Los funerales irlandeses, según Dolores Redondo

La escritora donostiarra Dolores Redondo en su novela Ofrenda a la tormenta, que cierra su exitosa trilogía del Baztán, rinde homenaje de alguna forma a los funerales irlandeses. Imaginaos la escena, la inspectora Amaia Salazar coincide en un bar con el juez Markina tras el entierro de un compañero. ¿Qué beben? Whisky, por supuesto. Y rememoran los funerales irlandeses. Aquí va este fragmento:

El barman, que rondaría la cincuentena, colocó ante ellos los posavasos y la carta de gintonics, en la que aparecían una docena de recetas y que ella rechazó sin mirar.
—Creo que seguiré con whisky, es lo que bebían en la reunión en casa de los padres de Jonan —explicó—. No sé siquiera si había otra cosa, una chica muy guapa repartía vasos sin opción a elegir, como en un funeral irlandés.

—Dos whiskies entonces —pidió Markina al barman.

—Macallan —puntualizó ella.

—Excelente elección, señora —respondió educado el hombre—. ¿Sabe que en 2010 una botella de Macallan de sesenta y cuatro años se subastó en Sotheby’s por cuatrocientos sesenta mil dólares?

—Espero que no fuera ésta —bromeó ella mientras observaba el modo ceremonioso con que el barman vertía el whisky en los vasos. Markina los tomó en sus manos y le tendió uno.

—Sigamos entonces con la costumbre irlandesa y brindemos por él.

Ella levantó su vaso y bebió, sintiéndose aliviada y confusa a la vez. Sabía que, en parte, ello se debía a la presencia del juez a su lado y a tener que reconocer que en las últimas horas, sumada a la pesadilla que se había desatado a su alrededor, parte de su tristeza había procedido del hecho de que él estuviese enfadado con ella, del temor a haber perdido el pequeño vínculo que de alguna manera le unía a él, de haberle decepcionado, de no volver a verle sonreír de aquella forma. Él estaba contando que había asistido a un funeral irlandés en una ocasión, hablaba de lo triste y emotivo que había sido ver a toda aquella gente celebrar la vida del difunto, de la antigua tradición de que los funerales durasen tres días porque, según las leyendas locales, si al fallecido le podía quedar un resquicio de vida, si sufría catalepsia o estaba fingiendo su muerte, ésta sería la prueba definitiva, porque ningún irlandés resistiría tres días de bebida, fiesta y amigos disfrutando a su alrededor sin levantarse de su ataúd. Era una bonita historia que escuchó simulando prestar atención, mientras su mirada quedaba atrapada una vez más en el dibujo de sus labios, en la punta de su lengua asomando brevemente para lamer el whisky que quedaba depositado sobre ellos, en la cadencia de su voz, en sus manos rodeando el vaso.

—No te imaginaba bebiendo whisky —observó él.

—Durante la autopsia, mientras esperábamos en el despacho de San Martín,
el doctor sacó una botella y tomamos un trago… No sé, nunca había pensado en la tradición de brindar por los muertos, no estaba planeado…, el caso es que lo hicimos, y hoy, en la casa de sus padres, de nuevo whisky. Tiene algo, no sé qué es, con una extraordinaria capacidad sedante que permite mantener la mente clara y el pensamiento coherente, pero sin que duela tanto —dijo bebiendo otro trago y apretando los labios.

—Lo cierto es que no parece gustarte mucho.

Ella sonrió.

—Y no me gusta, pero me gusta cómo me hace sentir, creo que comprendo a los irlandeses y que siempre relacionaré el sabor del whisky con la muerte. Cada uno de estos tragos amargos es como comulgar, dejar que te limpie y te cure por dentro. —Bajó la mirada y quedó en silencio unos segundos. Odiaba la sensación del llanto yendo y viniendo; cuando ya parecía controlada, la angustia crecía como un tsunami y las ganas de llorar casi la ahogaban en su intento de contenerlas.

 

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, España-Irlanda, Literatura, Sociedad irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s