El top ten de Dublín, según El Universal de México

En la capital de Irlanda siempre hay un lugar que visitar. Está llena de tiendas, pubs, librerías, prisiones viejas y lugares históricos que hacen de Dublín un excelente destino para una escapada. Aquí tienes el top ten de los lugares recomendados por Evelyn Velázquez en el diario mexicano El Universal:

1. El Barco-museo Jeanie Jo es una réplica exacta de la nave original, que navegó entre Tralee, en el condado de Kerry y América del Norte de 1847 a 1855. En su interior se convierte en museo en donde se representa la forma de vida que tuvieron las personas que cruzaron el Atlántico en busca de la supervivencia en el “Nuevo Mundo” de América del Norte enfrentándose al hambre y al desafiante viaje de 3m mil millas, en condiciones climáticas no favorables. El barco está abierto al público con visitas guiadas todos los días. Admisión para adultos: cinco euros, www.jeaniejohnston.ie.

2. Un clásico irlandés. El Brick Alley Cafe (25 East Essex Street) tiene fieles seguidores que abarrotan las grandes mesas de madera comunales de este café, que por su decorado más bien parece un pub. La comida es hecha en casa y su rango de precio es de cinco a ocho euros. Lo más pedido para el desayuno son los tradicionales sándwiches de estofado y lasaña. Mientras comes disfruta de las exhibiciones fotográficas que se llevan a cabo cada mes.

3. El legado literario de Dublín. En el Museo de Escritores (Parnell Square, 18) podrás conocer todo sobre la literatura de Irlanda, pues aquí se exponen obras, retratos y objetos de autores como James Joyce y William Butler Yeats. Este lugar fue idea de Maurice Gorham y se inauguró en noviembre de 1991. En la planta baja del edificio del siglo XVIII, se encuentra este museo. Hay salas de exposición, la biblioteca con miles de obras internacionales y una librería. El horario de visita es de lunes a sábado de 10 a 17 horas. El costo de admisión es de siete euros para los adultos y cinco para niños. www.writersmuseum.com.

4. Kilmainham Gaol. Esta famosa prisión de 1796 hoy es un museo, cuyas celdas fueron acondicionadas para ser salas de exposiciones en donde se muestran las condiciones en las que vivían los presos. James Connolly, creador del Partido Republicano Socialista Irlandés, y Éamon de Valera, ex presidente de Irlanda en 1921, fueron alguno de ellos. Se hacen recorridos por sus oscuros pasillos y se narran las leyendas que guarda este tétrico lugar, que además de ser un edificio emblemático en Dublín, ha sido testigo de los acontecimientos más importantes del país. Para visitarla puede ser de lunes a viernes de 10 a 16 horas.
Entrada: seis euros. www.heritageireland.ie.

5. Entre tanto título. Como era de esperar de una ciudad famosa por sus escritores, Dublín es el hogar de las librerías también. Recorre la ciudad en búsqueda de algún título. La librería Capítulos (108/109 Medio. Abbey Street), tiene una gran cantidad de tomos de segunda mano. El lugar está repleto de estanterías, las cuales tienen miles de ejemplares que te llevará un buen rato navegar. Una imperdible es La escalera de caracol (por el puente de Ha’Penny), un lugar de reunión literaria famosa desde la década de 1970, y un gran lugar para conseguir algunos títulos de segunda mano e inusual. Seguro que de alguno de estos lugares puedes comprar hasta tres libros por 10 euros.

6. Catedral de San Patricio. En un origen esta iglesia fue construida de madera, después en 1860 sufrió una importante renovación que le proporcionó el estilo victoriano que ahora tiene. La estructura actual mide 91 metros de alto. En su interior es de estilo gótico y se encuentra uno de los órganos más grande de Irlanda con 4 mil tubos. Aquí descansan los restos del escritor de los viajes de Gulliver, Jonathan Swift, quien fue decano. Se organizan recorridos por este lugar de gran valor arquitectónico por seis euros. Estudiantes y adultos mayores cinco. Los grupos de 10 personas pagan cuatro euros.

7. Para saciar el antojo. Dublín ha cimentado su reputación como una ciudad gourmet, pero los restaurantes de primera clase no son baratos. Sí quieres degustar del buen queso tienes que visitar la zona de queseros de Sheridan (11 Anne sur de la calle), qué tal una rica tarta en La Reina de Tartas (4 Cork Hill, Dame Street). Ambas opciones cuestan seis euros.

8. Música tradicional y cerveza. El mejor lugar para encontrar la música irlandesa es en el pub O’Donoghue (Merrion Row, 15), en donde todas las noches toca una banda en vivo. Además podrás disfrutar de la tradicional cerveza Guinness. Un tarro cuesta cinco euros.

9. Para divertirte. Si prefieres pasar la noche bailando no puedes dejar de visitar el bar Solas (Wexford Street, 31), en donde ambientan DJ´s internacionales. Los cocteles cuestan ocho euros, además todas las opciones de comida que ofrece el variado menú no rebasan los 10 euros. Abierto hasta las dos de la mañana.www.solasbars.com

10. Un respiro de frescura. En el Castillo de Ardgillan, construido en 1738 se realizan recorridos en su bosque. Ocho kilómetros de senderos que guían hasta puntos estratégicos para admirar la playa y la costa. La entrada es de siete euros. En su interior hay una biblioteca detrás de una puerta secreta.

Esta entrada fue publicada en Dublín, Turismo de Irlanda. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s