Diez años sin fumar en los pubs irlandeses

irish pub

Galway. – Hace diez años, Christy Ruane estaba asustado: temía que la prohibición de fumar arruinaría su negocio, un tradicional pub de Irlanda en el que el humo era tan parte del paisaje como las pintas de Guinness.

El 29 de marzo de 2004, Irlanda se convirtió en el primer país del mundo en prohibir fumar en todos los lugares de trabajo.

No sin polémica, eso incluía a los bares, los tradicionales pubs donde transcurre gran parte de la vida social irlandesa.

“Pensábamos que iba a afectar al negocio”, dijo Ruane a la AFP en el Coachman’s Inn (La posada del cochero), el bar próximo a Mountbellew (condado de Galway, oeste), que ha gestionado durante 40 años.

“La prohibición de fumar fue un gran cambio y éramos muy, muy recelosos”.

Pero una década después, el temor a perder a sus clientes -principalmente granjeros mayores a los que les gusta fumar con su cerveza- se ha esfumado.

“Todo fue bien, al final”, explicó, hasta el punto que “odiaría que se pudiera volver a fumar en los pubs”.

“Al menos, te despiertas por la mañana y te puedes volver a poner la ropa sin oler a tabaco”.

— El acento en la comida —

En el pub King’s Head (La cabeza del rey) del centro de la ciudad de Galway, el responsable del bar, Stephen Murphy, dijo a la AFP que la medida ha tenido “un efecto realmente positivo” sobre clientes y personal.

“Hubo un periodo al principio en que afectó obviamente a las ventas, pero pronto generó ingresos adicionales”, sostuvo.

Murphy explicó que muchos pubs han optado “por el camino de la comida, porque es mejor disfrutarla en un ambiente sin humo”.

Irlanda fue pionera en la prohibición. Sólo Nueva York, con su alcalde antitabaco Michael Bloomberg a la cabeza, había optado antes por romper el binomio copas-cigarrillo.

Muchos han seguido ya su camino. Pero cuando el entonces ministro de Sanidad, Micheál Martin, anunció la medida, en el sector, ya muy golpeado, se echaron a temblar.

Pádraig Cribbon, director de la Federación de viticultores irlandeses (VFI), la asociación que aglutina a los pubs, dijo que aquellos “temores estaban bien justificados” y que la prohibición hizo daño.

“Si miras a los diez años siguientes, se ha dado una caída importante en el negocio de los pubs. No todo es culpa de la prohibición de fumar, pero ciertamente contribuyó”.

Según sus cifras, el número de bares cayó de 7.831 en 2005 a 6.565 en 2013, 1.200 menos.

— ¿Y el número de fumadores? —

En los últimos 10 años ha caído el número de fumadores en Irlanda, según el gobierno, pero sus cifras siguen estando entre las más altas de Europa.

Los datos del servicio de sanidad pública muestran que el 29% de los irlandeses eran fumadores en marzo de 2004 y en 2013 lo son el 21,5%.

Pero la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) afirmó en noviembre que los fumadores siguen siendo el 29%, muy por encima la media de los países de la organización y a la altura de Francia, Polonia y China.

Esta entrada fue publicada en Sociedad irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s