Segunda sesión de investidura frustrada en Dublín

kenny se muerde las uñas

Enda Kenny

La Dáil [Cámara Baja del Parlamento irlandés] rechazó ayer miércoles, por segunda vez, la candidatura a Taoiseach [primer ministro] de Enda Kenny, líder de Fine Gael (partido conservador y no nacionalista) y fuerza más votada en las elecciones generales de febrero. En esta nueva sesión de investidura, solo 51 de los 157 diputados de la Dáil votaron a favor de Kenny, mientras que 80 lo hicieron en contra y 27 se abstuvieron. Esta vez el candidato de FG ha perdido votos desde la primera sesión en marzo: entonces contó con el apoyo del Partido Laborista, su socio en el Ejecutivo durante la anterior legislatura, que ayer decidió abstenerse.

La Dáil también rechazó la candidatura de Micheál Martin, líder de Fianna Fáil (liberal y nacionalista), segunda fuerza política, con 43 a favor, 95 en contra y 20 abstenciones.

Por primera vez una mujer se ha presentado como candidata al cargo de Taoiseach. Ruth Coppinger, de la Alianza Anti Austeridad-People Before Profit, ha recibido 10 votos a favor, 108 en contra y 40 abstenciones.

El fracaso de Enda Kenny y Micheál Martin ha despejado el camino para que celebren su primer encuentro cara a cara a fin de explorar la posibilidad de superar las desavenencias de la guerra civil de hace casi un siglo y llegar a un acuerdo de gobierno entre los dos principales partidos.

Por su parte, Gerry Adams, líder del Sinn Féin (de izquierdas y nacionalista), que ha votado en contra de cualquier gobierno encabezado tanto por FG como por FF, ha relativizado las diferencias entre los dos partidos de centroderecha: “[Las desavenencias de] la guerra civil se echan a un lado rápidamente en los ayuntamientos, donde los dos partidos se reparten cargos para dejar fuera al Sinn Féin”.

Más de un mes después de las elecciones generales, ninguno de los dos principales partidos ha logrado pactos de gobernabilidad con las formaciones minoritarias y los diputados independientes que integran la Dáil más heterogénea de las últimas décadas.

Un pacto entre FG y FF, rivales históricos que se han alternado el poder desde la independencia de Irlanda hace casi un siglo, es visto como la mejor opción para formar un Ejecutivo estable y evitar la convocatoria de unas nuevas elecciones. El Fine Gael de Kenny ganó con 50 escaños los comicios del 26 de febrero, mientras que el Fianna Fáil de Martin obtuvo 44 de los 158 asientos en liza.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s