La Unión británica se tambalea

Dado su interés, reproduzco un fragmento del artículo de Rafael Ramos en La Vanguardia sobre las consecuencias en Irlanda del Norte de la victoria de Boris Johnson del pasado día 12.

ElectionCollage2

En Irlanda del Norte también están cambiando las cosas muy deprisa, y cada vez gana más fuerza la demanda de un referéndum sobre la reunificación de la isla, que Londres tiene legalmente obligación de convocar, según los acuerdos del Viernes Santo, “en el momento en que parezca que esa opción podría ganar”. Según el Sinn Féin, principal partido nacionalista, ese momento ha llegado ya con el resultado de las elecciones del jueves, ya que sus siete escaños, sumados a los dos del Partido Social Demócrata y Laborista (SDLP), superan los ocho del DUP unionista (que aupó a los gobiernos de Theresa May y Boris Johnson en el tema del Brexit, y se siente traicionado por el acuerdo final, con una frontera invisible en el mar de Irlanda y un régimen aduanero diferente para la provincia que para el resto del Reino Unido.

El golpe moral al unionismo ha sido muy fuerte, porque el DUP ha perdido los escaños de Belfast Norte y Belfast Sur (el primero de ellos, que detentaba el número dos del partido, Nigel Dodds, a manos de John Finucane, hijo de un abogado republicano que fue asesinado por los paramilitares lealistas), y además fracasó en su objetivo de conquistar el de North Down (los suburbios más ricos de la capital), que se ha llevado el Partido de la Alianza, no sectario. Mary Lou McDonald, líder del Sinn Féin, no ha tardado un segundo en pedir el referéndum, igual que Sturgeon en Escocia. “Hemos de estructurar la conversación sobre un cambio constitucional, y no creo que los unionistas deberían estar alarmados, se trataría de una gran oportunidad para todos –ha dicho–. Avanzamos hacia una consulta, no sé cuándo, pero sí que está más cerca”.

El resultado del referéndum irlandés sería tan incierto como el del escocés de independencia, pero en ambos casos la inercia política y la demografía empujan hacia el sí. En el Ulster los católicos serán pronto mayoría, los que quieren el Brexit son minoría, y la “traición” de Boris Johnson al dejar a la provincia bajo el sistema regulatorio de la UE ha hecho que parte de la comunidad protestante y unionista, hasta ahora completamente reacia a la reunificación, se planteen si no convendría más estar en la esfera de Dublín y de Bruselas que la de Londres, y sacrificar las consideraciones nostálgicas al pragmatismo.

“Voté al Brexit –cuenta Johnny Ferguson, un granjero del condado de Antrim–, pero cada vez está más claro que en la República viven mejor que nosotros. Hasta ahora, como todos pertenecíamos a la Unión Europea, podíamos cruzar la frontera para comprar lo que en Irlanda es más barato. Pero aunque en el futuro la línea divisoria siga siendo invisible, esa libertad de movimiento se verá reducida por los controles, y todo será más complicado. Si nuestros productos van a estar sujetos a las tarifas y regulaciones de Bruselas, me pregunto si no tendrá más sentido dar por completo el salto”.

Las posiciones sobre la reunificación no son uniformes en el lado católico y en el protestante, hay nacionalistas que prefieren el statu quo, y unionistas tan enfadados con Johnson y el Brexit que no harían ascos al pasaporte irlandés. Y además la decisión no sería sólo suya, sino de los ciudadanos de la República, no todos los cuales querrían asumir el peso económico de “adoptar” a los seis condados del Norte que Michael Collins accedió dar a los ingleses a cambio de la independencia.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa, Unidad irlandesa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s