‘Irlanda’, por José Manuel Benítez Ariza

El escritor gaditano José Manuel Benítez Ariza dedicó su columna de la semana pasada en el Diario de Cádiz a hablar de Irlanda, un país que copa estos días los informativos con su crisis y el consiguiente rescate por el FMI y la UE, pero que por ello no ha perdido ni un gramo del afecto e incluso pasión que desata por todo el mundo. Este blog da buena fe de ello.

Irlanda

Desde luego, algún mérito habrá que reconocerle a la República de Irlanda: para ser un pequeño país de apenas cuatro millones y medio de habitantes, que no participó en la última guerra mundial, ni ha tenido imperio colonial, ni una economía destacable (salvo la efímera burbuja de prosperidad que acaba de liquidar), ha dado mucho que hablar en los últimos cien años. Y creo que es justo recordarlo, en la actual situación de descrédito que atraviesa. Un país no es sólo una cuenta de resultados. Un país es un accidente de la Historia. Pero en esa comunidad más o menos accidental suceden cosas que terminan proyectando al exterior una imagen más o menos certera de sus aspiraciones y logros.

Irlanda fue siempre un país pobre y castigado. Las hambrunas, las guerras de conquista y exterminio lanzadas por su poderoso vecino inglés y las sucesivas oleadas de emigración diezmaron su población e imposibilitaron su desarrollo económico hasta tiempos muy recientes. Sin embargo, ese país menesteroso y maltratado fue capaz de proyectar al exterior una imagen definida y poderosa. De ello fueron responsables, en primer término, sus escritores. ¿Quién dice que la poesía no sirve para nada? Poetas como Yeats, dramaturgos como O’Casey, narradores como James Joyce han creado más adeptos a Irlanda en todo el mundo que, pongo por caso, cualquier campaña de promoción turística que hayan podido promover los sucesivos gobiernos irlandeses.

En la mismísima Sevilla, por ejemplo, me consta que un animoso grupo de “irlandófilos” -no sé si existe esta palabra- celebra todos los 16 de junio el “Bloomsday”, o conmemoración del periplo que Leopold Bloom, según cuenta Joyce en su celebrada novela, hizo por las calles dublinesas en ese día de 1904, mientras su mujer le ponía los cuernos y se sumía en el glorioso duermevela, trufado de imágenes eróticas -y de recuerdos españoles, por cierto- que cierra el Ulysses… También han hecho mucho por la imagen de Irlanda sus emigrantes, y el cine americano nos ha acostumbrado al personaje del rudo irlandés al que lo mismo vemos en el papel de sargento de caballería en una película de John Ford, que en el de policía neoyorquino desfilando orgullosamente por las calles de la ciudad en el Día de San Patricio… Al cineasta John Ford, por cierto, debemos El hombre tranquilo, una emocionada evocación de una Irlanda idílica que quizá, como la fogosa Andalucía de Carmen, no ha existido nunca, pero en la que muchos irlandeses y descendientes de irlandeses se reconocen.

Ahora toca hablar de Irlanda como piedra de escándalo y fundado motivo de temores económicos. Pero es algo más, siempre ha sido algo más. Y mucho más, en fin, de lo que podría esperarse de sus reducidas dimensiones y de su modesto y sufrido pasar por la Historia. En estos tiempos de desdicha, es justo recordarlo.

Esta entrada fue publicada en Economía irlandesa, Historia de Irlanda, Literatura, Sociedad irlandesa. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ‘Irlanda’, por José Manuel Benítez Ariza

  1. Sol dijo:

    Hermoso artículo, muy bien logrado. Ciertamente esta “pequeña” isla mucho ha regalado a este mundo: el verde de sus campos, la fantasía de sus cuentos de hadas, gnomos y duendes, sus magníficos escritores y por sobre todo las magníficas historias humanas que conforman el mosaico de su Historia (si, esa con “H” mayúscula)

  2. Maria dijo:

    Desde Dublin: Gracias!

  3. Luis dijo:

    Decir que Irlanda es el resultado de un “accidente” en europa, o que los irlandeses son los negros de europa, no contribuye a reparar o ubicar la verdadera imagen que le corresponde a Irlanda y su cultura. No seamos una “caja de resonancia” de corrientes antirlandesas. Irlanda es un pais cuyas raices se fortalecieron con el heroismo de sus ancestros, hasta dar a luz a una nacion, que no se limita en una isla o un pedazo de tierra , sino que se extiende a las diferentes facetas de la cultura de grandes paises como los Estados Unidos y Canada y la misma Gran Bretaña. El destino de Irlanda fue ese, el de entregar hasta mas de la mitad de su poblacion para que otras naciones crezcan. Irlanda, por todo esto, lo minimo que espera es el agradecimiento y el respeto a su legado cultural.

    • Virginia dijo:

      creo que en este artículo no se niega lo que Irlanda es y ha aportado a la humanidad, solo dice algo que es cierto, lo paises son accidentes históricos, en muchos caos decisiones aleatorias resultado de guerras, tratados o colonialismo…mi profesor de historia del instituto nos ponía un ejemplo para explicarnos esto, nos decía “Andalucía es una invención política y territorial y si no es así explicadme que tienen en común un almeriense con un onubense, solo una cosa, hablan español”

  4. bruno dijo:

    Diablo!. Estoy de acuerdo no sólo con el artículo de Benitez Ariza sino con los tres comentarios anteriores. ¿Tendré que hacérmelo mirar?😉 .

  5. karina pozzo dijo:

    estoy plenamente de acuerdo con vos, luis, pero ademas me gustaria agregar que todos los paises han aportado en mayor o menor medida , al mundo y a la humanidad, y por cierto, creeria que ningun pais es un accidente, por que decir esto seria un mensaje deshonesto para los patriotas que se jugaron el pellejo por un puñado de tierra…pero…la subrealidad ( economica) que mueve al mundo es asi: ” tanto tienes ,tanto vales”: mientras fuiste el cisne del momento ,todo bien, de patito feo a cisne y ahora de cisne a patiro feo.
    estuve en irlanda hace unos años , y no podia entender la idioscincracia del irlandes, por que era evidente que un pais sin produccion , sin recursos, era imposible que tuviera la prosperidad de la que gozabsn, ademas como todos sabemos las compañias multinacionales se van cuando se les termina los añitos sabaticos. no entiendo como no se dieron cuenta….
    en mi pais sucedio algo parecido en 2001 , pero nadie creia que hiba a pasar,,,tal vez por alli sucedio lo mismo…lastima que no miraron para latinoamerca!!
    un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s