Cameron pide a los políticos norirlandeses que acaben con el sectarismo

El primer ministro británico, David Cameron, instó ayer a los líderes políticos de Irlanda del Norte a seguir avanzando en el proceso de paz para acabar con las divisiones entre dos comunidades históricamente enfrentadas, la católica/nacionalista y la protestante/unionista, según informa la agencia EFE.

El dirigente conservador efectuó ese llamamiento durante una visita a Irlanda del Norte, dentro de una gira para promover los Juegos Olímpicos de Londres en todo el Reino Unido.

A pesar del éxito del proceso de paz, unionistas y nacionalistas continúan profundamente divididos, como quedó de manifiesto el pasado mes cuando se produjeron enfrentamientos entre jóvenes de ambas comunidades y las fuerzas de seguridad, durante las tradicionales marchas protestantes orangistas, con más de una veintena de agentes heridos.

En su periplo de marcado ambiente festivo, Cameron se vio ayer obligado también a defender su implicación en el proceso de paz de Irlanda del Norte. Incluso el primer ministro norirlandés, el unionista Peter Robinson, y su adjunto en el Gobierno de Stormont (Belfast), el “número dos” del partido republicano Sinn Féin, Martin McGuinness, han recordado que han mantenido más reuniones con el presidente estadounidense, Barack Obama, que con el propio Cameron.

“Estoy totalmente comprometido y quiero ver progresos en Irlanda del Norte”, se defendió el líder “tory”, que destacó el hecho de que las “reuniones de crisis” del pasado ya no sean tan habituales ahora.

Tras la “exitosa” devolución de la mayoría de las competencias de Londres al Ejecutivo norirlandés de poder compartido entre unionistas y nacionalistas, recordó Cameron, son los políticos locales los que deben tomar la iniciativa para introducir legislación que ataje el sectarismo que aún impera en la provincia.

En este sentido, todavía está pendiente la transferencia del Gobierno británico al norirlandés de las competencias en materia de fiscalidad, una cuestión que será abordada por ambas partes el próximo otoño, según confirmó ayer el “premier” británico.

El Gobierno de Belfast quiere poderes para estudiar la posibilidad de rebajar su impuesto sobre sociedades y equiparlo con el de la República de Irlanda, donde está fijado en el 12,5 % y es visto como un importante incentivo para que las compañías extranjeras prefieran instalarse en el sur de la isla.

“Hay dificultades que debemos resolver. Pero no tengo duda alguna de que necesitamos hacer más para implicar al sector privado y estimular su crecimiento en la economía de Irlanda del Norte”, dijo Cameron.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa, Proceso de paz. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cameron pide a los políticos norirlandeses que acaben con el sectarismo

  1. maria fernanda medina dijo:

    y,claro,se los quiere meter en el bolsillo,para que cuando las papas fritas le quemen,tenga quien se las saque del fuego,claro que cambiaron mucho,y el que se preocupe por eso,me parece excelentemente increible,pero que no se olvide nadie que brown era de alla,y no era muy mansito que digamos,espero que,si no cerraste el blog,hayas ido moderando mis otros comentarios,tengo direccion nueva,cuando la revise,te escribo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s