Kathleen Clarke, la continuidad de un ideal (1)

[Tras unos meses de parón y en vísperas del aniversario del Levantamiento de Pascua, reanudamos la serie de colaboraciones de Sol Santander sobre las mujeres que fueron protagonistas en la rebelión irlandesa de 1916].

Mujeres de 1916: Kathleen Clarke (1878–1972)

Nacida en la ciudad de Limerick en 1878, Kathleen Daly creció en una familia donde el republicanismo era un credo. Su tío, John Daly, había participado en el levantamiento feniano de 1867 y era uno de los miembros del Consejo Supremo de la Hermandad Republicana Irlandesa (IRB). En 1897, él permanecía preso en la cárcel de la ciudad por tráfico de explosivos, y Thomas Clarke era su compañero de celda. Al acudir a visitar a su tío, la joven Kathleen, de 23 años, resulta profundamente impresionada por Thomas, quien era 21 años mayor. La atracción es mutua, y en 1898, nada más recobrar él la libertad, la pareja se une en matrimonio y emigran a América, donde tienen tres hijos: John Daly Clarke nacido en 1902, Tom Junior, nacido en 1908, y Emmet, nacido en 1910.

Al regresar a Dublín, ambos trabajaron activamente en el negocio familiar, una tienda de tabaco ubicada en la esquina de Great Britain St., 75 y Amiens St., 55, que se convirtió además en lugar frecuente de las reuniones clandestinas de la Hermandad Republicana Irlandesa. Por esos días, ambos establecen amistad con Sean McDiarmada, un activo miembro de dicha organización y editor del periódico The Irish Freedom.

No olvidemos que fue la Hermandad Republicana Irlandesa, la IRB, quien ya en 1914 había decidido llevar a cabo una rebelión armada contra el dominio británico. La casa de Thomas y Kathleen Clarke fue uno de los lugares habituales donde los siete integrantes del Consejo Militar planificaron el Levantamiento de Pascua. Kathleen tenía pleno conocimiento de los planes del mismo y de las identidades de los involucrados, por lo que recibió la tarea de hacerse responsable de la conducción de la IRB en caso de que sus líderes fueran muertos o encarcelados como consecuencia de su participación en dicha rebelión. Ella fue también fundadora en 1914 de Cumann na mBan, organización femenina con funciones de cuerpo auxiliar de los Voluntarios Irlandeses, pero no participó de manera activa en el Levantamiento, muy probablemente debido al rol que el Consejo Militar le había asignado. Además, ella se encontraba en los inicios de un embarazo que no reveló a su esposo, Thomas Clarke. Durante la Pascua de 1916, en abril, se produjo el Levantamiento, pero no tuvo éxito, lo que se tradujo en una brutal represión contra los rebeldes. Tom Clarke, como consecuencia de su participación en el Levantamiento (fue además el primer firmante de la Proclamación), fue ejecutado el 3 de mayo de 1916, junto a Patrick Pearse y Thomas MacDonagh. Al día siguiente, Ned Daly, el hermano menor de Kathleen, también fue ejecutado. Ned, con 25 años, había encabezado la Primera División de Dublín, establecida en las Cuatro Cortes [los tribunales de la capital irlandesa] y que incluía áreas del oeste y el norte de la ciudad. Así, habiendo sido el Comandante más joven del Levantamiento, fue también el más joven de los ejecutados.

Kathleen, profundamente afectada por ambas pérdidas, sufrió un aborto espontáneo. No obstante, asumió la tarea de recuperar al movimiento republicano del desconcierto posterior a las 16 ejecuciones y a los 1.480 encarcelamientos.

(Continuará)

[Texto de Sol Santander].

Esta entrada fue publicada en Historia de Irlanda, Mujeres de 1916, Rebeldes irlandeses. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Kathleen Clarke, la continuidad de un ideal (1)

  1. Alias dijo:

    Realmente interesante, me alegro sinceramente de que esta sección siga adelante, es todo un placer leerlo.

    Suerte en Bilbao!

  2. Bruno dijo:

    Como siempre un placer leerte, Sol.

    • Sol dijo:

      Oh, Gracias!!! Esperamos poder continuar con la serie. Para nosotros es un placer contar con lectores tan maravillosos como uds.
      Saludos desde Caracas,
      Sol.

      • Estamos preparando nuestro vaje al admirado y querido pueblo de Irlanda. Somos un colectivo de pensionistas, que nos vamos a trasladar en tres grupos de unos 15. Por este motivo al entrar en este blok por 1ª vez y encontrarme con la historia de personas con esa calidad de llegar al sacrificio de sus vidas en aras de la libertad es todo un placer- Seguiré leyendo para ir mejor preparado. Os felicito. Agur

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s