, Curiosidades, Historia de Irlanda. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Un cirujano de Limerick en la Torre del Trovador

  1. 39escalones dijo:

    ¡Qué interesante! Nos ponemos manos a la obra a ver si averiguamos algo.
    Un abrazo

  2. entrenomadas dijo:

    Interesante post. Una sugerencia: debería contarse esta historia en los folletos de información. Algo así no debe tenerse tan oculto. Creo que cualquiera querría una historia así para su ciudad.
    Un abrazo,

  3. samimi dijo:

    Muy curioso el post. Recomiendo la visita al palacio de la Aljafería, una verdadera joya.

  4. rosefieldterrace dijo:

    Me ha parecido muy interesante este hecho. Voy a indagar lo que pueda

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s