SF y SDLP bloquean los recortes en seguridad social en Irlanda del Norte

McGuinness y RobinsonLa semana pasada el bloque nacionalista en la Asamblea autónoma de Irlanda del Norte activó un mecanismo de emergencia para bloquear el programa de recortes en ayudas sociales y subsidios estatales que se estaba debatiendo en Stormont.

El veto a la Ley de Reforma de la Seguridad Social de los partidos que representan a la comunidad católica/nacionalista, el Sinn Féin y el Partido Socialdemócrata y Laborista (SDLP), puede precipitar la suspensión de las instituciones norirlandesas.
La crisis se agudizó el anterior fin de semana con la hospitalización del viceprimer ministro de Irlanda del Norte, el unionista Peter Robinson, debido a un fallo cardíaco.

“Está estable pero continúa en el hospital”, había comunicado por la mañana la ministra de Finanzas del Partido Democrático Unionista (DUP), Arlene Foster, quien podría tomar las riendas del partido durante la convalecencia de Robinson. El crucial debate, por tanto, siguió adelante en ausencia de Robinson y con la latente amenaza del colapso de la autonomía norirlandesa.

La reforma de la Seguridad Social se incluye en un paquete de concesiones fiscales y ayudas a los programas de reconciliación por parte del Gobierno de Londres que los partidos norirlandesas suscribieron en el llamado Acuerdo de Stormont, el pasado mes de febrero.

El Sinn Féin denuncia sin embargo que la legislación “no aplica las garantías acordadas en Stormont” respecto a los sectores más vulnerables de la sociedad. “No vamos a formar parte de ninguna agenda que castigue a los pobres y desmantele los servicios públicos”, había advirtió horas atrás Martin McGuinness, viceprimer ministro y dirigente del Sinn Féin.

El apoyo al veto por parte de los nacionalistas moderados del SDLP hace imposible la aprobación de la reforma, puesto que esta legislación requiere el voto mayoritario de políticos de ambas comunidades de la dividida sociedad de Irlanda del Norte. McGuinness ha culpado al Gobierno conservador de Reino Unido de esta nueva crisis institucional en la provincia británica. “No estamos solos en la batalla contra la austeridad”, advirtió el dirigente republicano. En la mesa hay una propuesta del gobierno autonómico escocés para reunirse con sus equivalentes en Belfast y Cardiff, que ya cuenta con el respaldo de Sinn Féin. “Debemos desarrollar una postura común en oposición a la austeridad tory”, retó McGuinness la semana pasada.

McGuinness, como gesto conciliador, visitó el pasado miércoles por la noche en el hospital al primer ministro Peter Robinson, al que llevó una cesta de frutas de regalo. “Era mi cesta de frutas, porque no comí ayer en todo el día, así que se puede decir que hice un sacrificio por el bien del primer ministro”, bromeó McGuinness en declaraciones a la cadena británica BBC. El dirigente republicano confió en que el líder unionista “se recupere” pronto de la dolencia cardiaca que le mantiene hospitalizado desde el lunes.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s