Histórico avance de Irlanda en protección de menores

Irlanda dio el pasado sábado un paso «histórico» para corregir los defectos de sus mecanismos de protección del menor y mejorar la respuesta del Estado en un país donde durante décadas ha habido miles de abusos sexuales en instituciones religiosas y públicas.

Así lo anunció el primer ministro, Enda Kenny, tras conocer la victoria en el referéndum celebrado el sábado día 10 de una propuesta encaminada a modificar la Constitución y la legislación vigente al respecto. El ‘Taoiseach’ (primer ministro) destacó que, por primera vez en la historia del país, la Carta Magna irlandesa reconoce a los menores como «ciudadanos de pleno derecho».

«Contribuirá a que la infancia sea mejor, más segura y a que ofrezca un espacio afectivo para todos los niños. También ofrecerá esperanza, seguridad y confianza a los padres, padres adoptivos y niños vulnerables», dijo el jefe del Ejecutivo de coalición entre el conservador Fine Gael y el Partido Laborista. Su propuesta, que contaba con el apoyo de todos los partidos políticos y las principales organizaciones dedicadas al menor, pretende, entre otras cuestiones, obligar a las autoridades a investigar casos de maltratos.

El ‘sí’ a esta reforma de la Constitución recibió el 58% de los votos en la consulta, cuyo único punto negativo fue la baja participación, que se quedó en el 33%.

La ministra irlandesa para la Infancia, Frances Fitzgerald, destacó que el Gobierno tiene ahora vía libre para corregir las deficiencias que ha padecido el Estado para asegurar el bienestar del menor.

«Por fin hemos dado respuesta a 50 años de fracasos en la protección del menor situando a los niños en el centro de nuestra Constitución. Hoy hemos dado un giro radical en este asunto», señaló la titular del ramo.
Los partidarios de la propuesta habían recordado que, hasta ahora, la Constitución irlandesa situaba la privacidad y autoridad de las familias por encima de los derechos del menor, lo que en algunos casos entorpecía la intervención del Estado en casos de abusos.

La Constitución reafirmará ahora los derechos del menor y obligará al Estado, por ley y en «casos excepcionales», a asumir el papel de los padres, sin importar que estén casados o no, según reza la propuesta que se sometió a votación.

La Carta Magna irlandesa incluye así en un nuevo artículo un requerimiento específico para que los tribunales tengan siempre en consideración cuando aborden este tipo de casos «los mejores intereses» y el «bienestar» del menor.

También permitirá una reforma de la actual legislación sobre adopciones para que, por ejemplo, el Estado pueda permitir la adopción de «cualquier menor» cuyos padres –«estén casados o no»– no hayan «cumplido con sus obligaciones hacia el menor durante un periodo de tiempo», que deberá estar especificado en la legislación.

Asimismo, la nueva ley obligará al Estado a buscar padres adoptivos para los menores cuyos padres biológicos han decido ofrecerles en adopción voluntariamente, una situación que, hasta ahora, no estaba contemplada legalmente.

La activista Kathy Sinnott, exparlamentaria europea y contraria a la propuesta, cree que se convierte al menor y a los padres en los «verdaderos damnificados» porque «han perdido sus derechos».

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa, Sociedad irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s