Una entrevista a Frank McCourt

Nuestro amigo Clemente nos ha hecho llegar la entrevista que le hizo al mismísimo Frank McCourt en mayo de 2006 para la revista ClubCultura. Acababa de publicar ‘El Profesor’ y pasó por Madrid para promocionarlo. Especialmente interesantes sus respuestas sobre Limerick y la polémica acerca de su libro, sobre el papel de la religión y sobre los recientes cambios sociales que había detectado en Irlanda.

Frank McCourt

El alumno aventajado

(Entrevista a cargo de Clemente Corona).
ClubCultura (12/05/2006)

Las experiencias como profesor durante treinta años en Nueva York del autor de Las cenizas de Ángela.

Si tienes fe, la religión es algo bueno. Si no la tienes, entonces la gente no debería molestarte. En algunos países la religión es un elemento positivo. En otros, destructivo.

Frank McCourtCuando Frank McCourt (Brooklyn, EE UU, 1939) se arrastraba enfermo de hambre y frío por las calles de la sórdida Limerick de la no menos sórdida Irlanda de los años 40 no pensaba que algún día ganaría un Pulitzer por contar las penalidades que sufría, las palizas de su padre o el número de sus hermanos muertos. Preso de una infancia machacada por los prejuicios hacia los inmigrantes y el catolicismo más fundamentalista en uno de los países más pobres de Europa, con una infancia que supera la descripción más acerada de Dickens, tuvo que volver a la América que dejó con tres años para desembarazarse de una educación represora y ser dueño de su propia vida. Tras alistarse en el ejército y obtener el título de profesor, McCourt se dedicó durante tres décadas a dar clases en institutos de secundaria en algunos de los barrios más desfavorecidos de Nueva York. Pero la publicación de sus años en Irlanda, Las cenizas de Ángela, pusieron su nombre en todas las librerías y medios de comunicación del mundo. 15 millones de ejemplares vendidos, otro libro y una película después, McCourt nos cuenta ahora su inmersión en el melting pot USA desde una de las mejores perspectivas posibles: la que da estar sentado detrás de la mesa del profe.

¿Cómo define la experiencia de enseñar en Nueva York durante más de 30 años?

Fue duro pero aprendí mucho. Sólo la experiencia puede ayudarte a ser un profesor competente. Algunas veces me he arrepentido de haber estado enseñando durante 30 años y no escribir, pero fue una experiencia muy satisfactoria que me convirtió en lo que soy.

¿Por qué vio la necesidad de contar su experiencia docente en un libro?

Quise que la gente viera que la enseñanza es como la vida, literalmente. Si solo hubiera escrito Las cenizas de Ángela sería igual de feliz. Estoy seguro de que Edmund Hillary y Tenzing Norgay sintieron lo mismo cuando llegaron a la cima del Everest, ellos dos en la cima de la montaña más alta del mundo. Las cenizas de Ángela fue mi montaña. Tenía que contar la historia. Si no hubiera escrito nada más, si no hubiera ganado dinero con ello, lo hubiera hecho igual y la gente lo podría leer. Fue como cumplir un sueño, eso fue lo más importante. Podría haber muerto tranquilo. Quería sacarlo de mí. Pero lo que de verdad quería explicar es cuán difícil es ser profesor.

El profesor es un canto a la educación, un libro que debería leer todo aspirante a maestro…

Gracias. Espero que los profesores de todo el mundo lean el libro. Normalmente, los médicos, los abogados, los militares, los actores, la gente de la televisión y los políticos son admirados y recompensados, pero no así los profesores. La enseñanza es la doncella de las profesiones. Pero puedes ser muy motivador para tus alumnos.

En sus tres libros, se aprecia que una de las cosas que han marcado su vida ha sido la presencia agobiante del catolicismo. Como profesor, ¿cree conveniente la educación religiosa en estos tiempos de hoy?

Si tienes fe, la religión es algo bueno. Si no la tienes, entonces la gente no debería molestarte. En algunos países la religión es un elemento positivo. En otros, destructivo. Cuando era crío, creíamos que el alma estaba dentro del cuerpo y era blanca. Así que si cometías un pecado, cualquiera de los siete pecados capitales, habría una mancha en tu alma que se convertiría en un tumor que supuraría y crecería, de la que no te podrías librar hasta que fueras a ver al cura y te confesaras. Pero si te atropellaba un camión yendo a verle y el pecado seguía en tu alma, ibas al infierno. La Iglesia nos señalaba las fronteras: te diremos cuáles son los pecados, y si los cometes te perdonaremos. Nos tenía cogidos por todos los lados. Pero los padres ya no pueden decirte que te van a enviar al cura y me pregunto qué va a reemplazar esta estructura moral y teológica tan férrea. Va a ser muy interesante para los historiadores ver qué va a pasar a Irlanda ahora que la Iglesia ya no es un poder de referencia.

