Enda Kenny salva la moción de censura, pero sigue muy tocado

kenny-helpEl líder del Fine Gael (conservador y no nacionalista), Enda Kenny, está abocado a renunciar como Taoiseach (primer ministro de la República de Irlanda) o enfrentarse a una moción de censura forzada por sus propios parlamentarios, a la que es poco probable que sobreviva. Tanto Leo Varadkar, ministro de Protección Social, como Simon Coveney, ministro de Vivienda, Planificación y Gobierno Local, considerados los principales aspirantes para reemplazar a Kenny, reclaman una reunión del grupo parlamentario para principios de la próxima semana. Y eso que Kenny sobrevivió ayer por la noche a una moción de no confianza en la Dáil (cámara baja del Parlamento irlandés) presentada por el Sinn Féin (de izquierdas y nacionalista).

Los votos de Fine Gael y de la Alianza Independiente (57) respaldaron al gobierno superando los 52 noes de la izquierda (Sinn Féin, Labour, AAA-PBP, etc.), gracias a la abstención (44) de la segunda fuerza política, Fianna Fáil (liberal y nacionalista). La moción de censura se fundamentaba en el polémico caso de Maurice McCabe, sargento de la Garda Síochána (Policía irlandesa), que filtró en su día información acerca de varios casos de corrupción dentro de la Garda, pero que en febrero fue acusado de abusos sexuales que el propio McCabe ha negado. El Sinn Féin ha acusado al Gobierno de gestión caótica y de no actuar ante las informaciones de los denunciantes debido a las campañas de difamación llevadas a cabo contra ellos. El propio Kenny se ha visto obligado a pedir perdón a McCabe.

Aunque anoche el todavía Taoiseach argumentó que “lo último que necesita este país son unas elecciones generales”, Varadkar y Coveney anunciaron a sus compañeros de partido que se prepararan para unas elecciones anticipadas. Desde que Enda Kenny anunció que no repetiría como candidato en los próximos comicios para un tercer mandato, muchos parlamentarios le han emplazado a que ponga fecha a su salida para facilitar el lanzamiento de un nuevo candidato y no perjudicar así las expectativas del partido.

Los parlamentarios del Fine Gael se debaten entre confiar en la dilatada experiencia de Enda Kenny para regir los destinos del país y desconfiar de su capacidad para liderar el partido e impedir unas elecciones anticipadas. Con la situación de colapso que atraviesa el gobierno en minoría, no parece previsible que su primer ministro pueda mantenerse en el cargo más allá del verano, según comentan los analistas políticos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s