El DUP se hunde en las encuestas, dejando al SF como fuerza más votada en Irlanda del Norte

Encuesta NI enero 2021

La resolución del Brexit, que ha situado la frontera de la UE no en medio de la isla de Irlanda (como ha estado desde la Partición de hace un siglo hasta el mercado único europeo), sino entre Irlanda y Gran Bretaña, ha dejado al Partido Democrático Unionista (DUP) en una posición delicada. De hecho, el malestar entre la población unionista (protestante, probritánica) estaría detrás de las pintadas amenazantes contra los trabajadores de la aduana que han obligado al gobierno norirlandés a suspender los controles aduaneros en los puertos de Belfast y Larne. Y las encuestas electorales empiezan a medir ese desgaste.

Una encuesta de LucidTalk para el Belfast Telegraph publicada ayer apunta a que el DUP de la primera ministra Arlene Foster, actual partido mayoritario, podría caer hasta el 19%, su nivel más bajo en dos décadas, dejando la primera plaza a disposición del Sinn Féin de la viceprimera ministra Michelle O’Neill, que con un 24% de los votos podría encabezar el gobierno autónomo de Irlanda del Norte en unos próximos comicios. Sin duda, sería un acontecimiento histórico. Recordemos que el SF se quedó en las elecciones del 2 de marzo de 2017 a solo ¡dos décimas! y a un escaño de arrebatarle la victoria al DUP.

La polémica creada entre la comunidad unionista (protestante) por la nueva frontera instaurada en el Mar de Irlanda está por tanto pasando factura al DUP, cuyos votantes más descontentos estarían apostando por el voto ultra de TUV (Voz Tradicionalista Unionista) de Jim Allister, que podría incrementar su resultado en cuatro puntos (desde una encuesta anterior) hasta alcanzar el 10%.

El significativo retroceso del DUP no solo le castigaría perdiendo el primer puesto en favor de su viejo enemigo, el Sinn Féin, antiguo brazo político del inactivo IRA, con quien está obligado a gobernar a causa de los acuerdos de paz. También podría perder la segunda plaza, que se la disputa el partido de la Alianza (centrista, intercomunitario), al que la encuesta pronostica un 18% de votos, dos puntos más que en un sondeo anterior.

Podemos concluir que el Brexit estaría suponiendo un auténtico terremoto para el sistema político norirlandés resultante del proceso de paz: por primera vez la división del voto unionista podría entregar la jefatura del gobierno a un partido nacionalista irlandés, al mismo tiempo que un partido no sectario (Alliance) podría romper el bipartidismo existente heredero del conflicto entre dos comunidades (la unionista/protestante y la nacionalista/católica). Seguiremos informando.

Esta entrada fue publicada en Política irlandesa, Proceso de paz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s