‘Mujeres de Irlanda’ (introducción) #SemanadeIrlanda

Aquí tenéis la introducción que escribí para el recital Mujeres de Irlanda de Celtic Airs del pasado viernes 15 de septiembre, en el marco de la III Semana de Irlanda en Zaragoza. Me he permitido añadir algunos enlaces a entradas de este blog.

recital Celtic Airs

MUJERES DE IRLANDA

Buenas tardes. La III Semana de Irlanda en Zaragoza tiene el honor de contar con la participación de Celtic Airs, un grupo formado por profesoras de Filología Inglesa de la Universidad de Zaragoza y varios amigos, que vienen ofreciendo recitales poético-musicales en torno principalmente a la cultura irlandesa. Hoy regresan para ofrecernos un espectáculo centrado en las mujeres de Irlanda. En la apertura de este acto, hemos podido disfrutar de Mná na hÉireann, Mujeres de Irlanda, una hermosa pieza musical compuesta por Seán Ó Riada en 1968 y que se popularizó mundialmente interpretada por The Chieftains en la BSO de la película Barry Lindon de Stanley Kubrick. A mi juicio, una de las melodías más hermosas del mundo.

Cuando se ha escrito la Historia, hasta tiempos bien recientes y todavía hoy en día, se suele dejar fuera a la mitad de la Humanidad. Se suele olvidar a la mitad de los protagonistas. En concreto, a LAS protagonistas. Hoy, con este acto, pretendemos visibilizar esta injusticia como un paso hacia su erradicación.

Se nos dice que el poeta William Butler Yeats fue el padre del Renacimiento gaélico. Es verdad, y ganó el Premio Nobel de Literatura por ello. Pero pocos dicen quién fue la madre del Renacimiento gaélico. Fue Lady Gregory, dramaturga, recopiladora de folclore y de la mitología irlandesa, cofundadora del Teatro Literario Irlandés y del Abbey Theatre. No exagero si me atrevo a decir que no habría habido un Yeats laureado sin la figura de Isabella Augusta Gregory.

En 1916 una generación irrepetible de irlandeses se jugó la vida por la libertad de Irlanda. Pudimos verlo en la película 1916, la rebelión irlandesa, que se proyectó en esta sala el pasado miércoles, y en el noticiario de la época que veremos este domingo aquí mismo con música del grupo O’Carolan en directo. La Historia recuerda al pedagogo Patrick Pearse y al sindicalista James Connolly. Pero con ellos también estaba la Condesa Constance Markiewicz, la primera mujer al mando de tropas en Europa durante el Levantamiento de Pascua, la primera mujer electa en un Parlamento en diciembre de 1918, la primera mujer ministra, toda una pionera. [Biografía en 4 entradas: 1, 2, 3 y 4].

Las mujeres han sido muchas veces borradas de la Historia. En algún caso literalmente. Cuando Patrick Pearse, líder de los rebeldes de 1916, se rindió ante el general Lowe, le acompañaba la enfermera Elizabeth O’Farrell, que había actuado como mensajera jugándose la vida durante toda la semana de combates en Dublín. Sin embargo, su imagen fue borrada de los libros de Historia. Literalmente, fue eliminada de la fotografía que inmortalizaba para la posteridad aquella imagen de la rendición de los rebeldes. Pudimos ver la foto en la película de anteayer. Borraron a Elizabeth O’Farrell, pero dejaron a Pearse con cuatro pies. Fueron tan torpes que olvidaron borrar las faldas y los pies de O’Farrell.

Con motivo del centenario del Levantamiento de Pascua, se han recuperado para la memoria colectiva muchas mujeres que participaron en aquellos años que dieron a luz a la Irlanda contemporánea. Una Irlanda moderna no puede olvidar a la mitad del país. Dos mujeres han sido presidentas de la República de Irlanda, Mary Robinson y Mary McAleese, desde 1990 hasta 2011. De hecho, en la actualidad los dos principales partidos de Irlanda del Norte son encabezados por mujeres: Arlene Foster, del Partido Democrático Unionista, y Michelle O’Neill, del Sinn Féin.

También en el campo de la literatura, que tanta gloria da a este pequeño país, alguien puede creer que eso de escribir en Irlanda es cosa de hombres. Se equivocaría, a pesar de que los cuatro Premios Nobel de Literatura irlandeses son hombres (Wlliam Butler Yeats, George Bernard Shaw, Samuel Beckett y Séamus Heaney), o a pesar de figuras anteriores a los Premios (como Jonathan Swift, James Joyce, Bram Stoker u Oscar Wilde). ¿Qué misterio hace que una isla medio despoblada en el confín de Europa posea la más alta concentración de escritores de talento de todo el mundo? De eso hablaremos otro día. Hoy vamos a intentar descubrir a esas brillantes mujeres irlandesas que suelen permanecer ocultas, borradas de las fotos.

En las librerías irlandesas encontraremos novelistas de talento como Edna O’Brien, Elizabeth Bowen, Maeve Binchy, Marian Keyes, Cecelia Ahern, Tara French… Y también poetas como las que vamos a escuchar hoy. Poetas como Moya Cannon (cuyo poema El tren recitamos el año pasado) o como Eva Bourke, Aisling Doherty o Eavan Boland, voces de la Irlanda contemporánea, sin olvidarnos de voces más clásicas como la de la poeta decimonónica Lady Jane Wilde, madre de Oscar.

Estas tres poetas actuales resumen bien la lírica irlandesa contemporánea, tres mujeres que ofrecen una diversidad de visiones: desde el este, Dublín, la mayor, Eavan Boland (nacida en 1944); desde el oeste, Galway, la más reconocida, Eva Bourke (de 1946); y desde el norte, Derry, la más joven, Aisling Doherty (de 1977). Decíamos que Eva Bourke es una de las más reconocidas poetas irlandesas, precisamente porque ha sido elegida para formar parte de Aosdána, una especie de academia de las artes con solo 200 miembros, lo más granado de la cultura irlandesa del momento presente. A pesar de ello, su obra no ha llegado a España, aunque algunos de sus poemas aparecen antologados en la edición bilingüe Irlandesas: 14 poetas contemporáneas (de la editorial argentina Bajo la Luna). Lo mismo podríamos decir de Aisling Doherty, buena representante de la generación del cambio de siglo.

Quien sí ha visto traducidos algunos de sus libros al castellano es Eavan Boland, una poeta centrada en la identidad nacional irlandesa y en el papel de las mujeres en la Historia. Se han editado en España sus poemarios En un tiempo de violencia (Hiperión, 1997) y Violencia doméstica (Baile del Sol, 2013).

Sin más preámbulos, abramos bien los ojos y los oídos. Llegan las mujeres de Irlanda. Descubrámoslas. Con todos vosotros, con todas vosotras, ¡Celtic Airs!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1916, Cultura irlandesa, Historia de Irlanda, Literatura, Mujeres de 1916, Poesía, Sociedad irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s