Resultados por votos de primera preferencia

Como sabéis, los irlandeses votan a los diversos candidatos en una misma papeleta ordenándolos por preferencia. Pasada la medianoche se concluyó el primer escrutinio de todas las urnas, con lo que se pudo establecer el resultado de las elecciones del 26 de febrero por votos de primera preferencia. El reparto de los escaños sin embargo aún tardará entre esta tarde y mañana lunes, precisamente porque es preciso realizar numerosos recuentos para adjudicar los escaños. En este blog ya explicamos cómo funciona el voto personal transferible. Aquí tenéis la tabla de resultados:

32ª DÁIL 2016 (votos) 2016 (%) 2011 (%) dif. %
Fine Gael         544.140 25,5%        36,1 –      10,6  
Fianna Fáil         519.356 24,3%        17,4          6,9
Sinn Féin         295.319 13,8%          9,9          3,9
Labour         140.898 6,6%        19,4 –      12,8  
Indep. Alliance            88.930 4,2%  new
AAA-PBP            84.168 3,9%          2,2          1,7
Social Democrats            64.094 3,0%  new
Green Party            57.999 2,7%          1,8          0,9
Renua            46.552 2,2%  new
Independientes         242.016 13,0%        12,1          0,9
Otros 0,7%

De entrada, a pesar de las cifras de recuperación económica que ha presentado el gobierno de coalición Fine Gael-Labour, el electorado ha castigado la política de austeridad impuesta estos últimos cinco años. El desgaste gubernamental es notorio [comparemos con los votos de hace cinco años]: solo descienden el conservador Fine Gael del primer ministro Enda Kenny (pierde más de 250.000 votos y 10,6 puntos porcentuales) y el Partido Laborista de la viceprimera ministra Joan Burton (pierde casi 300.000 votos, las dos terceras partes de lo obtenido en 2011, y casi 13 puntos). El resto de partidos crece a su costa. El que más crece, aunque insuficientemente para desbancar al FG, es el Fianna Fáil, antaño partido hegemónico pero que se descalabró en 2011 (cuando perdió más de la mitad de sus votos, 24 puntos). La ligera recuperación del FF de Micheál Martin le asegura el papel de líder de la oposición o quizá de decisivo socio de gobierno si termina aceptando una coalición con su  histórico enemigo, el FG, pero no le permite articular una mayoría alternativa para encabezar un gobierno (salvo que las transferencias de voto den una sorpresa).También crece el Sinn Féin, aunque por debajo de las expectativas levantadas antes de la campaña electoral (las encuestas le otorgaban por encima del 20% de los votos como segunda fuerza e incluso hace un años como primera).

La crisis del bipartidismo histórico es palpable: por primera vez desde la guerra civil de 1922 la suma de Fine Gael y Fianna Fáil no supera el 50% de los votos. Sin embargo, no es el emergente Sinn Féin quien aprovecha en exclusiva el descontento con la austeridad, sino un abanico de pequeños partidos nuevos: en la derecha la Alianza Independiente y en la izquierda la Alianza Anti Austeridad-People Before Profit y los Social Demócratas. El Partido Verde, que desapareció hace cinco años con la debacle del gobierno de Brian Cowen (FF) del que era socio minoritario, regresa ahora a la Dáil. Quien parece que ha pinchado es Renua, el nuevo partido de centroderecha, que al parecer tendrá dificultades para obtener representación.

Hasta que no estén todos los escaños repartidos, será difícil valorar las opciones para conformar un gobierno estable. Los analistas hablan ya de un “parlamento colgado” como en España. Seguiremos informando.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s