El funeral de Jeremiah O’Donovan Rossa, preludio de 1916

[Interesante artículo sobre el centenario de uno de los más significativos antecedentes del Levantamiento de Pascua de 1916: el funeral de O’Donovan Rossa, a cargo de Mícheál Mac Donncha, publicado en la revista del Sinn Féin An Phoblacht.]

El funeral de O’Donovan Rossa, preludio del Levantamiento de Pascua

Mícheál Mac Donncha

funeral Rossa

El veterano feniano Jeremiah O’Donovan Rossa murió en Nueva York el 29 de junio de 1915. Su viuda escribió a Tom Clarke, de la Hermandad Republicana Irlandesa (IRB), pidiéndole que se encargara de que Rossa tuviera un funeral público en Irlanda. Se celebraría bajo los auspicios de la Asociación Memorial Wolfe Tone, que era la cara pública de la clandestina Hermandad Republicana Irlandesa.

Clarke inmediatamente se puso a trabajar y se estableció un Comité Funeral O’Donovan Rossa muy amplio, con trece subcomités para abordar todos los aspectos de los preparativos. La lista de miembros del Comité Funeral se considera como un quién es quién de los republicanos irlandeses, nacionalistas avanzados y activistas obreros progresistas de aquel tiempo. De hecho, en esta lista aparecen once de los líderes del Levantamiento que serían ejecutados diez meses después.

funeral Rossa 2

El General al mando y Mariscal Jefe del funeral fue el Comandante General Thomas MacDonagh de los Voluntarios Irlandeses. Los Comandantes Edward Daly y Éamonn Ceannt mandaban a los Voluntarios Irlandeses en conjunto y a los contingentes de la Brigada de Dublín respectivamente. James Connolly comandaba el Ejército Ciudadano Irlandés [milicia sindical], Pádraig Ó Riain estaba al frente de Na Fianna Éireann [la organización juvenil republicana] y Jenny Wyse Power al frente de Cumann na mBan [Liga de Mujeres, la sección femenina de los Voluntarios Irlandeses]. Otros miembros del comité del funeral fueron Arthur Griffith, Constance Markievicz, The O’Rahilly y William O’Brien.

El cuerpo de Rossa llegó a Dublín el martes 27 de julio y fue llevado a la Pro-Catedral en Marlborough Street, donde grandes multitudes vinieron a presentar sus respetos. La Misa de Réquiem se celebró al día siguiente. A continuación una guardia de honor de los Voluntarios Irlandeses y del Ejército Ciudadano Irlandés acompañó el cuerpo hasta la rotonda del Ayuntamiento, donde el ataúd, envuelto en la bandera tricolor, fue velado durante tres días por una guardia de honor.

El republicano de Sligo padre Michael O’Flanagan habló en la apertura del velatorio. Era un joven sacerdote radical famoso por su oratoria y había apoyado a la gente en su lucha por la tierra y el empleo en el Oeste. Él se arriesgó a ser enjuiciado en virtud de la Ley de Defensa del Reino cuando dijo: “Si tenemos grandes potencias en el mundo de hoy que profesan que están luchando por la libertad de las pequeñas nacionalidades y… si estas potencias no son sinceras en sus manifestaciones… vamos a hacer nuestra parte para rasgar la máscara de la hipocresía de sus rostros”.

Miles de personas desfilaron ante el féretro en el Ayuntamiento. En el folleto de recuerdo del funeral, Seán Mac Gadhra describe el amplio sector de personas que llegaron al Ayuntamiento, incluidos jóvenes irlandeses en uniforme del ejército británico, uno de los cuales fue visto saludando a Rossa.

Miles de personas viajaron desde todo el país y del extranjero para asistir al cortejo fúnebre el domingo 1 de agosto. 17 trenes especiales llegaron, pero a muchos otros se les impidió viajar ya que algunas empresas ferroviarias se negaron a poner trenes especiales y en aquellos lugares decidieron celebrar ceremonias locales.

funeral Rossa 3

El cortejo fúnebre salió del Ayuntamiento a las 2:45 pm y fue conducido por la Banda de Saint James y filas armadas de los Voluntarios de la Brigada de Dublín. Al lado de la carroza fúnebre marcharon veteranos del Movimiento Feniano. Un gran número de contingentes tomaron parte, incluidos Voluntarios de toda Irlanda, representantes de los ayuntamientos, sindicatos, clubes de la Asociación de Deportes Gaélicos (GAA), entre otros muchos. La asistencia fue de decenas de miles de personas.

La tumba estaba en lo que se convertiría en la parcela republicana del cementerio de Glasnevin, junto a fenianos que habían sido compañeros de Rossa. El padre O’Flanagan recitó las oraciones y sonó una andanada de disparos en saludo a cargo de los fusileros de los Voluntarios y del Ejército Ciudadano.

Pádraig Pearse había sido requerido por Tom Clarke para ofrecer la oración junto a la tumba. Cuando Pearse preguntó hasta dónde podía llegar, Clarke le respondió: “Que sea tan caliente como el infierno. Manda la discreción a tomar viento”. La oración se ha convertido en uno de los textos fundamentales del republicanismo irlandés y una llamada a las armas que obtendría respuesta el Lunes de Pascua de 1916. “Mientras Irlanda no sea libre, nunca estará en paz”.

Las ceremonias y el funeral público de O’Donovan Rossa tuvieron lugar hace 100 años, desde el 27 julio hasta el 1 agosto de 1915.

Esta entrada fue publicada en 1916, Historia de Irlanda, Rebeldes irlandeses. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s