Muere John Hume, uno de los promotores del proceso de paz en Irlanda del Norte

Si hoy en Irlanda de Norte no hay un conflicto armado con centenares de víctimas mortales cada año es gracias al esfuerzo que algunos hicieron en favor de una salida dialogada. Una de esas figuras imprescindibles fue John Hume, que hoy ha fallecido. Sus reuniones, primero clandestinas, con el líder del Sinn Féin Gerry Adams, abrieron paso a un proceso de paz en el que la política sustituyó por fin a la violencia. El acuerdo Hume-Adams fue el primer paso hacia la paz. Luego vendrían otros pasos en una coreografía que permitió llegar a un gobierno compartido entre antiguos enemigos. Hablar y alcanzar acuerdos con quien piensa diferente es la base de la democracia y de la resolución civilizada de conflictos. Irlanda del Norte ya no es un miniestado unionista y supremacista protestante. Ahora ya no hay ciudadanos de segunda y su futuro constitucional será el que decidan sus ciudadanos en referéndum. Gracias, entre otros muchos, a John Hume.

John Hume

El político norirlandés John Hume, que ganó el premio Nobel de la Paz por ser uno de los arquitectos clave del proceso que puso fin a la violencia en Irlanda del Norte, ha muerto este lunes a los 83 años de edad debido a “una breve enfermedad”, según informan las agencias. Hume, que padecía demencia, estaba ingresado en un centro de ancianos en la ciudad de Derry, la segunda en población de Irlanda del Norte. “Estamos profundamente entristecidos de anunciar que John falleció en paz a primeras horas de hoy después de una corta enfermedad”, señaló un comunicado de la familia.

El exlíder del Partido Socialdemócrata Laborista (SDLP), nacionalista moderado, fue galardonado con el prestigioso Premio Nobel de la Paz en 1998 por su esfuerzos para conseguir una solución pacífica al conflicto de Irlanda del Norte mediante el acuerdo de paz de Viernes Santo sellado ese mismo año. Compartió el galardón con el exlíder del Partido Unionista del Ulster David Trimble.

“La muerte de John Hume representa la pérdida de la figura política más importante y consecuente de Irlanda del siglo XX”, lamentó el líder del SDLP, Colum Eastwood, en un comunicado. “Este es un momento histórico en esta isla, pero sobre todo es un momento de profunda, profunda tristeza”, agregó.

El acuerdo del Viernes Santo puso fin a treinta años de violencia sectaria entre los paramilitares lealistas (protestantes, probritánicos)  y los republicanos del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

Sus esfuerzos permitieron acercar y superar las divisiones entre católicos (nacionalistas irlandeses) y protestantes (unionistas partidarios de preservar los lazos con el Reino Unido). Hume mantuvo conversaciones con el partido nacionalista Sinn Féin que derivaron en un eventual alto el fuego por parte del IRA en 1994, escenario que permitió llegar al acuerdo de paz definitivo de un conflicto que costó 3.500 vidas.

Tras conocerse la noticia, el exprimer ministro británico laborista Tony Blair, en el poder cuando se firmó el histórico acuerdo de paz, calificó los esfuerzos de Hume de épicos. “John Hume fue un titán político, un visionario que se negó a creer que el futuro tenía que ser el mismo del pasado. Su contribución a la paz en Irlanda del Norte fue épica y con razón será recordado por ello”, resaltó Blair, cuya llegada al poder en mayo de 1997 aceleró el proceso de paz en la provincia. El antiguo líder laborista dijo sentirse afortunado de haber trabajado con Hume en el acuerdo del Viernes Santo. “Él influyó mis políticas de muchas maneras, pero su creencia en trabajar ante las diferencias para encontrar un compromiso (es algo que) me acompañará siempre”, agregó.

Por su parte, el ex primer ministro conservador John Major, predecesor de Blair en el Gobierno, dijo hoy que Hume estaba comprometido con la paz durante gran parte de su vida. “Pocos otros (políticos) invirtieron tanto tiempo y energía en esta búsqueda y pocos buscaron cambiar unas actitudes enquistadas con tanta determinación”, agregó Major. ”Las comunidades -dijo Major- que quedaron transformadas en vecindarios pacíficos pueden rendirle tributo a uno de sus más fervientes guerreros de la paz”.

El presidente irlandés, Michael D. Higgins, resaltó, por su parte, que Hume transformó y remodeló la política en Irlanda, y destacó su valentía personal y su liderazgo en Irlanda del Norte.

Esta entrada fue publicada en Proceso de paz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s