‘Cruzar el Boyne’

Bertie Ahern e Ian Paisley, El editorial del último número de la revista republicana An Phoblacht está dedicado a analizar el acto de Bertie Ahern e Ian Paisley en el Centro de interpretación de la Batalla del Boyne del pasado martes. Desde la guerra guillermita (conocida también como jacobita) de finales del siglo XVII hasta la más rabiosa actualidad del proceso de paz norirlandés. Conclusión: muy bien que los unionistas den por acabado el tradicional discurso sectario orangista, pero también hace falta que pongan fin al bloqueo en el traspaso competencial al gobierno del Norte que se había pactado en los acuerdos de paz. Así de claro.

.

Cruzar el Boyne

[Editorial de An Phoblacht]

.

Ninguna sección del pueblo irlandés debe nada a la memoria de Guillermo de Orange o de Jacobo II, dos monarcas extranjeros que emprendieron la guerra por la supremacía de Irlanda y de Gran Bretaña a costa de ríos de sangre irlandesa. Las guerras guillermitas anunciaron una era de opresión. En los años posteriores el nombre del Rey Billy fue invocado para justificar el sectarismo y para disimular los peores excesos del lealismo detrás de banderas pintadas.

La participación de los miembros de las órdenes lealistas [Orden de Orange, entre otras] y del Primer Ministro Ian Paisley, del DUP, en la inauguración del Centro de la Batalla del Boyne en el condado de Meath esta semana demuestra cuánto se ha cambiado. Era simbólica y práctica. Simbolizó un nuevo reparto político en esta isla y una nueva relación entre diversas secciones del pueblo irlandés. En términos prácticos agregó un nuevo elemento a nuestro patrimonio y una atracción importante que debe aumentar el número de visitantes de la comunidad unionista del otro lado de la frontera.

Los sucesivos líderes unionistas intentaron mantener la mentira de que el estado de los 26 Condados [la República de Irlanda] era “un país extranjero” y esta falacia ahora ha sido bien socavada de verdad. Los unionistas están en el gobierno con el Sinn Féin y los ministros unionistas están participando en el Consejo Ministerial Panirlandés y están trabajando a las instituciones panirlandesas. El papel de Londres está disminuyendo en los asuntos de los Seis Condados [Irlanda del Norte].

El progreso ha sido muy significativo pero queda mucho por hacer. Es absolutamente crítico que se mantenga el ímpetu en el proceso político y que el desarrollo del Acuerdo del Viernes Santo y del Acuerdo del St. Andrew’s continúe a ritmo acelerado. Y no hay asunto más crucial que la necesidad de la prometida transferencia de poderes de Policía y Justicia de Londres a Belfast.

La transferencia fue prometida para mayo de 2008. El DUP ha intentado evitar que se cumpliera el plazo. Eso es inaceptable. La Policía es una piedra angular de la nueva situación política y para que los acuerdos funcionen para toda la gente es esencial que este ámbito fundamental de la política esté situado en Belfast y no en Londres. No hay objeción válida a la transferencia y los Gobiernos irlandés y británico deben asegurar la rápida puesta en marcha de este compromiso.

Esta entrada fue publicada en Historia de Irlanda, Proceso de paz. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ‘Cruzar el Boyne’

  1. Asusta verles empuñando dos espadas pero es más por recreación histórica que otra cosa.

    Poco a poco, primero acabar con los discursos que encasillan a cada facción y luego empezar a gobernar realmente con democracia ambos partidos hasta conseguir que Irlanda vuelva a ser libre.

    Saludos,
    Luis Tolkien

    P. D.: Gracias por enlazarme en la Batalla del Boyne 🙂

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s