La carrera por la Presidencia de la República de Irlanda

Nunca hasta ahora la carrera por la Presidencia de la República de Irlanda había contado con tantos participantes: ¡siete! A la prensa extranjera le llama la atención que compitan un reconocido homosexual, un antiguo dirigente del IRA y una cantante que ganó Eurovisión, pero hay muchos más detalles que deben despertar nuestro interés: el candidato del gubernamental Fine Gael no tiene ninguna opción según las encuestas; el antiguo partido hegemónico, Fianna Fáil, tras la debacle electoral de febrero, ni siquiera se ha atrevido a presentar candidato; y el Sinn Féin, antiguo brazo político del IRA, podría duplicar sus excelentes resultados de hace apenas ocho meses e incluso auparse al segundo puesto.

La encuesta del Irish Times del pasado día 6 apunta a una ligera ventaja del veterano dirigente laborista Michael D. Higgins, con 70 años, que lograría un 23% de votos, por delante del independiente Seán Gallagher, un conocido magnate empresarial de 49 años, con un 20%, y del Viceprimer Ministro de Irlanda del Norte, Martin McGuinness, del Sinn Féin, de 61 años, con un 19 %. En cambio, quien se ha descolgado en la fase decisiva ha sido el senador independiente David Norris, homosexual reconocido, que se perfilaba como el gran favorito en todas las encuestas a lo largo del último año y que ahora se desploma hasta el 11%.

Téngase en cuenta que esos porcentajes son los de primera preferencia y que, tan importante como eso, son las segundas preferencias de cada elector, al aplicarse el sistema de voto personal transferible.

La campaña electoral se está desarrollando como una auténtica carrera de obstáculos, en la que cada día un titular de prensa puede suponer el resbalón de uno de los candidatos y su eliminación. Norris parece el principal perjudicado: tras el escándalo en verano por haber intercedido ante las autoridades israelíes por un antiguo novio acusado de la violación de un menor, lo que casi le cuesta la candidatura (perdió el aval de varios parlamentarios, aunque in extremis pudo alcanzar el aval de cuatro corporaciones locales, requisito para poder presentarse), Norris ha sido acusado en distintos periódicos en días sucesivos de tráfico de influencias al usar su condición de senador para conseguir un pasaporte para otro novio suyo y de cobrar desde 1994 una pensión de invalidez mientras recibía la nómina del Senado (lo que ha tenido que reconocer).

La también independiente Mary Davis, conocida activista por los derechos de los discapacitados y presidenta de los Juegos Olímpicos Especiales (para personas con discapacidad intelectual) celebrados en Irlanda en 2003, hace unas semanas parecía consolidarse en el grupo de cabeza, pero la sospecha de que pueda ser la candidata oculta del Fianna Fáil le ha restado apoyo popular, hasta caer en la última encuesta hasta el 12%. En este sentido, se ha desvelado que Davis, en los últimos años, había sido nombrada consejera o directora de varios organismos públicos, y se ha visto obligada a reconocer que en 2010 recibió 60.222 euros del erario público, lo que apunta a su dependencia del FF.

El antiguo partido hegemónico, derrotado severamente en las elecciones legislativas de febrero, ha preferido no presentar candidato y podría estar jugando la baza de respaldar, sin reconocerlo públicamente, a alguno de los independientes. Además de Mary Davis, también podría ser un tapado del Fianna Fáil el empresario de éxito Seán Gallagher, ex miembro del FF, que se ha convertido en un rostro familiar gracias a sus apariciones en un “reality show” sobre el mundo empresarial en la RTÉ. También él ha tenido que reconocer que el año pasado recibió 15.000 euros de entes públicos, aunque dice que donó 11.000 a asociaciones caritativas.

Quien parece inmune a las acusaciones sobre su pasado es Martin McGuinness, que mantiene una elevada intención de voto (19%), duplicando los resultados del Sinn Féin en las elecciones legislativas de febrero (9,9%). Y eso que todos los días tiene que responder preguntas sobre su pertenencia al IRA, organización armada que abandonó en 1974, según dice. Sin duda, es el único candidato conocido fuera de Irlanda y centra la campaña en su imagen de hombre de estado (fotos con Mandela, Obama, Clinton e incluso Cameron ilustran sus folletos), en el éxito del proceso de paz norirlandés y en su simpatía personal en el trato directo.

