‘Who fears to speak of Easter Week’, de Brendan Behan

El escritor Brendan Behan (del que ya hablamos en Innisfree) escribió en 1958 el drama An Giall (el rehén) en lengua irlandesa y lo tradujo al inglés como The Hostage, que tuvo un gran éxito internacional.

bbehanThe Hostage representa los acontecimientos que conducen a la ejecución de un miembro del IRA de 18 años en una cárcel de Belfast, acusado de matar a un policía de la Royal Ulster Constabulary. Al igual que al protagonista de The Fellow Quare, el público nunca va a ver al condenado. La acción de la obra se desarrolla en una extraña casa de mala reputación en Nelson Street, en Dublín, propiedad de un ex comandante del IRA. El rehén del título es Leslie Williams, un soldado británico joven e inocente capturado en la frontera con Irlanda del Norte y retenido en el burdel, entre la animada pero desesperadamente poco ortodoxa combinación de prostitutas, revolucionarios y gente corriente que habita el lugar.

Para dicha obra, Behan compuso algunas canciones. Una de ellas, que se interpreta casi al final del segundo acto, es Who fears to speak of Easter Week?, una balada diferente, aunque comparte el título con la anónima de 1916.

De esta canción sí hemos encontrado grabaciones cantadas por el propio Brendan Behan. Sin embargo, hemos hallado letras incorrectas, que no coinciden con lo que el propio autor canta. El texto de la canción que figura en la obra teatral The Hostage es este:

Who fears to speak of Easter Week
That week of famed renown,
When the boys in green went out to fight
The forces of the Crown.

With Mausers bold and hearts of gold
The Red Countess dressed in green
And high above the G.P.O.
The rebel flag was seen.

Then came ten thousand khaki coats
Our rebel boys to kill,
Before they reached O’Connell Street,
Of fight they got their fill.

They had machine-guns and artillery
And cannon in galore;
But it’s not our fault that e’er a one
Got back to England’s shore.

For six long days we held them off
At odds of ten to one,
And through our lines they could not pass,
For all their heavy guns.

And deadly poison gas they used,
To try to crush Sinn Féin,
And burnt our Irish capital,
Like the Germans did Louvain.

They shot our leaders in a jail
Without a trial, they say;
They murdered women and children,
Who in their cellars lay.

They dug their grave with gun and spade
To hide them from our view
Because they could neither kill nor catch
The Rebels so bold and true.

Sin embargo en la grabación se entonan dos estrofas más, que se terminan con la mención a la tumba de Connolly. Paradójicamente en algunas webs se encuentran estas dos estrofas finales, pero no son las que se cantan. Un misterio por resolver:

May the Lord have mercy on three men
Who faced the murderous foe,
There was Dickson, Sheehy-Skeffington
And McIntyre also.

‘Twas in a dismal barrack cell
They met their fate so cruel,
Yes, they were shot with no clergy got
To prepare them for their doom.

Traducción:

¿Quién teme hablar de la Semana de Pascua? /Esa semana tan gloriosa, / cuando los chicos de verde partieron a luchar / contra las fuerzas de la Corona.

Intrépidos con Mauser y corazones de oro, / la Condesa Roja vestida de verde / y por encima de la G.P.O. [Oficina General de Correos] /se observaba la bandera rebelde.

Luego vinieron diez mil capas caqui / para a nuestros chicos rebeldes matar, / antes de alcanzar la calle O’Connell, / consiguieron su ración de combate.

Tenían ametralladoras y artillería / y cañones en abundancia; / pero no es nuestra culpa que jamás regresaran a la costa de Inglaterra.

Durante seis largos días les mantuvimos a raya / con una ventaja de diez a uno, / y a través de nuestras líneas no pudieron pasar, / debido a todas sus armas pesadas.

Y utilizaron gas venenoso mortal / para intentar aplastar al Sinn Féin, / y quemaron nuestra capital irlandesa, / como los alemanes hicieron en Lovaina.

Fusilaron a nuestros líderes en una cárcel / sin juicio, dicen; / asesinaron a mujeres y niños también / que en sus bodegas yacen.

Cavaron su tumba con la pistola y la pala / para ocultarlos de nuestra vista / porque no pudieron matar ni capturar / a los Rebeldes tan audaces y auténticos.

Estrofas sobrantes: [Que el Señor tenga piedad de tres hombres / que se enfrentaron al enemigo asesino, / eran Dickson, Sheehy-Skeffington y McIntyre también.

Fue en una celda del lúgubre cuartel / donde encontraron su destino tan cruel, / sí, fueron fusilados sin que ningún clérigo llegara / a prepararlos para su amargo final.]

Esta entrada fue publicada en 1916, Cultura irlandesa, Historia de Irlanda, Literatura, Música celta o irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s