Deporte gaélico en Irlanda

Estos días Jorge Quiroga recordaba en el diario deportivo Marca lo interesantes que son los deportes gaélicos. Aquí tenéis:

hurling

En un mundo ideal, el deporte lo practicarían jugadores amateurs, es decir, deportistas que no cobrarían y que se ganarían la vida con sus trabajos, formando parte del tejido social. Tampoco habría traspasos y un jugador permanecería en un equipo toda su vida. Pero no sería un deporte anónimo, al contrario, estadios con 60.000 o 70.000 personas llenarían sus partidos. Y una de las cadenas más potentes daría sus partidos por televisión. Sería en un mundo ideal.

Deportivamente hablando, ese mundo ideal existe. Está al norte de Europa y se trata de Irlanda. Allí, la filosofía que impera en los deportes gaélicos es esa: amateurismo puro y extrema lealtad con el equipo donde has nacido. Evidentemente componentes como tradición, cultura, herencia o pasión se conjugan en deportes como el hurling, el fútbol gaélico, el rounders y el handball, las cuatro especialidades que conforman los juegos gaélicos, auspiciados por la GAA, la Asociación de Deportes Gaélicos.

De origen celta, estas cuatro especialidades deportivas se remontan, en algunos casos, a miles de años en la historia del hombre. El handball, que se asemeja a la pelota vasca, tiene sus primeras referencias en 1427. Más joven es el rounders, parecido al softball y al béisbol, que se remonta a 1744. Aunque en ese aspecto se lleva la palma el hurling, deporte del que se sabe ya algo en el siglo V y del que incluso se habla 1.200 años A.C.

El hurling es casi religión en Irlanda. Está considerado como el deporte de pelota más rápido del mundo y también el más antiguo de Europa. Se juega con un stick llamado hurley, que difiere mucho a los usados en hockey y genera auténtica pasión en la sociedad irlandesa. Como muestra, la última final nacional disputada entre Kilkenny y Tipperary en Croke Park, —ganada por los primeros— reunió a 82.000 espectadores que abarrotaron uno de los estadios más grandes de Europa y fue ofrecida en directo y en prime time por la cadena inglesa Sky Sports.

Como en el resto de deportes gaélicos, sus estrellas, auténticos héroes en sus condados, no perciben cantidad económica alguna por sus servicios. De hecho, algunos de los jugadores de esa final disputada en domingo, el martes siguiente tenían que acudir a sus puestos de trabajo como mecánicos, profesores, carteros o fontaneros. Y jamás jugarán para otro condado. No existen los traspasos. Puro amor al arte transmitido entre generaciones por una de las sociedades más tradicionales del mundo.

Lo mismo sucede en el fútbol gaélico, deporte que también llena estadios como Croke Park en Dublín y del que deriva el espectacular y más mediático —y profesionalizado— fútbol australiano. Los que saben dicen que un buen jugador de fútbol gaélico aúna virtudes de un futbolista, de un jugador de baloncesto y de uno de rugby.

Algunos futbolistas como Cristiano Ronaldo (hurley) o Xabi Alonso (fútbol gaélico) han podido probar las bondades de practicar algunos de estos deportes. Alonso, en su etapa en el Liverpool, conoció esta disciplina y disfrutó de ella, convirtiéndola en una de sus grandes aficiones.

Estos son, de forma resumida, los cuatro deportes gaélicos más importantes:

Fútbol Gaélico
Se juega por equipos de 15 en un campo de césped rectangular con las porterías en forma de H en cada extremo. El objetivo principal es anotar conduciendo la bola, botando o corriendo, pero cada cuatro pases hay que tocar la bola con el pie. Si se anota en la red, son tres puntos, si se hace por encima del larguero y los dos palos de la H, uno. El equipo con la puntuación más alta al final del partido gana.

Hurling
Se juega con un stick, o hurley una pelota por equipos de 15 en un campo de césped rectangular con las metas en forma de H en cada extremo. El objetivo principal es anotar. Si se hace por debajo del travesaño, son tres puntos. Por encima del larguero y entre los dos palos de la H, uno. Es similar al Fútbol Gaélico. El equipo con la puntuación más alta al final del partido gana. Se trata de un deporte con más de tres mil años de antigüedad, y se le conoce como el juego de pelota más rápido del mundo. Como en el fútbo gaélico no hay traspasos entre los equipos ni se cobra por jugar.

Handball gaélico
Es un juego donde los jugadores usan sus manos para devolver una pelota contra una pared. El juego es similar a la pelota vasca. Hay tres modalidades, 60×30, 40×20 y One Wall.

Rounders
Es un juego de bate y pelota que se juega en Irlanda, una versión similar se juega en Inglaterra. Rounders es el menos popular de los juegos gaélicos. Es similar al softball.

Esta entrada fue publicada en Deporte irlandés. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Deporte gaélico en Irlanda

  1. Un artículo interesante. Me gustaría comentar que también existe otro deporte muy comun en algunas zonas de Irlanda y que seimpre me ha parecido muy interesante, y que és el Road bowling. Os dejo un enlace a la wikipedia (en inglés) que explica un poco su funcionamiento e historia: http://en.wikipedia.org/wiki/Irish_road_bowling

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s