Los problemas de Bertie Ahern

Bertie Ahern, Taoiseach de Irlanda

Según la más reciente encuesta del Irish Times, el apoyo popular al Gobierno Ahern cae espectacularmente ¡¡15 puntos!! El Fianna Fáil, si hubiera elecciones ahora, obtendría 9 puntos menos de los que obtuvo en las urnas en mayo (cuando ganó por tercera vez consecutiva). Por su parte, la segunda y la tercera fuerzas políticas, Fine Gael y el Partido Laborista, crecerían 4 y 5 puntos respectivamente. Por primera vez en 20 años, el Fine Gael estaría a sólo 2 puntos del Fianna Fáil.

Y es que a Bertie Ahern se le van acumulando los problemas: a la investigación por parte del Tribunal Mahon sobre sus ingresos irregulares y posible corrupción, se le ha sumado ahora el escándalo por la subida de sueldos de los miembros del Gobierno, una medida muy impopular en un contexto de recortes sanitarios y de incertidumbres económicas (la compañía nacional Aer Lingus ha abandonado el aeropuerto de Shannon en la costa oeste, por ejemplo). Casi seis meses después de su última victoria electoral, la popularidad del líder del Fianna Fáil ha caído sensiblemente.

Ahern gana más que Bush
Y es que el último escándalo ha sido la decisión del Taoiseach (primer ministro irlandés) Bertie Ahern de aumentarse el sueldo en 38.000 euros anuales, hasta los 310.000, con lo que supera en ingresos a muchos líderes mundiales. La polémica decisión ha provocado el rechazo de la oposición y de los ciudadanos: «Borracho de poder y alejado de la realidad», en palabras del Fine Gael, principal partido opositor. La decisión de Ahern de incrementar entre un 12 y un 15,6 por ciento la paga del Taoiseach y la de los Ministros escandaliza cuando se producen recortes en la sanidad y precisamente cuando la boyante economía irlandesa parece entrar en un periodo de enfriamiento. Además, resulta inevitable que la ciudadanía compare el nuevo salario del Taoiseach (310.000 euros) con el de sus colegas estadounidense, George W. Bush, y británico, Gordon Brown, que reciben unos 280.000 y 268.000 euros, respectivamente. Más lejos de Ahern se sitúan otros líderes europeos, como el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero (87.552 euros).

El año pasado ya dio que hablar que Ahern se gastara unos 27.000 euros al año en maquillaje. Lejos queda ya la imagen campechana y sencilla del Primer Ministro, que, a pesar de andar de tribunales investigado por corrupción, logró el pasado mayo en las urnas un tercer mandato consecutivo. Parece que se le ha subido a la cabeza.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los problemas de Bertie Ahern

  1. Pingback: Gerry Adams, el político más popular en Irlanda « Innisfree

  2. Pingback: Dimite Bertie Ahern, acusado de corrupción « Innisfree

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s