Robert Boyd: un héroe irlandés en la historia de Málaga

Robert Boyd: un héroe irlandés en la historia de Málaga
Esteban Alcántara
Asociación Histórico-Cultural Torrijos 1831 (publicado en o Xornal de Galicia).

DIGITAL IMAGELa figura generosa y romántica del irlandés Robert Boyd, fiel amigo del general José María Torrijos y Uriarte, es para los españoles un héroe de la defensa de los derechos y libertades constitucionales de nuestro país.

Robert Boyd nació el 7 de diciembre de 1805 en el seno de una noble familia afincada en Londonderry (Derry). Recibió una esmerada educación en Foyle Collage, lo que le sirvió para que, en 1924, con 19 años, entrara como cadete en el 65 Regimiento Nativo de Infantería de Bengala, consiguiendo el nombramiento de teniente en 1825.

Decepcionado con la Compañía de la India Oriental, regresó a Inglaterra, donde pronto frecuentó el círculo de intelectuales dirigido por su primo John Sterling, conocido como los “Doce apóstoles” de Cambridge, formado por el propio Sterling, Maurice, Alfred Tensión, Arthur Hallam, John Kemble, Richad C. Trench… Esas reuniones también eran frecuentadas por el general español Torrijos, por entonces en su exilio de Londres por sus ideas liberales frente al poder absolutista del monarca Fernando VII. Según Carlyle, Torrijos llegó a ser en estas reuniones “Muy prominente y, a la larga, casi el objeto central” por sus ideas sobre los derechos de los ciudadanos. Esa personalidad también influyó en el joven Boyd que se convirtió en uno de sus mejores amigos, tanto que cuando recibió una rica herencia la puso toda en disposición para sufragar la expedición a Gibraltar que el general español estaba poniendo en marcha, para desembarcar en el litoral de Andalucía y llevar a cabo un pronunciamiento liberal. Boyd fue el agente de Torrijos que preparó en la Roca la infraestructura necesaria para cobijar a los liberales.

Fusilamiento-Torrijos_Antonio-GisbertAtraídos con falsas promesas por el llamado plan Viriato, Torrijos y sus compañeros desembarcaron en las costas de Málaga el 2 de diciembre de 1831, siendo capturados el 5, y ejecutados el 11 del mismo mes sin ningún tipo de derechos y defensa en estrado público. El cónsul británico en Málaga, William Mark, hizo todo lo posible por salvar a Boyd, dada su calidad de súbdito británico, pero el gobernador de Málaga, González Moreno, lo impidió. El hijo del cónsul contó que cuando las descargas de fusilería abatieron al primer grupo de prisioneros en las playas de San Andrés, Huelin, Málaga, Boyd, atado en cuerdas con ellos, se levantó, para que el pelotón disparara de nuevo sobre él, hasta que cayó definitivamente.

La Asociación Histórico-Cultural Torrijos 1831, constituida en Málaga desde 2002 para preservar la memoria de aquellos hombres, realiza homenajes anuales al llegar cada mes de diciembre. El homenaje a Robert Boyd se realiza ante su tumba desde 2004 en el Cementerio Inglés, fecha en la que vinieron hasta trece miembros descendientes de la familia Boyd. Gracias a la Asociación, desde ese año, Boyd tiene también una calle en el barrio de Huelín de Málaga, en cuyas proximidades está el lugar donde perdió la vida.
Málaga, diciembre 2013

Esta entrada fue publicada en España-Irlanda. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s