¿Habrá referéndum en Irlanda por el nuevo Tratado europeo?

Un grupo de parlamentarios independientes irlandeses tratará de forzar a su Gobierno a que convoque un referéndum para ratificar el nuevo tratado de la Unión Europea (UE) sobre disciplina fiscal, según informa la agencia EFE. Su plan de acción prevé recurrir una ley nunca utilizada antes que permite presentar al presidente de la República, el laborista Michael D. Higgins, una solicitud instándole a usar uno de los pocos poderes que tiene ese cargo, principalmente representativo.

Si esa petición es respaldada por al menos un tercio de los 166 diputados que forman la Cámara Baja de Dublín (Dáil) y la mayoría de los 60 senadores de la Cámara alta (Séanad), el presidente puede negarse a ratificar cualquier ley hasta que sea aprobada en una consulta popular.

La redacción de la solicitud correrá a cargo del parlamentario independiente Thomas Pringle, quien reconoció hoy que, para que la iniciativa salga adelante, necesitará los votos de algunos miembros del conservador Fine Gael y del Partido Laborista, socios en el Ejecutivo de Dublín.

El Gobierno envió este martes a la oficina del fiscal general del Estado el texto del citado tratado de la UE para que determine si su contenido ha de ser aprobado en referéndum por el electorado irlandés.

La fiscal Máire Whelan debe examinar este texto para concluir si la adhesión de Irlanda modificaría la Constitución nacional, en cuyo caso el Ejecutivo está obligado a celebrar una consulta popular.

El Gobierno de Dublín confía en que muchas de las nuevas medidas recogidas en el tratado se vean ya amparadas por la legislación europea vigente, lo que reduciría las posibilidades de convocar un incómodo plebiscito.

A este respecto, el primer ministro irlandés, el conservador Enda Kenny, se vio hoy obligado a negar en el Dáil que su equipo negociador, junto a sus colegas comunitarios, redactaron cuidadosamente el texto del tratado para evitar la celebración de un referéndum en Irlanda.

En el pasado, el condicionante constitucional irlandés ha dado serios quebraderos de cabeza a Bruselas. El electorado irlandés rechazó en 2008 en una consulta popular el Tratado de Lisboa, aunque un año después dio el “sí” a un texto modificado.

Lo mismo sucedió en 2002, cuando los irlandeses aprobaron en las urnas el Tratado de Niza, después de haberlo rechazado un año antes.

El diputado Pringle indicó hoy que espera conseguir el apoyo de sus colegas independientes, de la Alianza de Izquierda Unida (ULA) y de los partidos Sinn Féin y Fianna Fáil, lo que le dejaría a tres votos de los 55 que necesita para forzar la intervención del presidente irlandés.

Tanto el Fianna Fáil como el Sinn Féin, tercera y cuarta formación nacional, respectivamente, han expresado su deseo de que el electorado se pronuncie en un referéndum.

En el Séanad, el apoyo de los independientes y de estos dos partidos sería suficiente para llegar a la mayoría simple de 31 votos.

Reacciones de los líderes irlandeses

Durante la cumbre de este lunes de jefes de Estado y de Gobierno comunitarios en Bruselas, el primer ministro irlandés, el conservador Enda Kenny, aseguró que “no hay que temer” un posible referéndum sobre el acuerdo final para reforzar la disciplina fiscal si resulta incompatible con la Constitución nacional. “Si es compatible, no habrá referéndum. Si no lo es, habrá referéndum”, recalcó Kenny, quien reiteró que su Gobierno no tiene en absoluto “miedo o preocupación” ante una consulta popular.

Su ministro de Finanzas, Michael Noonan, ha agregado que algunas de las iniciativas recogidas en el tratado se corresponden, “en líneas generales”, con las que él mismo quiere aplicar a nivel doméstico.

La oposición en Irlanda también ha indicado que buscará consejo legal de expertos para determinar, por su parte, si el nuevo acuerdo necesita ser refrendado en las urnas, independientemente de lo que diga el Gobierno de coalición entre conservadores y laboristas.

El líder del tercer partido irlandés, Michéal Martin (del Fianna Fáil), criticó hoy la gestión del Ejecutivo sobre este asunto al recordar que ha mantenido a la ciudadanía “en la oscuridad respecto al contenido de este tratado, lo que significa y de qué trata”. “Creemos que debemos consultar a la gente”, dijo el líder del partido que gobernó este país desde 1997 hasta el pasado año y al que se culpa de la mayoría de sus graves problemas económicos.

La cuarta fuerza nacional y antiguo brazo político del ya inactivo IRA, el Sinn Féin, aseguró hoy que contemplará todas las medidas necesarias para obligar al Gobierno a celebrar un referéndum, incluida la vía de los tribunales. “Estamos constantemente recibiendo consejo legal y estudiaremos cualquier medida encaminada a detener la aplicación de este acuerdo y a asegurar que la ciudadanía podrá expresarse democráticamente”, señaló la parlamentaria del Sinn Fein Mary Lou McDonald.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Habrá referéndum en Irlanda por el nuevo Tratado europeo?

  1. Bruno dijo:

    ¡Ah!. Pero… ¿En Irlanda preguntan al electorado cuando se puede alterar la Constitución?.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s