Conocer Irlanda en cinco preguntas

Conocer Irlanda en cinco preguntas

Es un país cercano, con el que compartimos raíces celtas y del que, quien más, quien menos, sabemos cosas. Pero esta entrevista con Pura Giménez, Subdirectora de la Oficina de Turismo de Irlanda en España, nos ayuda a adentrarnos más en este destino a través de su propia perspectiva. –Entrevista en el diario Qué.es

¿Cuál es el principal valor de la celebración de Halloween  en Irlanda? ¿Qué puede ver allí el viajero que no encuentre en otras celebraciones del mundo?

Su origen celta, ya que comenzó a celebrarse en Irlanda hace 2.000 años. En aquella época Halloween era un festival pagano que los celtas celebraban con el nombre de “Samhain”, una antigua palabra celta que significa el final de la cosecha. Era el momento en el que los antiguos celtas paganos almacenaban provisiones y sacrificaban ganado para prepararse para el invierno. Creían que en la noche de Samhain (Halloween), los espíritus de los muertos volvían a visitar el mundo de los mortales, así que encendían grandes hogueras para ahuyentar a los malos espíritus, y la única forma de que no se les llevarán consigo era pareciéndose a ellos, por lo que se ponían máscaras y trajes que daban miedo. Los inmigrantes irlandeses llevaron consigo versiones de esta tradición a Norteamérica, donde se hizo muy popular.

Irlanda es un destino ancestral para celebrar Halloween, ya que fue allí donde se originó. El carnaval  de Derry-Londonderry, por ejemplo, es el más grande de Europa y uno de los mejores lugares para vivir Halloween al más puro estilo irlandés. Desde el 29 de octubre al 2 de noviembre, el mundo de los espíritus invade esta ciudad medieval amurallada ofreciendo experiencias únicas y aterradoras en las que confluyen arte, imaginación y diversión escalofriante para toda la familia: desfiles fantasmagóricos, esculturas de fuego, figuras iluminadas y de sombras, espectáculos callejeros, cuentacuentos, mercadillos nocturnos, concursos de disfraces y fuegos artificiales, entre otras muchas actividades terroríficas.

Irlanda dispone de atractivos suficientes como para completar una escapada para todos los gustos. Ustedes acaban de diseñar hace poco la Ruta Costera del Atlántico, otra forma de recorrer el país. ¿En qué consiste esta ruta y qué facilita al turista?

Se trata de una ruta costera de 2.500 km con una de las carreteras más espectaculares de Europa, que discurre desde el Condado de Cork hasta el Condado de Donegal al oeste de Irlanda. Durante su recorrido se pueden encontrar paisajes de ensueño, acantilados preciosos como los de Moher, islas solitarias y fauna salvaje; en definitiva, naturaleza en estado puro. Todo ello, aderezado con pueblecitos tradicionales, pubs muy típicos, hoteles con encanto, una variada oferta gastronómica y cultural, así como lugareños muy simpáticos y acogedores. Además, se ha creado una gran infraestructura para que el turista pueda disfrutar de todo tipo de actividades deportivas, como senderismo, ciclismo, surf o kayak.

Irlanda acaba de incluirse en la lista Lonely Planet de destinos casi obligados para 2015. ¿Qué atractivos destaca la guía para identificar el país dentro de esta afortunada selección?

Sí, estamos muy contentos de este prestigioso galardón, ya que reconoce los valores más característicos de Irlanda como su autenticidad, su naturaleza salvaje, su perfecta combinación de tradición y modernidad, así como la hospitalidad de sus gentes. A la hora de seleccionarla, han destacado cinco aspectos que hacen de Irlanda algo especial. En primer lugar, sus paisajes y naturaleza, como la Ruta de la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte o la Ruta Costera del Atlántico. También, el carácter hospitalario y alegre de los irlandeses, siempre dispuestos a entablar conversación y a montar sesiones improvisadas de música en los pubs. Su tarjeta de visita es la risa y la craic (diversión), por algo llaman a Irlanda la tierra de las 100.000 bienvenidas. Por otra parte, destaca su amplia oferta cultural, que abarca todos los ámbitos artísticos, desde la música y la literatura hasta las artes escénicas. De hecho, la cultura corre por las venas de los irlandeses: cuenta con leyendas literarias como James Joyce, Oscar Wilde, Bram Stoker o C.S. Lewis y Dublín es ciudad de la literatura de la UNESCO. Además, su parte moderna es igual de interesante. Dublín y Belfast son ciudades cosmopolitas y animadas con muchas cosas que hacer y ver a este respecto. Otro aspecto relevante son sus festivales legendarios y eclécticos de todo tipo, como el Festival de Arte de Galway y el de San Patricio en Dublín. Por último pero no menos importante, su gastronomía. Irlanda es una isla pequeña pero se come muy bien, ya que la materia prima es excelente, como las deliciosas gambas del lago Erne, el cangrejo de la maravillosa península de Inishowen o las ostras de Galway. Sin olvidar la cerveza Guinness. Además de sus múltiples platos típicos como el pastel de ternera, los chefs están impulsando una nueva cocina irlandesa que explora sabores exquisitos.

Otoño es una época que invita a hacer pequeñas escapadas con encanto e Irlanda es un buen destino. Para aquel que esté dudando, ¿cuál es su rincón favorito de Irlanda, ese al que siempre vuelve?

Es difícil escoger un solo lugar porque hay muchas maravillas en la isla. No obstante, destacaría la Calzada del Gigante, con sus 40.000 columnas de basalto resultado del contacto del mar con la lava volcánica, y patrimonio mundial de la UNESCO. También la abadía de Kylemore, con su magnífica casa señorial en el condado de Galway o Glendalough, un conjunto de ruinas monásticas entre valles y lagos en el condado de Wicklow. Entre las ciudades, Limerick, que este año es Ciudad de la Cultura.

Irlanda comparte con España un rasgo en común: ambas son habituales escenarios de películas y, en concreto, de la serie Juego de Tronos. ¿Disponen de productos turísticos especializados en este segmento al que podríamos denominar “turismo de cine”?

Irlanda es una tierra de mitos y leyendas y sus espectaculares paisajes y su especial atmósfera hacen que sea el escenario ideal para rodar ficciones épicas y fantásticas, tanto de televisión como de cine. Existen diversas rutas donde puedes ver y recorrer los lugares de rodaje de Juego de Tronos o de la película recién estrenada Drácula, la leyenda jamás contada, cuyo mito creó otro irlandés ilustre, Bram Stoker, en Irlanda del Norte, así como Cong en el oeste de Irlanda, donde se rodó El hombre tranquilo. Como ves, toda Irlanda es un lugar de película.

Esta entrada fue publicada en Turismo de Irlanda. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s