Crisis política en Irlanda por incumplir la prevención ante la covid

Dara Calleary

Dara Calleary

El primer ministro irlandés, Micheal Martin, se ha visto forzado a convocar al Parlamento tras un escándalo político relacionado con el coronavirus, Se intenta frenar así la crisis política provocada esta semana en la República de Irlanda tras haberse conocido la celebración de una cena de gala que violaba todas las restricciones sanitarias vinculadas a la pandemia de coronavirus. La cena, que se celebró el miércoles por la noche con motivo del 50º aniversario del Oireachtas Golf Society (club de golf parlamentario) con 82 invitados, ya ha provocado la dimisión del

Phil Hogan

Phil Hogan

ministro de Agricultura, Dara Calleary (de Fianna Fáil), y del vicepresidente del Senado, Jerry Buttimer (de Fine Gael). Martin y su viceprimer ministro Leo Varadkar, líder de Fine Gael, también han pedido al comisario de Comercio de la UE, el irlandés Phil Hogan (de FG), que considere la renuncia al cargo, aunque este se ha limitado a pedir disculpas sin anunciar su dimisión. [Actualización 27/08/20: Hogan ha dimitido por fin tras múltiples presiones del propio Gobierno tripartito FF-FG-GP]. El evento ha dañado la credibilidad del Gobierno en la lucha contra el virus en un momento en que las infecciones están aumentando. La cena también ha indignado a los irlandeses que no pudieron asistir a los funerales o tuvieron que cancelar vacaciones o bodas debido a las nuevas restricciones.

Esta controvertida cena de gala tuvo lugar al día siguiente de que las autoridades decidieran endurecer las restricciones a las reuniones, prohibiendo las reuniones de más de seis personas en interiores. La policía irlandesa anunció el viernes la apertura de una investigación sobre “violaciones” de la ley.

La líder de la oposición y presidenta del Sinn Féin, Mary Lou McDonald, criticó al gobierno, que en apenas 54 días se presenta “cada vez más caótico, confuso, sin rumbo”. Por ello ha reclamado que se acaben ya las vacaciones parlamentarias y que la Dáil (cámara baja) sea convocada de forma inmediata con el objetivo de que el Gobierno asuma su responsabilidad de rendir cuentas: “El retorno de la Dáil es un cuestión de urgencia”.

El comisario Phil Hogan, que fue ministro de Medio Ambiente de 2011 a 2014, reconoció haber asistido a la velada “sobre la base de del entendimiento de que los organizadores y el hotel en cuestión habían asegurado que respetarían las instrucciones del Gobierno”. Más tarde emitió un comunicado para disculparse, según RTÉ. Pero “las disculpas del comisario llegan tarde y (…) todavía tiene que relatar en detalle y explicar sus acciones”, dijo el portavoz del Primer Ministro. Martin y Varadkar “creen que el evento nunca debería haber tenido lugar”, según él.

Además de figuras gubernamentales y parlamentarias, entre los comensales de la polémica cena se encontraban la estrella de los medios de comunicación Sean O’Rourke y el juez del Tribunal Supremo, Seamus Woulfe, a quien también se le pide que renuncie. Muchos de los que asistieron afirmaron que se les había asegurado que el evento cumplía con la normativa.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s