Por el contrario, decepcionante está siendo la campaña del candidato del partido gobernante Fine Gael, el europarlamentario Gabriel ‘Gay’ Mitchell, relegado al penúltimo puesto, con un escuálido 9 %, sólo por encima de la ganadora de Eurovisión en 1970 y ex eurodiputada, la independiente Dana Rosemary Scallon, conservadora y antiabortista, que recibiría el apoyo solamente de un 6 % del electorado.

Gallagher y McGuinness serían, por tanto, los únicos capaces de disputarle a Higgins la victoria final el 27 de octubre. A sus 70 años, el ex ministro de Cultura y actual presidente del Partido Laborista, Michael D. Higgins (la D. es Daniel), natural de Limerick, podría suceder a Mary McAleese, si se ve favorecido por los segundos votos de los candidatos que resulten eliminados en los primeros recuentos.

Seguiremos informando.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La carrera por la Presidencia de la República de Irlanda

  1. Diarmuid dijo:

    En hablar del éxito de Sinn Féin en la recienes elecciones del estado irlandés de Febrero con 14 diputados, hay que tomar en cuenta el contexto de las condiciones del tiempo y que se votaron también a otros 14 Independientes, la mayoría algun tipo de socialista, y a cuatro Trotskistas, dos de un partido y dos de otro. Pero en un parlamento de 166 diputados.
    Muchísimos son, aunque no miembros de Sinn Féin, los que piensan votar para McGuinness y que les da rabia lo que vén como la campana de persecucción de los medos. Estos son republicanos o socialistas independientes. Es curioso, pues lo que no se puede disputar es que McGuinnes es parte de una administración colonial y que tambien es parte de ofensiva para obligar a la gente corriente pagar por el crisis capitalista. Además, les a pedido a la gente en foro publico en tres ocasiones distintas dar información a la policía, es decir, convertirses en chivatos.

    Sobre Norris, parece claro que fue Mossad o otros sionistas los que informaron a los medios
    sobre la carta que les había escrito Norris al estado. Lo habrán hecho por las muchas veces que Norris ha hablado al favor del pueblo Palestino y en contra del sionismo. Pero Norris no esta en contra del colonialismo del norte, como no están ninguno de los otros, y el partido de Higgins está en gobierno, en coalición con el Fine Gael de derecha, atacando a la gente corriente para que paguen la crisis del capitalismo. Seán Gallagher también tiene pasado con Fianna Fáil.
    No hay ni uno que merece el voto de socialista, anti-imperialista ni demócrata.

    • Por supuesto, hablo de buenos resultados del Sinn Féin en febrero porque pasó de 4 a 14 escaños. Pasó de partido minúsculo a minoría relevante: cuarta fuerza. Y ahora, además de los buenos resultados que se auguran para McGuinness, las encuestas dicen que, si hubiera elecciones generales mañana, el Sinn Féin sería 2ª fuerza (con un 18%) al adelantar al Labour (17%) y al Fianna Fáil (16%). Realmente sorprendente. Algo está cambiando en el mapa político irlandés, como consecuencia de la crisis.

      • Diarmuid dijo:

        Bueno, pero como dije, en un contexto muy inusual, en cual se eligieron tambien a dos de un partido Troskista que nunca tuvo escanos antes, y dos de otro partido Trotkista que antes tuvieron solo uno. Eso ademas del mayor numero de escanos de independientes jamás visto. Todos estos resultados, tomado juntos, nos da entender mas que nada la determinación de que no vuelva al poder el Fianna Fáil.
        Eso de “cuarta fuerza” no tiene significado, pues si hubiera reducido sus escanas a tres, todavia seria la “cuarta fuerza”. Hace mas sentido comparar sus 14 escanos con el total del parlamento de 166 para ver que fuerza tiene.
        Lo de elevar partidos republicanos algo mas radicales al parlamento ha ocurrido varias veces en nuestra historia ya, y aún mas radicales que este — pero poco cambió.
        Bueno, de todos modos, no es en el parlamento donde se van a solucionar los problemas de nuestro país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s