¿Cómo ha cambiado su vida tras el éxito mundial de Las cenizas de Ángela?

No me tengo que preocupar por el dinero. Puedo hablar todo el tiempo del mundo sobre la enseñanza y la gente lo escuchará. Pero la fama es tanto una carga como un placer, porque es algo para lo que no estás entrenado. Ya sabes lo que pasa: la gente se casa, y en un año se divorcian. Les enferma: alguien tiene que cambiar el rollo de papel higiénico y cerrar bien el dentífrico, y sacar la basura, y lavar los platos… esas realidades sórdidas. Así es la fama. La gente ahora me mira. Solía ir a bares de Nueva York y yo era “el profesor”, pero después ya era “ooh, Frank McCourt”. Buscaban mi opinión. Eso cambió. Y puedes amargarte y decir, “Eh, nunca me reconociste cuando era profesor”, pero no puedes pensar de ese modo. Así es el mundo.

En Limerick, la ciudad irlandesa donde pasó su terrible infancia, hay tours organizados por los lugares reflejados en su primer libro. ¿Ha vuelto desde entonces a la ciudad?

Sí, he vuelto. Todo ha cambiado. Nunca podré sacar a Irlanda de mí. Volví hace unas semanas. En Limerick hay opiniones negativas sobre el libro y la prensa hace que sean más fuertes aún. Pero lo importante es que tengo un título honorario de la Universidad, el alcalde me recibió, Las cenizas de Ángela ha desaparecido de las estanterías, cuando pusieron un anuncio buscando extras se apuntaron centenares de personas y el Ayuntamiento no puso traba alguna al rodaje de la película. Sólo esto derrumba toda controversia.

¿Cómo contempla desde Nueva York la brutal evolución vivida por Irlanda en estos últimos años?

Irlanda ha cambiado radicalmente desde mi niñez, y para mí lo más asombroso es cómo la Iglesia Católica ha perdido su poder, esa es la principal diferencia. Hubo un tiempo en el que los cardenales, los obispos y los arzobispos dirigían el país. Había un gobierno, pero los curas podían echar a cualquier político que no les gustara. Pero ahora a nadie le importa la Iglesia, nadie va a misa. La iglesia de la Redención a la que solía ir en Limerick se llenaba sólo de hombres tres noches por semana; ahora, sólo hay un oficio, y no se llena ni la mitad. Ya no hay sentido del pecado. Me hubiera gustado crecer así.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Una entrevista a Frank McCourt

  1. Christi dijo:

    Hola,

    seguramente mi opinión pues es solo eso, una opinión, pero a mí no me gustó Las cenizas de Ángela, no lo encontré bien escrito… Creo que ha sido sobrevalorado, desde el punto de vista literario, que la historia era tan penosa que, en contrapartida, el libro tenía que gustar.

    Para ser justa, he de decir que lo leí traducido y ves a saber la calidad de la traducción (pobres traductores, a veces mejoran los textos originales, o al menos lo intentan!). También, que desde que vivo en Irlanda he podido darme cuenta de cosas que no se aprenden así como así. Por ejemplo, no me gustó pero es que nada el humor presente en el libro. Y ahora me he dado cuenta de que este uso del humor para ilustrar cosas terroríficas es muy irlandés…

    Bueno, y también quiero decir que he podido apreciar las reacciones adversas a las obras de McCourt… Recuerdo cuando trabajaba en la biblioteca del Trinity College como una compañera mía, rozando ya la edad de jubilación, se indignó cuando le mencioné el nombre de McCourt y me dijo que lo que narraba en sus libros no era verdad, solo sus recuerdos/percepciones infantiles. No lo sé, yo no estaba allí, posiblemente se sentía avergonzada del pasado del país, yo qué sé… Pero he observado en más irlandeses, incluso jóvenes, en su treintena, que no quieren hablar de ese pasado poco glorioso y no quieren ver películas sobre el tema… Dicen que ya están cansados de ello.

    Bueno, pues me callo ya. Byes, que todavía no he seguido ni tu curso de irlandés ni ningún otro,

    Christi

  2. Me gustó la entrevista, no sabía nada del autor, ahora conosco algo y quizás me interese adelante para acceder a su libro. Buena información. Saludos.

    PD: No conosco Irlanda pero debe ser un país interesante.

    Mario.

