“La trata de esclavos irlandeses: Los olvidados esclavos blancos”

Estos días me he encontrado con un artículo muy interesante que pedía a gritos ser publicado en Innisfree. Pero sé que tras él existe una polémica historiográfica de la que no me quiero abstraer. ¿Podemos hablar de esclavos irlandeses en la América colonial? ¿Consideraban los protestantes anglosajones blancos a los irlandeses como una raza inferior? Más allá del debate terminológico sobre el uso de la palabra “esclavitud” para los irlandeses trasladados forzosamente a trabajar a América, la realidad que se describe en este artículo es espeluznante. Mañana publicaré otro artículo que rebate lo que considera el mito de los “esclavos blancos”. La polémica está servida.

La trata de esclavos irlandeses: Los olvidados esclavos blancos

John Martin. Center for Research and Globalization, de Montreal, 2008.

Llegaron como esclavos: carga humana transportada en barcos británicos con destino a las Américas. Fueron enviados por cientos de miles, incluidos hombres, mujeres e incluso niños pequeños.

Siempre que se rebelaban o desobedecían una orden eran castigados de la forma más dura. Los dueños de esclavos colgaban a su propiedad humana por las manos y ponían sus manos o pies en el fuego como forma de castigo. Algunos fueron quemados vivos y colocaron sus cabezas en picas en la plaza del mercado como una advertencia para otros cautivos.

La verdad es que no tenemos que recorrer todos los detalles sangrientos. Conocemos demasiado bien las atrocidades cometidas en la trata de esclavos africanos.

¿Pero estamos hablando de la esclavitud africana? El rey Jacobo VI y Carlos I también impulsaron un esfuerzo continuado para esclavizar a los irlandeses. El británico Oliver Cromwell fomentó esta práctica de deshumanizar al vecino de lado.

El comercio de esclavos irlandeses comenzó cuando Jacobo VI vendió 30.000 prisioneros irlandeses como esclavos al Nuevo Mundo. Su Proclamación de 1625 requirió enviar presos políticos irlandeses al extranjero y los vendió a los colonos ingleses en las Indias Occidentales.

A mediados del siglo XVII, los irlandeses fueron los principales esclavos vendidos a Antigua y Montserrat. En ese momento, el 70% de la población total de Montserrat eran esclavos irlandeses.

Irlanda se convirtió rápidamente en la mayor fuente de ganado humano para los comerciantes ingleses. La mayoría de los primeros esclavos al Nuevo Mundo eran en realidad blancos.

De 1641 a 1652, más de 500.000 irlandeses fueron asesinados por los ingleses y otros 300.000 fueron vendidos como esclavos. La población de Irlanda cayó desde alrededor de 1.500.000 a 600.000 en una sola década.

Las familias fueron destrozadas pues los británicos no permitieron a los padres irlandeses llevar con ellos a sus esposas e hijos a través del Atlántico. Esto dejó a una población indefensa de mujeres y niños sin hogar. La solución de Gran Bretaña fue subastarlos también.

Durante la década de 1650, más de 100.000 niños irlandeses entre los 10 y 14 años fueron quitados a sus padres y vendidos como esclavos en las Indias Occidentales, en Virginia y Nueva Inglaterra. En esta década, 52.000 irlandeses (en su mayoría mujeres y niños) fueron vendidos a Barbados y Virginia.

Otros 30.000 hombres y mujeres irlandeses también fueron transportados y vendidos al mejor postor. En 1656, Cromwell ordenó que 2.000 niños irlandeses fueran llevados a Jamaica y vendidos como esclavos de los colonos ingleses.

Muchas personas hoy en día evitan llamar a los esclavos irlandeses lo que realmente eran: Esclavos. Ellos acudirán a términos como “sirvientes” para describir lo que les ocurrió a los irlandeses. Sin embargo, en la mayoría de los casos a partir de los siglos XVII y XVIII, los esclavos irlandeses no eran más que ganado humano.

