¡Vota Bloom! (el discurso electoral del Bloomsday)

sennorrismolliesYa que estamos en campaña electoral, rescatemos una escena del Ulises que leímos el jueves en el Bloomsday celebrado en Zaragozaen la que Leopold Bloom pronuncia su discurso electoral más vehemente. En el capítulo titulado “Circe”, un episodio fantástico y surrealista ambientado en un burdel, James Joyce nos da acceso no ya al pensamiento de los personajes, sino a su subconsciente. Bloom se imagina a sí mismo como el nuevo Mesías, llamado a fundar la ciudad de Bloomusalem, según su ideario. Se trata de una visión utópica en la que combina tintes humanitarios y reformistas con una agenda socialista y una redefinición del concepto de nación:

«Mis amados súbditos, una nueva era está a punto de despuntar. […] Sí, palabra de Bloom, muy pronto habréis de entrar en la ciudad dorada del mañana, en la nueva Bloomusalén. […] Yo defiendo la reforma de la moralidad municipal y los diez mandamientos. Nuevos mundos en lugar de los viejos. La unión de todos, judíos, musulmanes y gentiles. Tres acres y una vaca para todos los hijos de Dios. Coches fúnebres modelo berlina. Trabajo manual obligatorio para todos. Todos los parques abiertos al público día y noche. Lavaplatos eléctricos. La tuberculosis, la demencia, la guerra y la mendicidad deben ser erradicadas inmediatamente. Amnistía general, carnaval semanal con licencia para enmascararse, gratificaciones para todos, el esperanto como lengua universal para la hermandad universal. No más patriotismo de políticos de taberna ni de impostores hidrópicos. Dinero libre, alquiler libre, amor libre y una iglesia laica libre en un estado laico libre.»

Y aquí, el original que escribió Joyce:

«My beloved subjects, a new era is about to dawn. […] Yea, on the word of a Bloom, ye shall ere long enter into the golden city which is to be, the new Bloomusalem […] I stand for the reform of municipal morals and the plain ten commandments. New worlds for old. Union of all, jew, moslem and gentile. Three acres and a cow for all children of nature. Saloon motor hearses. Compulsory manual labour for all. All parks open to the public day and night. Electric dishscrubbers. Tuberculosis, lunacy, war and mendicancy must now cease. General amnesty, weekly carnival with masked licence, bonuses for all, esperanto the universal language with universal brotherhood. No more patriotism of barspongers and dropsical impostors. Free money, free rent, free love and a free lay church in a free lay state.»

 

Esta entrada fue publicada en Bloomsday. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s