Conmoción en Irlanda por la muerte de una mujer a la que se le impidió abortar

La muerte de una mujer india el pasado 28 de octubre en Irlanda, a la que los médicos negaron un aborto a pesar de reconocer que el feto no podría sobrevivir, ha desencadenado una ola de condenas y protestas en el país.

Savita Halappanavar, una dentista de 31 años, llevaba cuatro viviendo en Galway y esperaba su primer hijo. El embarazo se complicó, comenzó a sufrir pérdidas y a las 17 semanas gestación, sintiéndose muy enferma, acudió al Hospital Universitario de Galway. Los médicos confirmaron que no podrían salvar el feto, pero como su corazón aún latía, tampoco podían terminar con la gestación, como les pedía la paciente.

La razón que le dieron los doctores es que Irlanda “es un país católico”, donde el aborto está prohibido. De poco sirvió el que Savita les recordara que ella no era irlandesa y que su religión era la hindú. Una semana después de su ingreso, la mujer moría en el centro sanitario.

Praveen Halappanavar, un ingeniero de la empresa Boston Scientific en Galway, asegura que su esposa estaría viva si los médicos no se hubieran negado a concluir el embarazo.

El suceso ha causado una enorme conmoción en el país, donde el aborto sigue estando prácticamente prohibido y la ambigüedad de la ley deja la decisión de salvar a la madre, en circunstancias extremas, en manos de los doctores.

La pasada noche, unas 2.000 personas se manifestaron a las puertas del Parlamento en Dublín y varios cientos más, a las puertas de la embajada irlandesa en Londres, en una protesta espontánea, reclamando la revisión de la legislación sobre el aborto.

En estos momentos la ley irlandesa solo autoriza la terminación de un embarazo cuando exista una amenaza “real” para la vida de la madre. La norma, sin embargo, no se aplicó con Savita, que de haber vivido en otro país seguramente se habría salvado.

El Gobierno de la India ha expresado su “preocupación” por la muerte en un hospital de Irlanda de la mujer india embarazada, a la que los médicos se negaran a practicarle un aborto pese a que su vida corría peligro. Su caso ha suscitado una notable polémica en la India después de que su familia denunciara la tragedia. “Sentimos profundamente la muerte de doña Halappanavar. La muerte de una ciudadana india en esas circunstancias es un asunto preocupante. Nuestra embajada en Dublín está estudiando el asunto”, afirmó en una nota el Ministerio indio de Exteriores. “Tenemos entendido que las autoridades irlandesas han iniciado dos investigaciones y estamos esperando los resultados de las mismas”.

Irlanda tiene una de las leyes del aborto más restrictivas de la Unión Europea (UE), y esta ha sido duramente criticada por los tribunales comunitarios. El pasado abril, el Parlamento irlandés (Dáil) rechazó un proyecto de ley sobre la reforma del aborto encaminada a corregir una anomalía histórica, ya que la legislación vigente no contempla una resolución judicial de 1992 que permite la interrupción del embarazo en ciertas circunstancias. Desde entonces, ninguno de los seis gobiernos sucesivos en Irlanda ha incorporado aquella sentencia a la legislación, a pesar de que también se han celebrado dos consultas populares sobre este asunto en los últimos 20 años.

La izquierda irlandesa ha pedido que se legalice el aborto cuando corra peligro la vida de la mujer, pero un proyecto de ley al respecto fue rechazado en abril por el Dáil (Parlamento) con el pretexto de  esperar las conclusiones de un informe que se ha solicitado. “La política de nuestro país en esta materia es antediluviana, propia de una nación atrasada”, señaló la diputada del Partido Socialista Clare Daly, una voz que clama en el desierto.

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo condenó hace dos años a Irlanda a indemnizar con 15.000 euros (unos 19.000 dólares) a una mujer a la que no se permitió abortar en este país a pesar de que su vida corría peligro.

El gran debate social abierto ahora sobre el aborto va a coincidir con la difusión por el Gobierno irlandés el próximo día 27 de las conclusiones de un informe elaborado por un grupo de expertos sobre el aborto. El primer ministro irlandés, el conservador Enda Kenny, ha confirmado que el trabajo de la comisión de expertos, presidida por el juez Seán Ryan, podrá ser analizado por el Parlamento nacional y “por todo el mundo”, aunque advirtió de que su Ejecutivo de coalición entre el democristiano Fine Gael y los laboristas no tomará decisiones apresuradas.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa, Sociedad irlandesa. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Conmoción en Irlanda por la muerte de una mujer a la que se le impidió abortar

  1. Asunción Troyas Izeta dijo:

    Yo tengo entendido que el aborto es ilegal aunque corra peligro la vida de la madre (en Irlanda).
    Esos dias estaba en Dublín y se hablaba mucho del tema en la radio. Por lo que creí enteder cuando el corazón del feto dejó de latir lo sacaron, es decir tenia que morir antes el feto por que mientras el corazón late se supone que está vivo y a pesar de que era inviable que viviera estuvieron esperando varios dias con la pobre mujer en el hospital TERRIBLE
    Y ningún político se moja, vergonzoso. Solo espero que al menos la muerte de esta mujer sirva para que no esperen 20 años mas para legislar este tema.
    No es cuestión de ser católico ni hindú, no es una cuestión religiosa sino de derechos humanos.

  2. Alice dijo:

    Hay veces que me da verguenza mi procedencia fundamentalista.

  3. Bruno dijo:

    Tiene Cjns!!!.
    Y atentos a la ofensiva antiabortista que está teniendo lugar mucho más cerca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s