Medio año de convivencia Paisley-McGuinness

Se acaban de cumplir seis meses del Ejecutivo de poder compartido que gobierna Irlanda del Norte. Un acontecimiento como éste, en el que antiguos enemigos se sientan a trabajar juntos por el bien de la comunidad, es la prueba más palpable de que la política es magia y que puede ser el mejor instrumento para resolver los problemas. Por muy complejos y dolorosos que resulten esos conflictos.

Ian Paisley y Martin McGuinness (8 de mayo de 2007)

Sin duda la imagen de esta nueva etapa es la de las dos personas que encabezan ese gobierno riéndose a mandíbula batiente. Buena señal. Y es que una de las claves de este medio año de autogobierno pasa por las excelentes relaciones que mantienen el Primer Ministro, reverendo protestante y furibundo antipapista Ian Paisley, y el Viceprimer Ministro, el ex comandante del IRA Martin McGuinness.

Son las mismas personas que no habían cruzado una palabra durante todo el proceso de paz, que recelaban la una de la otra o que se dedicaban lindezas acompañadas de los adjetivos “sectario” y “terrorista”. Ahora se los conoce como “Los Hermanos Risitas” (“The Chuckle Brothers”), en referencia a la naturalidad con la que Paisley y McGuinness se presentan en público, relajados y, a menudo, incluso bromeando.

Este verano en Belfast, durante la presentación de un libro, le preguntaron a Gerry Adams cómo podía llevarse tan bien Martin McGuinness con Ian Paisley, que había sido la bestia negra del republicanismo durante más de treinta años. Tras bromear con lo que le ponían al té en Stormont, Adams sugirió que le trasladaran la pregunta al propio Martin. Y eso ha hecho ahora una emisora de radio de la capital norirlandesa.

McGuinness, “número dos” del Sinn Féin, asegura que disfruta de una relación laboral “cordial y civilizada” con el líder del mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP), lo cual -reconoce- ha confundido a muchos observadores. “Siempre pensé durante mi carrera política que Ian Paisley era una persona muy amargada, dura y solamente interesada en imponer su opinión política. No sé qué pensaba él de mí, pero probablemente tenía una impresión tan pobre de mí como yo de él”, ha declarado McGuinness.

Al contrario, matiza el republicano, la gestión de los Seis Condados (el Norte de Irlanda) en la Oficina del Primer y del Viceprimer Ministros se aborda de manera “civilizada y cordial”, a pesar de que cada uno mantiene firmes sus ideales políticos. “Yo sé de dónde viene él y él sabe de dónde vengo yo: su lealtad hacia lo que él llama el Reino Unido y mi lealtad hacia la República de Irlanda”, advierte McGuinness. “Pero este año lo ha cambiado todo. Ha habido una transformación de la situación política y aquí estamos, él y yo, trabajando juntos”.

Ese nuevo contexto, a su juicio, es terreno abonado para que la opinión sobre otro individuo cambie radicalmente. “Cuando conocí a Ian Paisley, no vi al Ian Paisley amargado y duro que veía antes. No sé qué dirá él de mí en sus conversaciones privadas, pero puedo decir sin equivocarme que en los últimos seis meses no hemos intercambiado ni un grito”, asegura McGuinness.

Reconoce no obstante que será difícil que veraneen juntos o cenen con sus respectivas familias en Navidad, pero “esos son detalles menores”. “Lo que importa -insiste- es el valor que le damos al trabajo que estamos haciendo y no hay duda alguna de que ambos lo valoramos enormemente”. Un ejemplo, según McGuinness, para quienes quieran abordar un proceso de reconciliación y superación de conflictos.

Esta entrada fue publicada en Proceso de paz. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Medio año de convivencia Paisley-McGuinness

  1. Teamhair dijo:

    Gracias por invitarme a conocer este magnifico blog….. realmente es fantástico.Desde hoy, cuenta con una lectora mas.

    Viendo este trabajo….tu opinión favorable sobre mi blog…sinceramente me anima mucho.

    Gracias muchas gracias por visitar mi pequeña aportación a nuestra querida Irlanda.

    Un Beso

    Slán

  2. Alejandro dijo:

    a chara

    Buenas Innis Free, la verdad es que me parece inceible, y doy gracias a Dios por el medio año de paz en Irlanda del Norte.
    No obstante vengo a reclamarte un post que me prometiste jejeje, que era en el que ibas a hablar de la Iglesia irlandesa en los troubles jejeje. Estoy seguro que lo cumpliras.

    Slán

  3. Pingback: Mi tributo a Martin McGuinness | Innisfree

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s