Los partidos norirlandeses buscan el acuerdo en el último día de negociación

TheresaLos partidos de Irlanda del Norte afrontan hoy el reto de conseguir un acuerdo sobre las finanzas de la provincia y varios aspectos pendientes del proceso de paz, como las polémicas por el alzamiento de banderas o los desfiles protestantes. La ministra británica para Irlanda del Norte, Theresa Villiers, advirtió anoche de que hoy es el último día negociación, cuando se darán por cerradas las conversaciones “haya o no acuerdo”, según informa la agencia EFE.

Los partidos norirlandeses, junto con Villiers y un representante del Gobierno irlandés, reanudaron las charlas en Stormont, sede del Gobierno autónomo de poder compartido entre republicanos y unionistas.

Se espera que esta mañana reciban la respuesta del primer ministro, David Cameron, a una propuesta de financiación que las formaciones hicieron la semana pasada, que solicita a Londres 2.000 millones de libras (2.500 millones de euros) en dinero y préstamos en la próxima década a cambio de efectuar reformas en la Administración norirlandesa.

La naturaleza de estas reformas es lo que ha enfrentado al republicano-católico Sinn Féin de Gerry Adams y al mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) del conservador Peter Robinson, representante de la comunidad protestante y partidario de la permanencia en el Reino Unido.

El izquierdista Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), se ha negado hasta ahora a aplicar la política de austeridad impuesta por Londres a sus regiones y rechaza recortes sociales.

Por contra, el DUP entiende que el ajuste es necesario para hacer frente a la crisis económica, lo que ha provocado un “impasse” en el funcionamiento del Gobierno autónomo.

Londres amenaza con multar a Belfast con 200 millones de libras (unos 252 millones de euros) por no acometer la reforma del sistema de bienestar social aprobada por el Parlamento británico en 2013, penalización que podría llevar a la quiebra a la Administración norirlandesa.

En los últimos días, el Sinn Féin y el DUP han acercado posiciones y el viernes presentaron a Cameron un propuesta de política presupuestaria común, que contempla efectuar recortes, como exige Londres, pero protegiendo con un fondo especial a los más vulnerables que dependen de las ayudas sociales.

Si Cameron acepta su planteamiento, autorizará la transferencia de los fondos que el Gobierno autónomo necesita para continuar su labor.

Al mismo tiempo, el ministro británico de Economía, George Osborne, ha prometido también transferir al Ejecutivo de poder compartido competencias para fijar el impuesto de sociedades en Irlanda del Norte, lo que haría más competitiva la economía local.

Se supone que el desbloqueo de la política presupuestaria permitirá avanzar en varios aspectos pendientes del proceso de paz, que aún causan disturbios, como la cuestión de las banderas en los edificios públicos, los desfiles protestantes y el legado de casi 30 años de un conflicto armado que causó más de 3.500 muertos.

Esta entrada fue publicada en Proceso de paz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s