A modo de ejemplo, el comercio de esclavos africanos apenas estaba comenzando durante este mismo período. Queda constancia de que los esclavos africanos, no contaminados con la mancha de la odiada teología católica y más caros para ser comprados, se tratan a menudo mucho mejor que sus homólogos irlandeses.

Los esclavos africanos eran muy caros a finales del siglo XVII (50 libras esterlinas). Los esclavos irlandeses resultaban baratos (no más de 5 libras esterlinas). Si un plantador azotaba, marcaba o golpeaba a un esclavo irlandés hasta la muerte, nunca era un crimen. Una muerte era un revés monetario, pero mucho más barato que matar a un africano más caro.

Los patrones ingleses rápidamente comenzaron a criar las mujeres irlandesas, tanto para su propio placer personal como para un mayor beneficio. Los hijos de los esclavos eran a su vez esclavos, lo que incrementaba el tamaño de la fuerza de trabajo gratuita del amo.

Incluso si una mujer irlandesa obtenía de alguna manera su libertad, sus hijos seguirían siendo esclavos de su amo. Por lo tanto, las madres irlandesas, aunque encontraran esa nueva emancipación, rara vez abandonaban a sus hijos y se mantenían en la servidumbre.

Con el tiempo, los ingleses pensaron en una mejor forma de utilizar estas mujeres para aumentar su cuota de mercado: Los colonos comenzaron a criar mujeres y niñas irlandesas (muchas de solo 12 años) con los hombres africanos para producir esclavos con una tez clara. Estos nuevos esclavos “mulatos” lograron un precio más alto que el ganado irlandés y, del mismo modo, permitían a los colonos ahorrar dinero en lugar de comprar nuevos esclavos africanos.

Esta práctica de cría mestiza entre mujeres irlandesas y hombres africanos se prolongó durante varias décadas y estaba tan extendida que, en 1681, se aprobó una ley que “prohíbe la práctica de apareamiento de esclavas irlandesas con esclavos africanos con el fin de producir esclavos para la venta”. En pocas palabras, se detuvo sólo porque interfería con los beneficios de una gran empresa de transporte de esclavos.

Inglaterra continuó embarcando decenas de miles de esclavos irlandeses durante más de un siglo. Los registros indican que, después de la rebelión irlandesa de 1798, miles de esclavos irlandeses fueron vendidos en América y Australia. Hubo abusos horribles tanto de cautivos africanos como de irlandeses. Un barco británico incluso se deshizo de 1.302 esclavos en el Océano Atlántico para que la tripulación tuviera suficiente comida.

No hay duda de que los irlandeses experimentaron los horrores de la esclavitud tanto (si no más, en el siglo XVII) como los africanos. También hay pocas dudas de que esos rostros marrones y bronceados de los que eres testigo en tus viajes a las Indias Occidentales son muy probablemente una combinación de ascendientes africanos e irlandeses.

En 1839, Gran Bretaña decidió finalmente poner fin a su participación en la autopista de Satanás al infierno y se detuvo el transporte de esclavos. Mientras que su decisión no impidió a los piratas hacer lo que desearan, la nueva ley concluyó lentamente este capítulo de la miseria irlandesa.

Pero si alguien, negro o blanco, cree que la esclavitud era solo una experiencia africana, está completamente equivocado. La esclavitud irlandesa es un asunto digno de recordar, de no borrar de nuestras memorias.

Pero ¿por qué rara vez se discute? ¿Los recuerdos de cientos de miles de víctimas irlandesas no merecen más que una mención de un escritor desconocido?

¿O su historia, como sus amos ingleses pretendían, ha desaparecido por completo, como si nunca hubiera sucedido?

Ninguna de las víctimas irlandesas regresó nunca a su tierra natal para describir su terrible experiencia. Estos son los esclavos perdidos; los que el tiempo y los libros de historia convenientemente sesgada olvidaron.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Historia de Irlanda. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s