Finalizan las conversaciones norirlandesas sin acuerdo

Richard Haass y Meghan O'SullivanEl pasado 16 de septiembre comenzaron unas importantes conversaciones entre los partidos norirlandeses, presididas por el Dr. Richard N. Haass, ex enviado especial de Estados Unidos para Irlanda del Norte, que debían permitir alcanzar acuerdos antes del final de 2013 sobre las cuestiones más controvertidas en Irlanda del Norte: desfiles y protestas; banderas, símbolos y emblemas; y asuntos relacionados con cómo debe abordarse el pasado: www.northernireland.gov.uk/haass-panel-of-parties-tor.pdf. Sin embargo, las conversaciones se acercan al límite de fin de año sin acuerdo. “Existen diferencias y divisiones”, afirmó el mediador estadounidense Richard Haass, pero advirtió que el “proceso no está muerto”.

Haass había fijado la fecha del 24 de diciembre para que los partidos aceptasen las propuestas reunidas en un cuarto borrador, en cuyo caso pasarían a formar parte de un texto definitivo que aún cree que podría estar listo para antes de fin de año. “El trabajo efectuado respecto a las banderas es muy decepcionante. Pero en las otras dos áreas los progresos han sido, creo, bastante impresionantes y sería una pena que no se tradujera en algo concreto. Nos gustaría pensar que existen motivos para volver”, señaló el mediador.

Haass, que viajó a Estados Unidos a pasar la Navidad, ha regresado a Belfast el viernes para presentar su quinto borrador y tratar de cerrar el proceso antes de Año Nuevo, fecha en que Haass y su co-mediadora, la profesora de Harvard Meghan O’Sullivan, tienen previsto abandonar Irlanda del Norte.

Entre las ideas planteadas por Haass destaca la adopción de una nueva bandera para Irlanda del Norte o la redacción de un “código de conducta” que establezca normas sobre el despliegue de “banderas y emblemas de manera no oficial en lugares públicos”, como podría ser un desfile orangista o en los murales de fachadas de edificios.

El equipo de mediadores de Haass ha mantenido desde septiembre más de cien reuniones y se ha dirigido a más de 500 personas durante un proceso que incluyó, además de a los políticos, a otros representantes de la sociedad norirlandesa.

Según el diplomático, se recibieron más de 600 propuestas de “individuos y grupos” con ideas para resolver estas cuestiones, que han hecho surgir actos de violencia en las calles de la provincia, como ocurrió en el verano durante la temporada de desfiles de la orden protestante de Orange.

También a principios de este año cientos de policías resultaron heridos en enfrentamientos con jóvenes protestantes por la retirada de la bandera británica del Ayuntamiento de Belfast, que solo ondea ya en días señalados.

Más peligroso es que la radicalización de la ciudadanía sirva para dar vuelo a los disidentes del ya inactivo IRA, capaces de intensificar en los últimos meses su campaña armada y que, según la Policía, representan una amenaza seria para la paz.

Esta entrada fue publicada en Conflicto de Irlanda del Norte, Proceso de paz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s