Seán MacBride (I). El revolucionario

Seán MacBride, junto a su madre Maud Gonne, pisó tierra irlandesa por primera vez en 1917. Estudió en el colegio Mount St. Benedict, en Gorey (Condado de Wexford). En 1919, con 15 años, se unió a los Voluntarios Irlandeses (el IRA) y fue un miembro activo durante la guerra de independencia contra los británicos. En 1921 se opuso al Tratado angloirlandés y tomó partido por los republicanos durante la guerra civil. Fue hecho prisionero varias veces por el ejército del Estado Libre.

fightinginthestreets

Tras su liberación en 1924 estudió Derecho en el University College Dublin y se reincorporó al IRA. Durante un breve periodo fue secretario personal de Eamon De Valera, líder del Sinn Féin y del movimiento republicano, llegando a acompañarle a Roma en 1925 donde se reunieron con varios dignatarios.

El día de su 21º cumpleaños de 1925 Seán contrajo matrimonio con Catalina ‘Kit’ Bulfin, una mujer cuatro años mayor, con la que compartía las ideas políticas. [Por cierto, hace un tiempo hablamos en este post del hermano de Catalina, Eamon Bulfin, el irlandés nacido en Argentina que izó la bandera republicana en Correos en 1916]. 

MacBride trabajó como periodista en París y Londres antes de regresar a Dublín en 1927, cuando se convirtió en el Director de Inteligencia del IRA. Se le acusó entonces del asesinato del Vicepresidente del Gobierno y Ministro de Justicia Kevin O’Higgins y, aunque pudo demostrar su inocencia, fue acusado de subversivo y fue internado en Mountjoy.

A finales de los años ’20, tras la escisión promovida por Eamon De Valera que condujo a la mayoría de miembros del Sinn Féin y del IRA al nuevo partido Fianna Fáil (que aceptaba la legalidad del Estado Libre sin renunciar a sus objetivos republicanos), algunos miembros del IRA comenzaron a promover una agenda política de izquierda. En 1931 Peadar O’Donnell, Frank Ryan y Seán MacBride, entre otros, fundaron un nuevo movimiento de corte izquierdista, Saor Éire (Irlanda Libre), definida como “una organización de obreros y campesinos”. Aunque no era una organización paramilitar, Saor Éire fue declarada ilegal, junto con el IRA, Cumann na mBan y otras nueve organizaciones republicanas. MacBride se convirtió entonces en el enemigo público número 1 de los servicios de seguridad del Estado Libre irlandés. [Sobre el movimiento republicano en los años ’30, en este post].

En 1936, tras la detención de Seamus Twoney, MacBride llegó a ser jefe de estado mayor del IRA, en un momento en que el movimiento se encontraba sumido en el caos con varias facciones y personalidades enfrentadas. De hecho, Tom Barry fue nombrado jefe de estado mayor para emprender una operación militar contra los británicos con la que MacBride no estaba de acuerdo.

En 1937, cuando el gobierno de De Valera promulgó la Bunreacht na hÉireann (la Constitución de Irlanda), una constitución de un estado independiente al que sólo le faltaba el título de ‘República’, Seán MacBride decidió abandonar el IRA y dedicarse plenamente al ejercicio de la abogacía. No obstante, actuó frecuentemente como abogado defendiendo a los miembros del IRA presos. Intentó sin éxito en 1944 detener la ejecución de Charlie Kerins, que había asesinado a un detective de la Garda (Policía irlandesa) dos años antes.

(Continúa)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia de Irlanda, Rebeldes irlandeses. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Seán MacBride (I). El revolucionario

  1. José Luis Colomer dijo:

    Estimado autor:
    En efecto el personaje es muy interesante, e importante en la historia irlandesa, e incluso en la historia contemporánea de Europa. Pero me parece más que excesivo decir que “toda su vida se dedicó a defender los derechos humanos” cuando fue jefe militar y político del IRA, una organización terrorista, o armada si usted prefiere, es decir responsable de asesinatos políticos, y no sólo en tiempo de guerra (salvo que demos a las organizaciones armadas el privilegio de definir lo que consideran tempo de guerra). Dejemos esa virtud de defensor de los derechos humanos para las etapas de su vida en que había abandonado la militancia en el IRA, aunque siguiera manifestando simpatía, comprensión o cercanía hacia la organización y sus miembros.
    Un saludo muy cordial,
    José Luis Colomer

    • Estimado lector:
      Es un asunto muy peliagudo, por supuesto. Pero lo primero que deberíamos hacer es poner las cosas en su contexto: entiendo que se pueda calificar de terrorista al IRA de los años 1970, ¿pero al de 1920? En una guerra de independencia o en una guerra civil, creo que los análisis deben ser más complejos. Supongo que George Washington era un terrorista para los ingleses del siglo XVIII, pero no así para los estadounidenses. Eamon de Valera, líder del bando que perdió la guerra civil irlandesa, luego ganó las elecciones y fue el Primer Ministro y Presidente de la República de más larga trayectoria en la historia de la Irlanda independiente. ¿Cabe calificarle de terrorista? Creo que no. Las guerras, y las guerras civiles aún más, son otra cosa. Terrible, por supuesto. Pero no podemos equipararlas al terrorismo contemporáneo.
      Por eso, me atreví a decir que MacBride se unió al IRA para defender el derecho del pueblo irlandés a su independencia (como la resistencia española de 1808, por poner un ejemplo). En ese sentido, podíamos ver un hilo conductor entre el rebelde nacionalista de su juventud y el jurista comprometido con los derechos humanos y fundador de Amnesty International en su madurez. Pero, por supuesto, todo es opinable.
      Un saludo,
      Chesús

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s