‘En los confines de Hibernia. Tras la leyenda de la Armada Invencible en Irlanda’, de David Revelles

en los confines de HiberniaCuando el 21 de julio de 1588 el gran proyecto naval de Felipe II zarpó de A Coruña para invadir Inglaterra con una flota de 130 navíos y 30.000 hombres, la Armada Invencible inició su singladura hacia la leyenda. Pero, ¿dónde encontró el yunque donde forjó su funesto destino? En la hermosa y feraz costa occidental de Irlanda. Un total de 24 barcos naufragaron y 6.000 hombres perdieron la vida en sus costas.

Hoy, cuatro siglos después de esa tragedia marítima y humana, el halo mítico de la Invencible sigue perviviendo en la Isla Esmeralda, grabado a fuego en su toponimia: desde las rocas basálticas de la Calzada del Gigante, en el Ulster, hasta la península de Dingle, en el sureño Kerry. Una huella que también late en la memoria de las increíbles aventuras de náufragos como el capitán Francisco de Cuéllar, en el cabello y los ojos oscuros de los black Irish, en el oro español expuesto en los museos de la isla…

Descubrir los paisajes, los personajes y las historias que forjaron esa leyenda es el horizonte de este libro, un viaje tintado de aventura, emoción y recuerdo.

Esta semana se ha presentado en Madrid el libro En los confines de Hibernia. Tras la leyenda de la Armada Invencible en Irlanda, del periodista David Revelles. Este libro es el resultado de casi diez años de viajar a Irlanda para consultar fuentes documentales y conversar con expertos en la Armada española en la costa oeste de Irlanda. Nos lleva en un viaje desde Dublín a las costas occidental y septentrional, visitando lugares vinculados a la Armada en las pequeñas ciudades, pueblos y lugares remotos. Revelles describe el destino de quienes navegaron con la Armada Invencible con tanto orgullo y ambición y que llegó a su desafortunado fin cuando alcanzaron nuestras costas. Relata las aventuras de dos de los escasos hombres que lograron ponerse a salvo. También nos presenta a un pequeño grupo de entusiastas en Irlanda, historiadores profesionales y aficionados , así como buzos subacuáticos, que se esfuerzan en recuperar los restos de los grandes barcos que se hundieron y en honrar la memoria de los que navegaron en ellos. En una operación llevada a cabo el pasado verano, una serie de artefactos, entre ellos nueve cañones, algunos bellamente ornamentados, y la rueda de un gran cureña fueron recuperados del fondo del mar y ahora están siendo tratados para su preservación en el Museo Nacional de Irlanda. Es una gran lectura, ligera y accesible para cualquier persona con interés en la historia y en estos lugares.

En el siguiente enlace se pueden ver algunas fotos de los artefactos maravillosos que se encontraron en Streedagh, Co. Sligo, el verano pasado:  https://www.facebook.com/National-Monuments-Service-Archaeology-563478597003852/?fref=nf

Esta entrada fue publicada en España-Irlanda, Historia de Irlanda, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s