Acuerdo de madrugada: no habrá ‘frontera dura’ en Irlanda

SFYouth fronteraTras una reunión de madrugada, la premier británica Theresa May se ha comprometido a pagar la factura de la salida de la Unión Europea -por un importe de entre 40.000 y 60.000 millones de euros- y a no imponer una frontera dura con Irlanda. El presidente de la Comisión Europea Jean-Claude De Juncker, por su parte, recomienda pasar ya a la siguiente fase de las negociaciones para avanzar en el Brexit. Cree que se han constatado “avances suficientes” sobre los derechos de los ciudadanos, la factura de salida y la frontera norirlandesa. La UE y el Reino Unido deberán abordar ese tiempo de transición en la segunda fase de las negociaciones, que versarán sobre su relación futura. Es un avance considerable, pero el presidente de la CE reconoce que aún queda un largo camino por recorrer.

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, ha asegurado que no existirá una «frontera dura» entre la República de Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte con el acuerdo alcanzado sobre la primera fase de las negociaciones para la salida del país de la Unión Europea (UE). «No habrá una frontera dura y mantendremos el acuerdo de Belfast», indicó May en una rueda de prensa junto al presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker.

El nuevo Tánaiste (viceprimer ministro) y ministro de Exteriores irlandés, Simon Coveney, ha confirmado que el acuerdo alcanzado incluye plenas garantías que no habrá una vuelta a una frontera dura entre Irlanda e Irlanda del Norte. «¡Acuerdo confirmado!», ha escrito Coveney en su Twitter.

«Irlanda respalda que las negociaciones del Brexit pasen a la fase dos ahora que hemos logrado garantías para todos en la isla de Irlanda, protegiendo plenamente el Acuerdo de paz de Viernes Santo, toda la economía de la isla y garantizando que no habrá una frontera dura en la isla de Irlanda tras el Brexit», ha explicado.

En opinión de Coveney, se trata de un «muy buen resultado para todos en la isla de Irlanda». «Garantizado que no habrá frontera dura», ha remachado.
Para Dublín evitar que hubiera una vuelta a una frontera como la que había antiguamente con Irlanda del Norte una vez que Reino Unido abandonara la Unión Europea era una línea roja que no estaba dispuesto a tolerar, por lo que había amenazado con vetar el paso a la siguiente fase en la negociación del Brexit, la futura relación con la UE tras el divorcio.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa, Unidad irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s