Entrevista en El Correo Gallego: “Donegal resulta un escenario perfecto”

El pasado domingo El Correo Gallego publicó la entrevista que me hizo Miguel Giráldez con motivo de la presentación de La mirada del bosque en Santiago de Compostela hace unas semanas.  [Aquí la página en pdf: Entrevista en el Correo Gallego (17/07/11).]

Chesús Yuste: “Donegal resulta un escenario perfecto”

Miguel Giráldez / 17.07.2011 / El escritor aragonés crea una historia policíaca compleja y divertida en La mirada del bosque, situada en Donegal (Irlanda)

Ch. Yuste y D. Clark, en la presentación de 'La mirada del bosque' en Santiago

Chesús Yuste es aragonés. De Zaragoza. Pero eso no le impide estar enamorado de Irlanda hasta el tuétano. Como ejemplo de esa adoración irlandesa, Yuste mantiene un hermoso blog, Innisfree 1916 (innisfree1916.wordpress.com/), que, según él mismo anuncia, acaba de cumplir cinco años. “Cinco años blogueando Irlanda”, dice Yuste, feliz y orgulloso, en una de las entradas más recientes de su blog. Un éxito (más de un millón de visitas hasta el momento) que no es de extrañar, porque Innisfree 1916 ha sido declarado por Lonely Planet como el mejor blog en español sobre Irlanda. Hablas con él y notas que desprende entusiasmo y energía, que todo puede llegar a interesarle, que su pasión por Irlanda es interminable. Hace unas fechas estuvo en Compostela presentando La mirada del bosque (Editorial Paréntesis), acompañado de David Clark y Antonio de Toro, ambos profesores de la Universidade da Coruña (UDC). Se trata de una novela negra situada en Donegal, al norte de la isla, un lugar que, como toda Irlanda, Chesús Yuste conoce muy bien.

Mientras los irlandeses han sido acusados durante décadas de construir las tramas y los personajes de sus novelas policíacas fuera de Irlanda, Chesús Yuste ha decidido, siendo extranjero, situar su obra allí. Y todo resulta extraordinariamente creíble. “Yo quería escribir algo que ocurriera en Irlanda, no en Aragón, pongamos por caso. Algo que ocurriera en un pueblo perdido de Irlanda, como Ballydungael, que es el pueblo inventado que aparece en mi novela. He descubierto que mi pasión por Irlanda la comparte muchísima gente en todo el mundo… Creo que mi blog se ha convertido en un puente para muchas personas que buscan información de Irlanda en castellano, tanto aquí como en América”, cuenta de un tirón, con la satisfacción que da hablar de lo que a uno realmente le gusta.

Chesús Yuste puede parecer un raro, por su condición de aragonés que ama el mundo celta. Pero él lo ve muy natural. “Hay una gran vinculación celta en Galicia, eso es evidente. Pero bueno, también existe en Aragón. Incluso hay algún topónimo que lo demuestra… Pero la verdad es que a mí siempre me gustó la música folk, la música de raíz celta, y te diré que hay grupos aragoneses, como O’Carolan, que tiene ya cuatro discos en el mercado, y que hace música con instrumentos irlandeses”, continúa Yuste, con una energía desbordante. “Hay un caldo de cultivo irlandés en Zaragoza, porque yo creo que la cultura celta es el sustrato de toda la cultura europea, y con eso ya es suficiente para considerarla como propia, sea en Galicia o en Aragón”, explica. “En Donegal te encuentras la quintaesencia de lo que es Irlanda, con sus playas, sus parques naturales… Y allí aún se habla irlandés como primera lengua, se mantiene viva de alguna manera. En mi novela el drama de la partición es el telón de fondo”, sigue contando detalladamente Chesus Yuste, “y en Donegal, como en todo el norte, se sufrió la partición en primera persona. Así que decidí que era un escenario perfecto para una historia así”.

En ‘La mirada del bosque’ el asesinato ocurre ya en el primer párrafo. Es una novela con sabor, con cierto costumbrismo social, con humor. En el segundo párrafo los parroquianos se cruzan apuestas sobre quién puede ser el asesino. Así que ya te puedes imaginar”, dice, entre risas, el escritor. Yuste narra pensando en el entretenimiento del lector, “quiero que pase un buen rato”, y parece seguir esa línea irónica y humorística de tantos autores irlandeses. “Irlanda ha sufrido mucho, pero tiene esa retranca parecida a la de Galicia, o a la socarronaría aragonesa.. ¿por qué no?”. Le hablo de ese título ecológico, lírico, La mirada del bosque, y le digo que no parece un título comercial, que ni siquiera contiene la palabra asesino… Y me dice que todo saló de la historia, porque el bosque cumple un papel clave en la resolución del caso. “Y además eso permite enlazar con el pasado celta”, añade Yuste. “Me gusta la gente que se carga de energía abrazándose a los árboles, como los celtas. Y aunque el título no suene a la novela negra, tampoco suenan a eso muchas de Andrea Camilleri. Tampoco iba a titularlo Asesinato en Ballydungael”, dice, con esa misma socarronería de la que habla.

También conversamos sobre John Banville, siempre imprescindible. “Dijo un día que tuvo una pesadilla. Le daban el Nobel, pero se lo daban al otro. Al alterego. A Benjamin Black. Una pesadilla terrible, desde luego”, dice, sin dejar de reír. “Lo que no quería yo era hacer una novela con el típico detective…”, subraya. “Aquí los detectives son las fuerzas vivas de Ballydungael que cada miércoles se reúnen a cenar: la maestra, que es novelista, el alcalde, el cura, el sargento de la Garda, la locutora de radio y la médico, que acaba de llegar de Cork para trabajar allí. Todos se ofrecen a ayudar a la policía para resolver el caso. Pero la novela tiene más personajes, algunos muy pintorescos… y todos va configurando el perfil de una Irlanda profunda, que es el que se da en la novela”, concluye. Ah: la novela tiene algo de servicio público. En ella aparecen los pasos necesarios para tirar una buena pinta de Guinness. No es un asunto menor.

_____________________

El libro comienza así

Era una luminosa mañana de junio. A la Sra. Murphy le extrañó que la oficina de correos no hubiera abierto a su hora. Emily solía ser puntual. Algo le ha tenido que ocurrir, pensó la Sra. Murphy mientras seguía su camino hacia el comercio del comandante. Y en efecto, lo que le había ocurrido a Emily había sido un golpe con un objeto contundente y cortante en el parietal izquierdo del cráneo. Eso escribió el policía en su libreta cuando inspeccionó el cadáver. A Emily, la cartera de Ballydungael, la habían encontrado veinte minutos antes tirada en el arcén…

Esta entrada fue publicada en La mirada del bosque, Literatura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s