Mañana elecciones anticipadas en Mid Ulster

Banner del candidato Francie_Molloy_(SF)

Mañana jueves, 7 de marzo, los electores de Mid-Ulster elegirán al sucesor de Martin McGuinness en Westminster. El dirigente del Sinn Féin ha renunciado a acumular los escaños de Stormont y Londres para centrase en su cargo de Viceprimer Ministro de Irlanda del Norte. Si bien se trata de un feudo republicano (McGuinness lleva ganando ese escaño desde 1997) y el candidato del Sinn Féin Francie Molloy parte como favorito, el hecho de que todos los partidos unionistas se hayan puesto de acuerdo en un candidato único, Nigel Lutton, ha arrojado cierta emoción al escrutinio. Junto a ellos, solo concurren otros dos candidatos: Eric Bullick, de la Alianza (intercomunitario), y Patsy McGlone, del SDLP (nacionalista moderado).

Lo cierto es que con los resultados de 2010 en la mano, la victoria del Sinn Féin estaría cantada (21.239 votos de McGuinness, frente a los 13.380 de la suma de los tres candidatos unionistas de entonces), de hecho es lo que apuntan las apuestas (más fiables en esta isla, al parecer, que las encuestas), pero… Los fantasmas del pasado vuelven a visitar a los candidatos, aunque se empeñen en hablar del futuro.

Y es que en 2007 un parlamentario del DUP (unionista), David Simpson, acusó a Francie Molloy del asesinato de Frederick Lutton (precisamente el padre del actual candidato Nigel), un agricultor y reservista del RUC (Policía del estado unionista norirlandés) que había sido asesinado por el IRA en mayo de 1979, dándose la circunstancia de que la familia Lutton y la familia Molloy eran vecinas. El político republicano solo pudo negarlo todo y quejarse amargamente de que la acusación se había hecho bajo el amparo de Westminster, por lo que no pudo demandarlo ante los tribunales. Ahora Molloy y Lutton vuelven a cruzarse en el camino, provocando cierta incomodidad en la campaña electoral. De hecho, ambos han declinado participar en el debate de candidatos en la BBC, dejando campo libre a los minoritarios.

Tanto los unionistas como el Sinn Féin parecen dispuestos a atemperar el pasado: Si bien hace ocho años Nigel Lutton había declarado que nunca podría olvidar lo que le hicieron a él ni a su familia, y que nunca perdonará a los asesinos de su padre, en una reciente entrevista en The Irish Times mostró mayor moderación: “Quiero dejar lo que ha sucedido en el pasado, quiero seguir adelante. No tiene sentido albergar pensamientos de venganza o de odio. Se destruye a la persona, se destruye el país y la frágil paz que tenemos en este momento”.

Por su parte, Francie Molloy rechaza la acusación de Simpson y afirma que puede mirar a los Lutton a los ojos con la conciencia tranquila: “En realidad he hablado con la familia Lutton en muchas ocasiones, tanto con los sobrinos como con otros miembros de la familia. No tengo absolutamente ningún reparo en lo que sea”.

Por lo tanto, en el centro de recuento electoral, ¿se darán la mano Nigel Lutton y Francie Molloy? Pronto saldremos de dudas.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa, Proceso de paz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s