‘La mirada del bosque’, vista por Mercedes de Pablos

[Este es el texto que leyó la periodista Mercedes de Pablos durante la presentación de La mirada del bosque, de Chesús Yuste, en la Feria del Libro de Sevilla, el pasado 21 de mayo de 2011.]

Si yo fuera Antonio Rivero Taravillo, habría propuesto a José Ramón de la Morena o a Manolo Lama que presentaran este libro porque así, tal vez con este título y después del Mundial, lo comprarían muchos hombres. Y fíjense que además de caer en la trampa (Peter Handke, El miedo del portero al penalti) estoy segura de que les gustaría porque La mirada es una muy buena historia. Las mujeres lo van a leer por la sensatez milenaria que han demostrado, y porque son el sesenta por ciento de los lectores.

En La mirada del bosque hay magia. La magia feliz de la literatura, el hechizo del bosque que envuelve el relato, y el milagro de que estemos esta tarde aquí el autor, Chesús Yuste, nuestra Pilar del Río y quien les habla.

Es un triángulo tan misterioso como el de las Bermudas y me temo que mucho más peligroso. Este es el principio de la carnalidad de una amistad que ha existido en la red, y en otro hilo invisible de la era de Gutenberg, la sólida complicidad que se establece entre el autor y las lectoras, el lector en algún caso.

A Chesús yo lo conocí por su obra. Que no es esta, porque es su primera novela, sino por su blog Innisfree que fue mi particular Galápagos en la búsqueda de datos de Roger Casement. Buscando datos en la red me encontré con una embajada de Irlanda viva y bella y me interesaron mucho tanto el portal como su autor. Ahí quedó. Luego, más tarde, hace tal vez un año, me decidí a entrar en el marujeo de FEISBÚ y me lo topé, para mi enorme sorpresa. Más. Nuestro amigo Antonio Rivero Taravillo hace unos meses me cuenta que va a publicar una primera novela de un escritor que:
1. Ama tanto irlanda como Rivero y, aunque no lo reciba la presidenta como sucedió con el editor sevillano, él mismo reconoce que sabe más.
2. Es de Zaragoza.
3. Es Chesús. El interesado en nuestro Bloomsday, el polemista, activista, vitalista, bullicioso señor del feis y de innisfree.

Tamaño milagro continúa: se publica la novela. La compro. La leo. Y, cuando la leo, se la paso a la lectora más profesional de novela negra, y de la otra, que conozco y, al mismo tiempo, el ser al que más le aterroriza volar y más aviones coge : ¡¡¡¡ Pilar del Río !!!!

Y el libro, la novela, se convierte en su mejor tranquimazín en una travesía a Brasil o tal vez a Guadalajara en México. Recién aterrizada en tierra segura, me escribe Pilar desde el Hotmail: me encanta el libro. Se lo digo al autor telemáticamente.

Y… Conoce a Pilar, admira a José Saramago. Pero no se cierra ahí la magia. Pilar y yo adorábamos a José Antonio Labordeta. Y Chesús, irlandés vocacional, es también aragonés natural y comprometido. Para más señas, diputado y fundador de CHA, la Chunta que llevó a ese beduino al Congreso. A Labordeta. Y lo adorábamos antes de que el cantautor que hizo el himno de la libertad se convirtiera, muriéndose, en un espíritu digno del BOSQUE DE ESTA MIRADA.

Hay magia. Estaba escrito que nos encontráramos los tres en Sevilla. Para completar la cuadratura del círculo debería estar aquí el editor, pero anda volando rumbo a México para presentar la segunda parte de su biografía de Cernuda.

La mirada del bosque es una novela negra. Que, como todas las buenas novelas negras, plantea un crimen, una víctima, una colección de buenos sospechosos y un culpable. Que, como todas las buenas novelas negras, acompaña al lector en la resolución del asesinato con personajes que descubren la verdad después de enredarse con ella varias veces. La vida misma. Que como todas las buenas novelas negras sirven, como ningún género literario, para que el lector conozca mejor el lugar, la idiosincrasia, el retrato social del escenario del crimen.

Conocemos mejor el mundo gracias a Mankell (Suecia), a Camilleri (Sicilia), a Larsson (Asa y Stieg, también en Suecia), a Markaris (Grecia), a Padura (Cuba)… Y conocimos mejor España gracias a VÁZQUEZ MONTALBÁN, a Andreu Martín, a Juan Madrid, a Jorge Martínez Reverte. No está de más recordar, para recuperar la memoria, que Pilar del Río aparece, con su rostro, en la primera película que tuvo como protagonista a Julio Gálvez, el alter ego de Martínez Reverte, y que, camuflada en una tal Carmela, acompaña a Carvalho en la novela de Vázquez Montalbán Asesinato en el Comité Central.

En La mirada nos encontramos con una reunión de tertulianos, un club del misterio, donde conviven, en la tradición de Chesterton (porque es una novela maravillosamente clásica): un cura, un policía local, una médica, un alcalde, una maestra y… (más milagro!!!!) una locutora de radio. Que es lo que somos Pilar y yo, hasta que ella cambio el micrófono por otra vida… y yo también.

Y nos encontramos con un pueblo de Irlanda, fronterizo con la llamada Irlanda del Norte. Por tanto nos encontramos con una realidad política y social que el autor conoce muy bien y que nos cuenta con el maravilloso pretexto de una historia. En un año muy concreto, 1992, y un escenario bien diferente al que ahora vivimos. Cuando hablo de política, hablo de realidad aunque a veces nos esforcemos, se esfuercen algunos, en que parezca una para-realidad, una meta-realidad.

Es un milagro el libro de YUSTE. Porque es una buena historia, porque son personajes creíbles, porque es un pedazo de realidad verosímil y por tanto apasionante. Porque es, concluyendo, una buena novela.

Tanto que para colmo tiene banda sonora, en el inevitable pub de BALLYDUNGAEL se cantan canciones irlandesas y la periodista Siobhán las pone en la radio. Irlanda real, Irlanda emocional, irlandeses que, como personajes del autor, son ellos y somos un poco todos. Porque la nación, querido autor, es el lugar que ocupan los seres humanos cuando se reconocen.

Esta entrada fue publicada en La mirada del bosque, Literatura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s