Turbas unionistas intentan quemar a una policía en Belfast

Disturbios en BelfastAlrededor de 15 hombres enmascarados atacaron y quemaron un coche policial con una agente en su interior, que resultó ilesa, en otra noche de disturbios violentos en el este de Belfast (Irlanda del Norte), informan los medios británicos, según la agencia EFE.

En la tarde del lunes, los agresores destrozaron las ventanillas del automóvil, que no era un patrulla, y arrojaron un cóctel molotov contra el vehículo, ocupado todavía por una agente que logró escapar sin resultar herida.

El coche policial se encontraba custodiando la oficina de la diputada Naomi Long, del pequeño partido multiconfesional Alianza (que agrupa a católicos y protestantes), que la pasada semana recibió una amenaza de muerte en una carta.

La policía ha indicado que está tratando este suceso como “un intento de asesinato” a un agente en la octava noche de altercados que vive Irlanda del Norte.

“Se trata de un intento planeado de matar a un policía que también ha puesto las vidas de otros ciudadanos en peligro y es afortunado que no haya habido heridos como resultado de este ataque”, dijo el jefe de policía George Hamilton.

Si bien algunos medios hablan de quince agresores en el hasta ahora incidente más grave desde que estalló la violencia hace ocho días, otros indican que fueron seis los que prendieron fuego al vehículo.

Por su parte, Long, diputada para el este de Belfast, consideró el incidente de “absolutamente repugnante” e indicó a los medios que “no hay duda de que el coche era un objetivo”, pues se llevaban a cabo controles policiales de patrullas cerca de su oficina.

En los últimos días se han registrado en distintas partes de Belfast disturbios violentos, algunos organizados por grupos paramilitares lealistas, según la policía.

Esta serie de altercados comenzó después de que la pasada semana el Ayuntamiento de la ciudad acordara una moción del partido de la Alianza para permitir que la bandera británica ondee solo en ciertos días del año.

La llamada ‘Union Jack’ ondea actualmente a diario en la fachada del consistorio y los concejales nacionalistas había pedido su retirada definitiva para crear “un ambiente de neutralidad en una ciudad dividida”.

Desde entonces, Belfast ha sido escenario de sucesivos enfrentamientos con grupos de unionistas (partidarios de la permanencia de la provincia en Gran Bretaña), furiosos por la decisión tomada por la mayoría de los concejales municipales.

En un comunicado emitido el martes, el ministro principal de Irlanda del Norte, Peter Robinson, afirmó que un “intento de asesinato” a un agente policial es “una acción terrorista despreciable”. Robinson agregó que los responsables del ataque al vehículo de la policía no actuaron en nombre de la “Union Jack” sino que, en cambio, arrojaban vergüenza sobre ella con esos actos.

Entre otros incidentes ocurridos anoche, la policía también registró disturbios en el sur de Belfast, en el área Village, donde agentes fueron agredidos con cócteles molotov, ladrillos, botellas y petardos y hubo intentos de prender barricadas en carreteras de la zona.

La ministra británica para Irlanda del Norte, Theresa Villiers indicó que abordará hoy en el Parlamento el problema de la violencia en Irlanda del Norte

Esta entrada fue publicada en Conflicto de Irlanda del Norte. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s