Dublín, candidata a Capital Mundial del Diseño 2014

La capital de Irlanda va a disputarse con la vasca Bilbao y la sudafricana Ciudad del Cabo el título de Capital Mundial del Diseño 2014. Ayer hablaban de ello en el diario Deia

Dublín: La candidata que mira al mar

La regeneración de la ciudad se simboliza en la mejora de su zona portuaria, en el corazón de la urbe

Ainhoa Paredes (Deia, 23 de Junio de 2011). DUBLÍN, la capital de la República de Irlanda, sigue manteniendo ese halo del siglo XIX y de principios del siglo XX que transmitieron escritores como Oscar Wilde y James Joyce. Y eso a pesar de que sus planificadores llevan años embarcados en una regeneración de la ciudad que ahora la ha convertido en rival de Bilbao y Ciudad del Cabo por convertirse en la Capital Mundial del Diseño 2014. Para Pivot Dublin, la organización que preparó la candidatura e incluye a los cuatro ayuntamientos que conforman Dublín, “es una urbe en constante transformación”. Según uno de sus responsables, John Tierney, “las ciudades que valoran y aplican el diseño en su manera de pensar, planificar y actuar son más humanas, atractivas y competitivas y así es como queremos posicionar a Dublín”.

El proyecto que presentaron al certamen se basa en cuatro temas que podrían resumirse en la mejora de la calidad de vida de sus residentes: conectar todos los barrios de la ciudad para evitar que ninguno quede aislado del resto; hacerla más sostenible, sobre todo, en cuanto a agua se refiere -Dublín vive mirando al río Liffey, por un lado y, por otro, al mar-; van a intentar que los productores locales tengan un mejor acceso a la economía global y, por último, desean hacer de ella una ciudad “más feliz”, convertir, entre otros, espacios urbanos en desuso en lugares abiertos a los ciudadanos.

La gran regeneración de la ciudad empezó a principios de la década de los noventa cuando las ayudas de la Unión Europea y el boom económico llevaron a que el país fuese bautizado como el tigre celta. Jesús Eceiza, de Zarautz, que vive en la capital irlandesa desde hace seis años, ha sido testigo de esa transformación: “Vine por primera vez en 1998 y, desde entonces hasta que regresé en 2005, noté muchísimo cambio. Desde algo puntual como el puente de James Joyce, que construyó Santiago Calatrava en 2003, a zonas enteras a las que querían lavar su imagen”.

El proyecto que en cierto modo simboliza el intento de regeneración de la ciudad es el desarrollo de los Docklands, la zona portuaria. Allí se construyeron once mil viviendas; el centro de convenciones de Dublín, diseñado por Kevin Roche; la Grand Canal Square; el nuevo Teatro Nacional, y el puente Samuel Beckett de Calatrava. Sin embargo, la zona no ha resultado tan exitosa como se esperaba porque la crisis ha hecho que muchas de las viviendas que se construyeron sigan en la actualidad vacías debido principalmente a la crisis.

Prueba del cambio acelerado que ha sufrido la ciudad en muy pocos años es que para 2006, el 30% de las casas que estaban en pie en la zona metropolitana de la capital irlandesa habían sido construidas durante ese boom. “Lo mejor de Dublín es su ambiente. Es una ciudad muy joven y muy acogedora con cualquier persona que llega de fuera; es fácil adaptarse”, comentó Jesús Eceiza. A pesar de que la capital alberga 1,6 millones de habitantes, es muy manejable. El río Liffey constituye la arteria alrededor de la que gira casi toda la vida de la ciudad y, a pesar de los intentos por dar vida a otras áreas, Temple Bar, donde se encuentran muchos de los pubs de la ciudad, sigue latiendo con fuerza por encima del resto. La arquitecta municipal, Ali Grehan, dijo tras saber que Dublín era finalista que “la candidatura es una oportunidad; la ciudad puede servir de terreno para experimentar con nuevas ideas para subsanar necesidades locales, pero que tengan una relevancia global. Estos son momentos difíciles y esta candidatura nos reta a adaptarnos, recuperarnos y crecer mostrando cómo el diseño puede cambiar las cosas en Dublín y en Irlanda”. Sus promotores no esconden los problemas económicos a los que se enfrenta el país debido a la crisis. Prueba de ello es la serie de construcciones que prometían ser edificios estrella y han quedado sin acabar o bien han debido cerrarse por no resultar rentables.

Esta entrada fue publicada en Dublín, Economía irlandesa, Paisajes de Irlanda, Sociedad irlandesa, Turismo de Irlanda. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dublín, candidata a Capital Mundial del Diseño 2014

  1. Alias dijo:

    En este caso le deseo que lleven lo mejor posible el segundo puesto, el primero , es evidente que debe ser para el Botxo. Bilbao ha realizado una regeneración total de su fisonomía y desde luego hay elementos más que sobrados para darle ese premio, lo siento Dublín…

  2. marybeth dijo:

    dublin… lugar en el mundo para conocer, buena suerte con lo de la ciuda de diseño 2014!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s