Martin McGuinness entra en la leyenda del republicanismo irlandés

martin-mcguinnessLa pasada madrugada nos dejó uno de los arquitectos de la paz en el Norte de Irlanda, Martin McGuinness. Dirigente del IRA en los ’70, jefe negociador del Sinn Féin durante el proceso de paz y viceprimer ministro de Irlanda del Norte hasta el pasado mes de enero, McGuinness es ya leyenda del republicanismo irlandés, junto a figuras de la talla de Wolfe Tone, Patrick Pearse, James Connolly o Bobby Sands. Va a ser de los muertos que nunca mueren. Martin go brách!

Recuerdo aquí mi tributo personal a su figura histórica y una galería fotográfica.

Martin McGuinness ha muerto a los 66 años, tras renunciar a la política a principios de año por una grave enfermedad degenerativa, la amiloidosis, que le ha afectado al corazón. Tanto sus compañeros del Sinn Féin como los principales líderes políticos de Irlanda y del antiguo enemigo, el Reino Unido, rinden homenaje con sus palabras a quien ha sido un constructor de la paz.

“Es con profundo pesar y tristeza que hemos sabido de la muerte de nuestro amigo y camarada Martin McGuinness, que falleció en la madrugada en Derry. Se le echará mucho de menos por todos los que lo conocieron”, señaló el comunicado del Sinn Féin que dio la noticia.

El presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, ha destacado la “determinación, dignidad y humildad” mostrada por McGuinness “durante toda su vida”, cualidades con las que ha lidiado también “con este breve periodo de enfermedad”. “Era un apasionado republicano que trabajó incansablemente por la paz y la reconciliación y por la reunificación de su país”, señaló Adams, amigo personal y compañero de McGuinness desde los años sesenta. Juntos Adams y McGuinness desarrollaron una estrategia de paz que les permitió conducir al movimiento republicano hasta un proceso de paz que puso fin a tres décadas de práctica guerra civil en el Norte de Irlanda, culminando con el desarme del IRA y de las bandas lealistas y con la constitución de un gobierno de poder compartido entre unionistas y nacionalistas, para el que ya no hay supremacía protestante ni son los católicos ciudadanos de segunda clase.

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, ha destacado el “decisivo papel” que Martin McGuinness desempeñó para pacificar Irlanda del Norte: “Así como no puedo aprobar el camino que tomó en la primera parte de su vida, Martin McGuinness finalmente desempeñó un papel decisivo en alejar al movimiento republicano de la violencia. Al hacerlo, tuvo una contribución esencial e histórica en el extraordinario viaje de Irlanda del Norte del conflicto a la paz. Pese a que nuestra visión no coincidía, ni siquiera en los últimos años, como viceprimer ministro durante casi una década fue uno de los pioneros en implementar el poder compartido entre comunidades en Irlanda del Norte. Comprendió su fragilidad y su valioso significado. En el corazón de todo estaba su profundo optimismo por el futuro de Irlanda del Norte, y creo que todos debemos agarrarnos a ese optimismo hoy”.

“Estoy profundamente triste por la muerte de Martin McGuinness”, ha dicho el primer ministro irlandés, Enda Kenny. “Su fallecimiento supone una gran pérdida, no solo para la política de Irlanda del Norte, sino para toda la clase política de esta isla”, ha afirmado. Kenny ha indicado que McGuinness “siempre será recordado por su extraordinario viaje político”, que le llevó desde la lucha armada hasta la competición democrática. “No solo llegó a creer que la paz debe prevalecer, sino que se comprometió a trabajar incansablemente por eso hasta el final”, ha valorado. En su última etapa, ya como representante del pueblo norirlandés en el Gobierno e incluso en el Parlamento británico, aunque nunca llegó a tomar posesión de este cargo, Kenny ha destacado que “se esforzó para hacer de Irlanda del Norte un lugar mejor para todo el mundo, sin importar su pasado o tradición”.

El presidente irlandés, Michael D’Higgins, se ha pronunciado en la misma línea: “El mundo de la política y todos en esta isla echaremos de menos su liderazgo, evidenciado en los tiempos difíciles del proceso de paz, y su compromiso con los valores democráticos que probó y desarrolló en las instituciones de Irlanda del Norte”

El exprimer ministro británico Tony Blair, que trabajó con McGuinness en aquel proceso, también ha tenido esta mañana palabras en su recuerdo: “Crecí viendo y oyendo sobre Martin McGuinness, que era un miembro del IRA metido en la lucha armada. Después conocí al Martin McGuinness que dejó a un lado esa lucha armada para construir la paz. Habrá algunos que no puedan olvidar el amargo legado de la guerra. Y en el caso de aquellos que perdieron a sus seres queridos en ella, es completamente comprensible. Pero aquellos de nosotros que fuimos capaces de traer finalmente el acuerdo de paz en Irlanda del Norte, sabemos que no podríamos haberlo hecho sin el liderazgo de Martin, su coraje y su silenciosa insistencia en que el pasado no debe definir el futuro”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política irlandesa, Proceso de paz, Rebeldes irlandeses. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s