Gran despliegue policial en toda Irlanda ante la próxima cumbre del G8

Más de 8,000 policías vigilarán la cumbre del Grupo de los ocho países más industrializados del mundo, el G-8, que se llevará al cabo en Fermanagh, Irlanda del Norte, informó ayer la policía norirlandesa. Se espera que en los días previos a la cumbre el 17 y 18 de junio, miles de manifestantes se acerquen al aislado complejo turístico de Lough Erne para lanzar protestas anticapitalistas, ambientalistas y en favor de erradicar la pobreza en el mundo.

En conferencia de prensa, el responsable de la seguridad del G-8, Alistair Finley, afirmó: “estamos preparados para cualquier problema, siempre habrá agitadores, pero esperamos que la mayoría de las manifestaciones sean pacíficas”. El jefe del Servicio de la Policía de Irlanda del Norte (PSNI por sus siglas en inglés), confirmó a la prensa extranjera que los manifestantes tendrán permiso de permanecer a 750 metros del lugar del conclave del G-8 que estará resguardado por vallas.

El dispositivo de seguridad se extenderá a Belfast, capital de Irlanda del Norte, donde se prevén protestas el 17 de junio, y la policía estará en alerta máxima ante eventuales actos terroristas. “Nuestros métodos antiterroristas son efectivos, estamos preparados para eventualidades”, aseguró hoy el jefe de la policía norirlandesa.

A su vez, la secretaria de Estado para Irlanda del Norte, Theresa Villiers, afirmó que el personal militar que apoyará la labor de la policía se encargará exclusivamente de tareas “logísticas y técnicas” como ayudar en la elaboración de alimentos para los ocho mil policías.

El Reino Unido asumió la presidencia del G-8 durante un año a partir del 1 de enero de 2013, y la agenda incluye ampliar el comercio mundial, diseñar impuestos más justos, y alcanzar una mayor transparencia. A la cumbre asisten el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de Rusia, Vladimir Putin, el primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron y los jefes de Estado y de Gobierno de Francia, Canadá, Alemania, Italia y Japón.

Loug Erne es un complejo turístico de lujo con 120 habitaciones y suites, dos campos de golf, cinco helipuertos y un aeropuerto a cinco minutos del complejo turístico para recibir aviones privados.

También al sur de la frontera

Por su parte, la Garda (Policía de la República de Irlanda) movilizará a unos 900 agentes para reforzar la seguridad de la cumbre del G8. Efectivos de la Garda serán desplegados a lo largo de la frontera que separa a la provincia británica de la República de Irlanda, donde se alojarán algunas de las delegaciones, explicó ayer en Dublín el dirigente policial Kieran Kenny.

También se han diseñado planes para establecer juzgados de emergencia y centros de detención provisionales en los condados fronterizos con Irlanda del Norte, en previsión de que las manifestaciones programadas desemboquen en actos violentos.

Como parte del dispositivo de seguridad, la Garda está ya en permanente contacto con las fuerzas de seguridad de otros países, así como con Interpol y Europol, señaló Kenny, quien recordó que en “eventos de esta magnitud los imprevistos son infinitos”.

Entre las amenazas identificadas, afirmó el policía, figura la de los grupos disidentes del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) opuestos al proceso de paz, que podrían aprovechar la ocasión, dijo, para dar publicidad a su causa en los medios internacionales con una acción terrorista.

En Irlanda del Norte, más de 5.000 policías velarán por la seguridad del encuentro, que tendrá lugar en el hotel de cinco estrellas Lough Erne, cercano a la localidad de Enniskillen, en el oeste de la región, y al aeródromo de Saint Angelo.

Aunque Kenny rehusó hoy hablar de cifras, la Policía norirlandesa ha asegurado que los manifestantes no tendrán posibilidad alguna de acercarse hasta los líderes del G8, compuesto por los siete países más industrializados -Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá y Japón- y Rusia.

Sindicatos norirlandeses y organizaciones cívicas han convocado una manifestación en Belfast para el 15 de junio, dos días antes del inicio de la reunión del G8, y han organizado también durante esos días el denominado “Festival por un Mundo más Justo”.

Los actos de protesta coincidirán con la visita del presidente estadounidense, Barack Obama, quien efectuará una breve parada en la capital norirlandesa el 17 de junio.

Mientras tanto, la Garda vigila los movimientos de personas en los principales puertos y aeropuertos del país, afirmó Kenny, quien reconoció que el dispositivo de seguridad desplegado en toda la isla causará trastornos a los habitantes de las zonas fronterizas.

Esta entrada fue publicada en Actualidad de Irlanda. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Gran despliegue policial en toda Irlanda ante la próxima cumbre del G8

  1. 39escalones dijo:

    ¿Pero la policía va allí a protegernos de ellos, del grupo de los Gilís-8? Ojalá, pero mucho me temo que…
    Abrazos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s