Elecciones locales en el Norte: DUP y SF mantienen sus mayorías, mientras crece la Alianza

escrutinio completo NI local 2019

Las elecciones locales en Irlanda del Norte del pasado 2 de mayo supusieron algunos cambios, pero ningún movimiento sísmico, como sí hubo en los comicios celebrados en Inglaterra el mismo día, marcados por la desastrosa gestión del Brexit, donde asistimos a un gran desgaste del Partido Conservador que no han sabido aprovechar los laboristas. El Partido Democrático Unionista (DUP) y el Sinn Féin (SF) se mantienen como las fuerzas mayoritarias de sus respectivas comunidades (unionista/protestante y nacionalista/católica), mientras despega el Partido de la Alianza que entra a disputar el tercer puesto a los moderados UUP y SDLP.

El DUP en esta ocasión ha ganado las elecciones en votos (24,1%) y escaños (122), recuperando un punto porcentual con respecto a las elecciones de 2014, en las que el Sinn Féin le había superado en número de votos, aunque no de concejales. El DUP centró su campaña en impedir que el SF volviera a ser la fuerza más votada y lo consiguió, aunque perdió 8 concejales. Por su parte, el Sinn Féin mantuvo sus 105 ediles, aunque retrocedió 8 décimas en porcentaje de votos (23,2%). De estos datos puede deducirse que los dos años de vacío de poder por el desacuerdo entre DUP y SF para gobernar juntos no les ha pasado factura a ambos partidos, que mantienen sus respectivos feudos: Ards & North Down, Antrim & Newtownabbey, Lisburn & Castlereagh, Armagh, Banbridge & Craigavon, Mid & East Antrim, y Causeway Coast & Glens, para el DUP; y Belfast, Newry, Mourne & Down, Mid Ulster, Derry & Strabane, y Fermanagh & Omagh, para el Sinn Féin.

éxito de Alliance

La líder del Partido de la Alianza Noami Long con la concejala de Belfast Nuala McAllister, que encabezó el escrutinio en Castle

Sin embargo, entre las fuerzas minoritarias sí se han apreciado cambios. El Partido de la Alianza, centrista e intercomunitario, con 53 concejales, es el que más crece (4,8 puntos porcentuales y 21 ediles), amenazando en la lucha por el tercer puesto a corto plazo a los unionistas moderados del UUP (75 concejales) y a los nacionalistas moderados del SDLP (59), que retroceden 2 y 1,6 puntos porcentuales respectivamente.

Los ultraunionistas de la Traditional Unionist Voice (TUV) pierden la mitad de sus escaños (de 13 a 6) y los eurófobos del UKIP desaparecen (se quedan sin sus 3 concejales), mientras duplica su representación el Partido Verde (de 4 a 8). En los barrios nacionalistas resulta destacable el despegue de People Before Profit (trotskista), que pasa de 1 a 5 concejales.

Repasemos a continuación algunos nombres propios del escrutinio.

Alison Bennington ha sido elegida concejala del DUP en el Consejo de Antrim y Newtownabbey y será la primera persona homosexual que ostente un cargo público por el Partido Demócrata Unionista a pesar de su programa político anti LGBT. La propia líder del partido, Arlene Foster, ha tenido que salir a hacer declaraciones para acallar las críticas internas por la elección de una candidata abiertamente lesbiana.

Kyle Black, hijo del funcionario de prisiones David Black, que fue asesinado por disidentes republicanos en 2012, ha sido elegido concejal del DUP en Mid Ulster.

Séanna Walsh, el exmiembro del IRA que, a cara descubierta, leyó la histórica declaración del final de la lucha armada el 28 de julio de 2005, ha resultado elegido concejal del SF en Belfast.

Otro ilustre de la jornada ha sido el exparlamentario del Sinn Féin por West Tyrone Barry McElduff, que ha resultado elegido concejal del Consejo de Fermanagh y Omagh, tras haberse visto obligado a dimitir en enero del año pasado de su escaño en Westminster acusado de humillar a las víctimas. En un vídeo subido en su cuenta de Twitter McElduff había posado con una hogaza de pan en la cabeza en Kingsmill, coincidiendo con el aniversario de un atentado del IRA en esa localidad en 1976, lo que se interpretó como una humillación a los diez obreros protestantes asesinados, aunque él no negó en todo momento.

Por otra parte, Gary Donnelly, representante político de la disidencia republicana, ha sido elegido concejal en Derry y Strabane como candidato independiente, encabezando el escrutinio en el distrito donde fue asesinada la periodista Lyra McKee, cuyo crimen había condenado.

Una de las anécdotas de esta campaña la protagonizaron tres antiguos alumnos del colegio de Saint Malachy, que compitieron en la circunscripción electoral de Castle para representar a sus vecinos en el Ayuntamiento de Belfast. John Finucane, candidato del Sinn Féin, Mal O’Hara, del Partido Verde, y Carl Whyte, del SDLP, fueron compañeros de pupitre hasta 1998, solo unas semanas después de que se firmara el Acuerdo de Viernes Santo que acabó con la guerra civil norirlandesa hace dos décadas. John Finucane, abogado e hijo del abogado de derechos humanos Pat Finucane, asesinado por los paramilitares lealistas en 1989, ganó su escaño el viernes en el primer recuento y su nombre suena como posible alcalde de Belfast. Sus compañeros O’Hara y Whyte lograron sus escaños en el último recuento del sábado.

En el Ayuntamiento de Belfast el Sinn Féin fue el vencedor con 18 concejales (aunque perdió 1), por delante del DUP (sacó 15, ganó 2) y de la Alianza (10, ganó 2). Retrocede el SDLP (6, pierde 1) y se descalabra el UUP (pasa de 7 a 2), mientras crecen el Partido Verde (pasa de 1 a 4) y People Before Profit (pasa de 1 a 3).

Destaca el feudo republicano de Black Mountain, en Belfast, donde el SF obtuvo 6 de los 7 concejales, quedando el 7º para PBP. Por otra parte, el SF por primera vez consigue entrar con un concejal, Gary McCleave, en la circunscripción unionista de Lisburn y Castlereagh, feudo del DUP.

Se estrena en la administración local un nuevo partido, Aontú (significa “unidad”), partidario de la unidad irlandesa, de la justicia social y contrario al aborto, fundado por algunos cargos públicos que han abandonado el SF y el SDLP, encabezados por Peadar Tóibín. Varios concejales que aspiraban a la reelección perdieron sus escaños y solo obtuvo uno Anne McCloskey en el Consejo de Derry y Strabane. No parece que su aparición desgastara mucho al SF.

Entre los derrotados de la jornada, podemos destacar a Lee Reynolds, líder del DUP en el Ayuntamiento de Belfast, se queda sin escaño. Igual que le ha ocurrido a la exalcaldesa de Belfast por el SF Mary Ellen Campbell o a Mickey Gillespie, también del SF, que ha perdido su cargo en el Consejo de Mid Ulster después de 22 años.

 

 

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s