  3. Margaret dijo:

    Hola otra vez,
    El link que vi en los comemtarios de la noticia de la muerte de Kennedy en El Mundo era a descubreirlanda y allí vi un comentario tuyo y pinché en tu link y aqui estoy. ¡Qué complicado!
    Espero veros el sábado 19 en el Irish Rover con alguno de mis hijos.
    Hasta entonces,
    Un saludo
    A pesar de haber aprendido el idioma de mi país desde pequeña, solo soy capaz de reconocer algunas palabras sueltas. ¡Lo que hace la distancia y los años!

  4. Pingback: 19 de agosto « ¿Qué escritor nació el…?

  5. Elva Morales dijo:

    a mi me encantó el libro de las cenizas de angela, soy mexicana, me gusta mucho leer y compré ese libro solo por el título, no conocía al autor, lo leí y me quedó una sensación maravillosa de conocerlo y decirle que me gustó mucho pero al entrar al internet me enteré que hacia menos de 6 meses que había fallecido, lo lamenté bastante, ahora quiero conseguir los otros dos libros de él.

  6. ximena dijo:

    Soy Ximena, ecuatoriana, por casualidad me prestaron Cenizas de Angela, una amiga no tenia ningun otro libro para prestarmelo y lo lei de corrido, porque me encanto. Me gusto mucho este escritor. Me gusta como transmite sus vivencias infantiles en la mas absoluta pobreza, me gusta como detalla minuciosamente los sentimientos, personajes y ambientes en las distintas etapas de su vida hasta alcanzar el exito. Con sus narraciones ( he liedo todos sus obras), he llorado, he reido, me ha motivado para superarme. Realmente confirma la ley del Secreto, de que todo lo que deseas ardientemente se hace realidad. Cuando trate de conocer mas de el, tristemente ya habia muerto y me dio mucha tristeza, pero todos sabemos que escritores como el nunca mueren. La verdad es que me quede con deseos de saber mas de el, sus hermanos y demas seres queridos que menciona. Estoy buscando la pelicula de su obra.

  7. sagra dijo:

    Después de leer el libro “las cenizas de Angela”, creo que lo volveré a leer cuando pase un tiempo, por la ternura del personaje y saberle sacar Frank mac Court el lado positivo a las contrariedades de la vida.
    Pienso que el autor,ante todo nos quiere enseñar “la aventura de vivir” y que aprendamos a reconocer lo positivo y negativo de cada uno de sus personajes y vivencias.

  8. Gibblins dijo:

    Las palizas de su padre??? Creo que su padre jamás le levantó la mano

    • Paul dijo:

      Concuerdo contigo, de hecho, pese a ser un alcohólico despreocupado, el padre parecía querer bastante a sus hijos. La que sí le dio un buen bofetón en su día fue la madre.
      P.D: Un gran libro que definitivamente tuvo bastante impacto en mi vida. 10/10.

  9. dandy dijo:

    yo tuve una infancia parecida

    por eso me gusta el libro

  10. Lidia Mejia Ramirez dijo:

    Las cenizas de Angela me dejo un buen sabor de boca, tiene mucha semejanza con mi vida algunas cosas, el haber sufrido tantas penurias no le amargo la vida y en ese aspecto somos muy parecidos Don Frank y yo, las enseñanzas que nos comparte son de utilidad para muchas personas que padecen en este mundo, tener la tenacidad para salir de nuestro dolor y poder ver la vida con positividad, alegria y ponernos las pilas para progresar en todos los aspectos.

  11. martha castillo dijo:

    Vi por casualidad la pelicula y aunque no la vi desde el principio,quede tan conmovida que quise saber mas acerca de ella, entonces me entere que estaba basada en un libro y claro lo compre y
    lei en dos dias, quede aun mas impactada, me hizo llorar y reir al mismo tiempo; me dejo como enseñanza que a pesar de las adversidades los sueños se cumplen cuando pones de ti mismo todo el esfuerzo y sacrificio. Tambien lei, LO ES para saber de la suerte de Frank McCourt en USA. Solo me queda por decir que las cenizas de Angela es un excelente libro que volvere a leer unas tantas veces mas.

  12. Carlos Vázquez dijo:

    Sobre que el libro está mal escrito: no es que esté mal escrito, simplemente la prosa es distinta. Cada autor tiene su estilo de escribir, habrá quien prefiera una prosa común, pero no significa que todos los libros del mundo tengan que estar escritos iguales porque si no están mal. Al principio me costó trabajo acostumbrarme al estilo del autor porque no respeta acotaciones, ya pasadas varias páginas lo interpreté mejor y me pareció muy ameno.

  13. Limbania Rodriguez dijo:

    Las Ceinzas de Angela es un gran Libro.Tiene un gran sentido de humor,y al mismo tiempo tristeza.Es uno de Los mejores libros que he leido.

  14. 07752082643 dijo:

    I am seeking permission to use this iphitograph if FrancNcCourt. Please could you send me a contact email address for the copyright holder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s